nación

Luis Carlos Sarmiento Angulo habla por primera vez de la tragedia del puente Chirajara

“La nación no tiene que pagar un peso de eso”, le dijo el empresario en ese entonces al presidente Juan Manuel Santos.


El 15 de junio de 2018 se desplomó del puente Chirajara en la autopista al Llano, una parte de la Ruta Nacional 40 de Colombia, que conecta a las ciudades de Bogotá y Villavicencio. Se trató de una tragedia que dejó un saldo de nueve fallecidos, cerca de una decena de heridos y millonarias pérdidas materiales.

Con lo ocurrido, uno de los personajes que saltó a la luz pública por el hecho fue el empresario Luis Carlos Sarmiento Angulo, a quien algunos quisieron responsabilizar de lo sucedido.

Al respecto, en entrevista exclusiva con SEMANA, el empresario explicó que “en el contrato de construcción de la carretera a Villavicencio nosotros nos comprometimos a ejecutar la obra, y a obtener el financiamiento, y teníamos libertad absoluta para subcontratar. Además, eso es lo usual en estos contratos porque, como son muchas obras, si se condicionara a que una sola compañía con sus propios recursos tenía que hacer el total de las obras, pues se iba a demorar muchísimo tiempo. Por otra parte, se reparte trabajo. Uno consigue ese trabajo y les da trabajo a otros ingenieros. Ese es el caso del puente de Chirajara”.

Sobre el momento en el que recibió la devastadora noticia, Sarmiento Angulo afirmó que se encontraba en la misa del entierro de una persona amiga, en la iglesia de San Ignacio, y llegó uno de los escoltas a decirle que lo necesitaban en la entrada, “y yo dije: ¿qué pasó? Salí, estaba el director de construcciones de la compañía y me dijo de una: ´Mire, ocurrió una tragedia, se derrumbó el puente de Chirajara´”, relató.

Yo acababa de estar allá en esa obra visitándola. Yo visito las obras cuando puedo. ¿Qué pasó? Esa obra la habíamos contratado con una firma de ingeniería de Antioquia, que ya nos había construido otros puentes. No era el primer puente que les contratábamos, ni era una firma sin experiencia ni mucho menos. Fácilmente, nos había construido 20 o 30 puentes. No de semejante envergadura, ese puente es muy difícil, muy importante; actualmente lo estamos construyendo nosotros directamente. Ya no lo subcontratamos. Lo estamos haciendo…”, agregó.

Señaló que la firma en mención, a la vez, contrató los diseños, mientras que la financiación corría por su cuenta. “Es decir, a nosotros la nación nos pagaba según el plan de pagos convenido, pero al contratista teníamos que pagarle quincenalmente. Eso lo financiábamos nosotros, lo pagábamos nosotros. Los diseños de los puentes son delicados, requieren bastante estudio y gente muy especializada. Los contrató con la misma persona que le había diseñado esos otros puentes y era el profesor de puentes de una Facultad de Ingeniería de una universidad en Medellín. Después de que ya pasó todo esto, pasan las sorpresas, empiezan los análisis, las investigaciones, van todas las autoridades. Llegaron la Fiscalía, la Procuraduría, la Contraloría, todo el mundo, cercaron la zona, no nos dejaban acercar. Así son los procesos. Es parte de nuestro sistema anacrónico que en realidad hace que la justicia sea más demorada. Le puedo decir que este señor falló en los diseños”, continuó diciendo.

Respecto a los diseños, el banquero colombiano afirmó que el encargado de esta labor “se equivocó, hizo un diseño mal hecho. Tenía un error en un diseño de un nudo, donde se encuentran dos vigas o una viga con una columna. Y en ese nudo se concentraba un volumen de esfuerzos gigantesco. No lo calcularon adecuadamente. En el proceso se contrataron cinco técnicos para que dijeran la causa del siniestro. Sobre eso no hay duda ninguna. Y se cayó por eso. Y entonces, pues una gran tragedia. Nosotros pudimos entrar a reconstruir ese puente tres años después. ¡Tres años después! No se imagina la burocracia y la tramitomanía de esto”, dijo.

De acuerdo con Sarmiento Angulo, cuando el puente Chirajara se cayó, lo único que hizo fue llamar al presidente, quien para ese entonces era Juan Manuel Santos. “Le dije: ´Mira, Juan Manuel, yo llamo a decirte lo siguiente. Me acaban de informar que se cayó este puente, aún no tengo idea por qué, tengo que ir, tengo que revisar planos, tengo que informarme, no quiero comprometerme en nada graciosamente sin tener en qué soportarlo. Te llamo para una sola cosa. Sea cual sea la causa por la que se cayó ese puente, yo soy el responsable de la compañía contratista. Por lo tanto, el 100 % de ese siniestro, te lo informo oficialmente, y te lo voy a poner por carta, será por cuenta nuestra. La nación no tiene que pagar un peso de eso. Ese es un daño que nos corresponde a nosotros, nosotros lo pagaremos´. Y así lo he hecho”, relató.

El empresario explicó que fue necesario cambiar el diseño, porque tocó mover el puente “un poquito a otro sitio”. De hecho, en este momento están en la construcción de las nuevas pilas. Se trata de una estructura que “tiene casi 445 metros de largo y tendrá tres luces iguales de 148 metros cada una”. El banquero afirmó que prevén que la terminación del nuevo puente se dé en “año y medio”.