política exterior

Marta Lucía Ramírez calificó como “inaceptable” reactivar relaciones con Maduro desde el Congreso

La vicepresidenta y canciller aclaró que el presidente Iván Duque es el único constitucionalmente avalado para manejar las relaciones internaciones en Colombia.


Sobre la iniciativa que salió desde el Senado de adelantar acercamientos que permitan la reactivación de las relaciones entre Colombia y Venezuela, se conoció una fuerte respuesta de la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, al señalar que el hecho es “inaceptable”.

Así mismo, la funcionaria envió un claro mensaje al Congreso, en el cual le recordó que el único avalado constitucionalmente para manejar las relaciones diplomáticas internaciones de Colombia es el presidente de la República, Iván Duque.

“Es totalmente inaceptable, inclusive el presidente Duque ya respondió con toda la claridad y es que la política internacional del país, tal como lo dispone la constitución colombiana, la dirige el jefe de Estado y se ejecuta a través de la Cancillería”, sostuvo Ramírez.

Y fue más allá: “Es totalmente inaceptable que una célula legislativa pretenda dar un reconocimiento a una entidad de otro país, que no cuenta con el reconocimiento a nivel nacional, sabemos muy bien que este Gobierno ha sido claro en no reconocer esa asamblea que se quiso montar irregularmente por parte del régimen de Maduro”.

Ramírez señaló que muchos países han calificado el régimen de Maduro como una “cruel dictadura” que afecta constantemente los derechos humanos de sus habitantes y advirtió que esa iniciativa de acercamientos fue una equivocación de los senadores que presentaron la proposición y del presidente del legislativo, Juan Diego Gómez, quien después corrigió sus declaraciones.

Esta semana, el Senado en Colombia dio el primer paso para unos acercamientos con el régimen de Maduro, al aprobar por unanimidad una proposición que pretende crear una comisión de parlamentarios de este país y Venezuela en busca de empezar a avanzar en algunas salidas a la crisis diplomática entre ambos países.

“Con fundamento en el preámbulo y los artículos 9 y 226 de la Constitución Política, se propone a la honorable plenaria del Senado la creación de una comisión bilateral entre ambos parlamentos con el propósito de trabajar –de acuerdo con lo previsto en el Artículo 189-2 superior– de manera conjunta en normalización de las relaciones diplomáticas, relaciones comerciales y verificación de las buenas prácticas comerciales entre nuestros países”, trascendió en el documento que lo firman, entre otros, los senadores Jorge Guevara y Yezid García de la Alianza Verde, quienes motivaron la proposición.

senador del Partido Conservador Juan Diego Gómez Jiménez presidente del Senado
Bogota julio 21 del 2021
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
Juan Diego Gómez Jiménez presidente del Senado - Foto: Guillermo Torres Reina /Semana

Además, con esa proposición, el presidente del Senado, Juan Diego Gómez, envió el pasado 19 de octubre una carta a Jorge Rodríguez Gómez, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, donde le remite la proposición y le oficializa el envío del documento aprobado por unanimidad en sesión de la plenaria del Senado.

Posteriormente, se conoció que la misiva fue respondida desde el vecino país. El presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Jesús Rodríguez Gómez, le escribió: “Por medio de la presente me permito informarle que hemos recibido su comunicación donde me remite copia de la proposición 34 del presente año aprobada por unanimidad por el Congreso. En ese sentido, deseo señalar que nos encontramos en plena disposición de iniciar el proceso expresado en dicha propuesta en los tiempos que acordemos para tales efectos. Me despido reiterándole mis muestras de deferencia y consideración”, señaló.

“Se habla de siete puntos de desempleos que se podrían superar si se normalizan las relaciones comerciales y diplomáticas con Venezuela”, argumentó el senador Gómez. “Creo que esto puede ser un avance, un mensaje importante para la canciller Marta Lucía Ramírez y para el propio presidente Iván Duque porque este es un asunto que no tiene ideología política, es un asunto comercial que es de país”.