política

“Me duele mucho lo que está pasando en Bogotá, siento dolor”: Enrique Peñalosa

El exalcalde y hoy precandidato presidencial reveló a SEMANA los sueños que espera cristalizar en Colombia si llega a la presidencia. Le gustaría que su vicepresidenta fuera Dilian Francisca Toro y confesó detalles de su vida poco conocidos.


SEMANA: Para quiénes no lo conocen, ¿quién es usted?

ENRIQUE PEÑALOSA: Soy un enamorado de Colombia, precisamente me encanta ir a las zonas más alejadas de nuestro país. Cuando vuelo sobre las selvas del Pacífico quiero descender en cada uno de esos pequeños poblados sobre los ríos y ver cómo podemos mejorar la vida con internet, servicios públicos, excelente educación, con campos deportivos con pasto sintético iluminados, mejorar la posibilidad de producción. He sido alcalde de Bogotá dos veces, en diferentes épocas, he trabajado con el alma para mejorar la vida de los ciudadanos más pobres. He hecho más de 80 super colegios, construí TransMilenio, contraté el Metro de Bogotá, hice más de 1.500 parques, 170 canchas de fútbol en pasto sintético… Eso es lo que me apasiona. Ese soy yo, saco los perros a pasear, de milagro no estoy lleno de bolsas plásticas para recoger el popó del animal porque mi verdadero oficio no es ser candidato presidencial, sino ser paseador de perros.

SEMANA: Dos alcaldías de Bogotá, ¿qué enseñanza le dejó para gobernar Colombia?

E.P.: Que uno tiene que soñar, ser ambicioso, que las cosas que parecen imposibles son posibles si uno tiene claro a dónde quiere llegar y si tiene gente excelente. Yo trabajo con gente que es mucho mejor que yo, logro hacer equipos, que nos colaboremos los unos a los otros. Yo prefiero el entusiasmo y la colaboración de equipo a la genialidad. Solo se logra lo posible cuando se intenta lo imposible una y otra vez.

SEMANA: Las cifras de sus alcaldías hablan por sí solas, ¿usted cree que los bogotanos son desagradecidos con usted?

E.P.: (Risas) Hay muchos que son muy conscientes de todo lo que hicimos, realmente es casi imposible que un bogotano en sectores populares no se haya beneficiado de todo lo que hicimos. Debe ser que yo me comunico muy mal. Por los grandes logros de la primera Alcaldía, con un éxito arrollador, me volví como el foco de los enemigos políticos que se dedicaron a inventar toda clase de calumnias y de mentiras…

SEMANA: ¿Cuál es la primera decisión que tomaría en caso de llegar a la Casa de Nariño?

E.P.: Lo primero es tener un super equipo de personas y ver cómo atenderemos a los colombianos más necesitados; cómo atenderemos esas regiones Pdet; los municipios donde se está implementando el acuerdo de paz, porque en esas regiones marginadas tenemos que lograr que esos colombianos se sientan integrados a nuestro país; cómo logramos que nuestros jóvenes en los municipios marginados tengan internet; que haya seguridad para que se produzca la inversión que genere empleo; cómo lograr que el Estado colombiano sea el que mande en Colombia y no grupos armados ilegales de ningún tipo.

enrique peñalosa Considera que hoy están en orillas distintas.
Enrique Peñalosa no logró obtener las firmas para su candidatura, pero igual tendrá aval. - Foto: juan carlos sierra - semana

SEMANA: ¿Cómo gobernar ante una crisis por la pandemia?

E.P.: Los colombianos son muy verracos y el país se viene recuperando muy bien. Y eso que hay, desafortunadamente, susto porque muchos colombianos temen que gane Gustavo Petro y los empresarios, los que pueden generar empleo, han estado sacando el dinero de Colombia. Nadie puede obligar a los empresarios a que inviertan en el país y tienen miedo que se vaya a generar un desorden total con tantas promesas locas que hace Gustavo Petro.

SEMANA: ¿Con el uribismo o sin el uribismo en la primera vuelta?

E.P.: Eso lo tendrán que decidir mis compañeros de coalición, pero aquí no estamos en función de odios. Finalmente, como usted dijo, en la primera vuelta, porque se tiene claro que en la segunda vuelta estaremos todos los que creemos en las instituciones, en que es necesario tener empresas privadas, orden, seguridad, finalmente vamos a tener que unirnos, seguramente con los uribistas en segunda vuelta, aquí la pregunta no es si nos unimos o no, sino cuándo.

SEMANA: ¿Cómo derrotar a Petro?

E.P.: Cuando alguien va a pedir un trabajo no escribe en su hoja de vida que hará tal cosa, pone lo que ha hecho. Petro fue alcalde los mismos cuatro años que yo, con el mismo presupuesto. Yo los invito a que comparen, ojalá una universidad seria: ¿quién construyó más colegios? ¿Quién fue el que arregló el centro de Bogotá, el Bronx? ¿Quién hizo más hospitales? ¿Quién contrató el Metro? ¿Quién hizo más parques? Él habla mucho mejor que yo, pero él promete toda clase de mentiras…

SEMANA: ¿Cuáles son las mentiras de Petro que más lo han disgustado?

E.P.: Dice mentiras todo el tiempo. Sobre lo que hizo en Bogotá, por ejemplo, es asombroso. Él dice que dejó el Metro listo, no hizo nada, no lo dejó ni siquiera cercano, nada, para lo único que sirvieron los estudios que él hizo fue para concluir que el Metro que él proponía no se podía hacer porque tenía toda clase de dificultades técnicas y era demasiado caro.

SEMANA: Cambiando de tercio, ¿reestablecería relaciones con Nicolás Maduro?

E.P.: Claro que sí, por supuesto, es absurdo esta política. Uno no tiene relaciones diplomáticas con los amigos. Se necesita es con los que no son amigos.

SEMANA: ¿Quién será su vicepresidenta?

E.P.: Debería ser una mujer, en nuestra coalición hay una mujer formidable que es Dilian Francisca Toro, ahí hay una candidata extraordinaria, una líder, una gerente, una líder aguerrida, yo cada vez aprendo y admiro más a Dilian Francisca Toro, esa capacidad que tiene para escuchar, de gerenciar, de trabajar con la gente. Ella sería una extraordinaria vice.

A Enrique Peñalosa le gustaría que Dilian Francisca Toro fuera su vicepresidenta.
A Enrique Peñalosa le gustaría que Dilian Francisca Toro fuera su vicepresidenta. - Foto: SEMANA

SEMANA: ¿Proceso de paz con el ELN y otros grupos armados?

E.P.: Hasta ahora hemos visto a los señores del ELN cometer delitos atroces, yo era alcalde cuando masacraron a los estudiantes de la Escuela General Santander, jóvenes humildes, en otras ocasiones mataron a otros policías, pero si tuviéramos garantías absolutas de que es un proceso en serio, porque además el ELN es atomizado y no se sabe quién manda, si de verdad tuviéramos suficiente información para tener claro que es posible, es que cada muerte de un colombiano que se pueda evitar, bienvenido.

SEMANA: Confiese: Uribe o Santos, ¿quién fue mejor presidente?

E.P.: Ambos fueron buenos presidentes, ese es un problema personal entre ellos, ambos fueron buenos gobernantes en mi opinión.

SEMANA: ¿Si pierde la presidencia se volvería a lanzar a la Alcaldía de Bogotá?

E.P.: No me volvería a lanzar a la Alcaldía. Lo que sí quiero es ayudar, me duele mucho lo que está pasando en Bogotá, realmente es dolor lo que yo siento.

SEMANA: ¿Quiénes creen que serían excelentes alcaldes a futuro?

E.P.: Miguel Uribe, Carlos Fernando Galán, María Consuelo Araújo, David Luna, Alfonso Prada, Diego Molano.

SEMANA:¿Usted canta?

E.P.: (Risas) Uy no, yo trabajaba como obrero de construcción con unos tapones en los oídos enderezando unas formaletas de metal y tal vez era la única época de mi vida que cantaba porque, como el ruido de la formaleta era tal, nadie podía oírme, pero a veces me gusta cantar rancheras.

SEMANA: ¿Le va mejor bailando?

E.P.: (Risas) Peor, soy un tronco, en ese sentido soy una vergüenza de colombiano, este país de bailarines maravillosos. Mi señora es una bailarina maravillosa e infinitamente paciente.

SEMANA: ¿Su estatura le sirve para qué?

E.P.: Muy útil mi estatura, yo toda mi campaña inicial la hice repartiendo papelitos en los buses, como yo era alto podía hablarle a los pasajeros del bus que iba lleno y echarles un cuento…

SEMANA: El libro que lo ha puesto a pensar…

E.P.: A mí me han encantado los libros de Germán Castro Caycedo sobre Colombia, entre otros, Mi alma se la dejo al diablo. También el Advenimiento de la sociedad posindustrial, de Daniel Bell, ese fue de los libros que más me cambió la vida. Lo mismo que La historia del petróleo, de Daniel Yergin.

SEMANA: ¿Qué carga Peñalosa en su billetera?

E.P.: (Risas) Yo sí tengo billetera, cargo de todo: billetes, mi cédula, hasta el carné de TransMilenio, el seguro de salud, la tarjeta del Sipt, yo sí cojo TransMilenio y camino, no ando con escoltas ni carros blindados.

SEMANA: ¿Usted cree en Dios?

E.P.: Yo sí creo en Dios, le pido que me ayude a hacer lo correcto, le agradezco, agradezco a la vida (Silencio). He logrado, creo, infinitamente más cosas de las que me hubiera imaginado a los 20 años. Disfruto montando bicicleta, tengo una mujer maravillosa, dos hijos maravillosos, las hijas de mi mujer también, amigos del alma. Agradezco a Dios todo eso y le pido que me ayude a hacer lo correcto y hacer lo que él cree que sirve.

SEMANA: Por último, ¿cuál ha sido su mejor tiempo subiendo a Patios en bicicleta?

E.P.: Siempre creo que a esta edad voy a empeorar, pero felizmente me ha ido bien. Yo subo en una cicla de montaña sin choclos, me da susto con los choclos. En estas últimas veces he subido hasta en 31 minutos y 5 segundos, nada que logro bajar a 30.