redes sociales

Mi casa en Tik Tok: La campesina huilense que despertó la solidaridad del mundo para construir su hogar

Sandra Ampudia grabó un video mostrando la precaria vivienda en la que sobrevive con su familia en Campoalegre (Huila) y lo subió a la famosa red social. Hoy el mundo le responde con cientos de donaciones.


“Hola amigos, esta es mi casa, este es mi ranchito. Yo quiero que ustedes me ayuden a compartir para poder hacer mi casa de bloque. Yo quiero trabajar en Tik Tok. Colabórenme, por favor”, es la frase que se le escucha decir en el video a Sandra Milena Ampudia de 43 años, una mujer campesina oriunda del municipio de Campoalegre, en el departamento del Huila.

Con un teléfono celular, Sandra va mostrando su “ranchito”, como lo llama cariñosamente. Paredes y techo compuestos por tejas de zinc, polisombra verde y bolsas de plástico negras son la única estructura con la que cuenta esta vivienda. Allí vive con su esposo y siete hijos en medio de una situación económica y social realmente precaria.

“Estaba acostada un día y veía que mis hijos montaban videos en Tik Tok, entonces vi también que muchas personas subían videos pidiendo ayuda y dije, por qué no hacerlo. Además, cuando llueve, mi casa por dentro parece un río. Los niños se mojan”, relató Sandra a la periodista Carolay Morales de RCN Radio.

Lejos estaba de imaginarse esta humilde mujer, poco interesada en la tecnología o las tendencias de las redes sociales, que su improvisado video tendría tanta acogida y llegaría a tocar corazones en lugares tan lejanos como España, Australia, Asia o el este de Europa.

Miles de colombianos, usuarios frecuentes de Tik Tok, compartieron el video de Sandra e incluso se crearon nuevos videos donde se traducían y se subtitulaban las palabras de la mujer en varios idiomas.

Esto llevó a que el video original alcanzara más de cinco millones de reproducciones y un millón más de “Likes”. Más importante que eso, logró que muchos extranjeros buscaran hacer donativos económicos a Sandra y su familia, lo que ahora representa una verdadera oportunidad para tener su casa anhelada.

“He recibido muchas donaciones de personas que me quieren ayudar a mí y a mi familia. Tengo siete hijos y mi esposo se llama Daniel. Él trabaja en construcción y en mecánica, pero a veces trabajo no hay, y pasamos muchas necesidades. A veces no tenemos ni para el desayuno, pero le ofrezco eso a Dios y él me ha sorprendido con todo esto”, dijo compungida y emocionada.

@sandrailena3

Infinitamente agradecida por quienes he recibido donaciones 🙏❤️

♬ Aesthetic - Xilo

Gracias a las donaciones, esta mujer, oriunda del departamento del Quindío, ha podido comprar ladrillos y cemento para iniciar su proyecto de vivienda. Hasta el momento ella y su esposo han podido levantar las paredes de dos habitaciones y en próximos días adelantará nuevas obras.

Algunos se han preguntado en la red social china acerca de la propiedad del lote donde Sandra está construyendo, ante el temor de que sea desalojada por las autoridades en algún momento del futuro. La mujer explicó que el predio es de propiedad de la familia o al menos están intentando pagarlo.

“Vivimos aquí desde hace 7 años, cuando tuvimos que devolvernos de Venezuela, donde habíamos ido a trabajar, cuando la situación se puso mal allá. Entonces llegamos a Neiva a una casa y luego a mi esposo le fiaron este lote”.

Sandra ha recibido solidaridad, pero también muchas críticas, ya que algunos internautas consideran su cruzada como “ciberlimosna”. La mujer desestimó dichos comentarios. “Yo no me arrepiento de ser pobre, pero la situación a veces se me pone difícil porque mi esposo trabaja pero no alcanza”.

“Aquellos que me critican, diciendo que nosotros no hacemos nada, que no trabajamos, que por qué tenemos tantos hijos, etc. yo les digo que a veces es fácil criticar y no ponerse en los zapatos como nosotros vivimos”, afirmó ofuscada.

La periodista de RCN Radio le preguntó sobre cómo quiere que al final de esta historia se vea su casa. “Con pisos, con baldosas, pañetada y pintada. Aquí va a hacer un portón, allá esta la ventana y de resto, de aquí para allá, va a hacer cuartos. El taller de mi esposo. También quiero hacer unas placas con los nombres de las personas que me han apoyado para hacer mi casa. También quiero pintar mi casa con los colores de Tik Tok, quiero que mi casa tenga pintado el logo tipo grande de Tik Tok. Quiero que sea la casa de Tik Tok”, dijo emocionada mientras recibía una nueva carga de ladrillos.

Todo quedó en video, como casi todos los nuevos eventos de su familia. Una historia de solidaridad en Tik Tok.