Home

Nación

Artículo

Otto Bula
Otto Bula Caso Odebrecht Implicado por sobornos de la empresa basilera Odebrecht Escandalo Odebrecht Bogota 19 diciembre 2017 Foto Daniel Reina Romero Revista Semana - Foto: Daniel Reina

nación

Las supuestas amenazas del fiscal Daniel Hernández al testigo Otto Bula

La Fiscalía reveló los detalles de las amenazas que supuestamente recibió el llamado testigo estrella del caso Odebrecht, el excongresista Otto Bula, del fiscal Daniel Hernández. Este no aceptó cargos.

Dicho por el excongresista Otto Bula, en una declaración ante la Fiscalía y autoridades norteamericanas, el fiscal Daniel Hernández lo intimidó en las instalaciones del búnker de Bogotá, al advertirle que sus declaraciones estaban incomodando a varias personas y funcionarios relacionados con el caso Odebrecht.

El fiscal a cargo de la imputación aseguró que su colega abordó al testigo y excongresista Otto Bula para advertirle que el exfiscal “Néstor Humberto Martínez y el empresario Sarmiento Ángulo” estaban molestos con las declaraciones que venía entregando en el llamado proceso Odebrecht.

Daniel Hernández escuchó la imputación de cargos en su contra por los delitos de prevaricato por omisión y amenazas a testigos, pidió algunas aclaraciones respecto de su participación en los hechos relatados por el fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, quien ahora lo investiga. Hernández, por su parte, no aceptó los cargos.

“Amenazando a Otto Bula al advertirle que Néstor Humberto Martínez y Sarmiento Ángulo, estaban molestos con él por las declaraciones, lo que generó temor a Bula... Se predica del contexto en que fueron referidas las amenazas pues él venía entregando información con el FBI y la misma Fiscalía contra personas que podrían estar vinculadas y tendrían conocimiento pleno (de la corrupción)”, señaló el fiscal a cargo de la imputación de cargos.

La Fiscalía insistió que las advertencias se convirtieron claramente en una amenaza contra Otto Bula, en el contexto en que fueron proferidas y por quién fueron pronunciadas, justamente el fiscal Daniel Hernández en un encuentro casual en las instalaciones del búnker de la Fiscalía el pasado 22 de junio.

Llama la atención que en el pasado, en una declaración jurada ante la justicia, Otto Bula había dado una versión muy diferente. En esta diligencia, Bula aseguró que tenía conocimiento, por parte de Eder Ferracuti, exdirectivo de Odebrecht, que en una junta de Corficolombiana lo habían tratado “lo habían tratado muy mal. Sobre todo a él como presidente de la concesionaria. En otras palabras, le dijeron que se habían robado la plata”, aseguró.

La Fiscalía le preguntó si sabía quiénes estaban presentes en esa reunión, y Otto Bula contestó: “creo que era la junta de Corficolombiana, con los que ellos se reunían para tratar los asuntos de la concesionaria. En pocas palabras, cuando hablo de Corficolombiana, me refiero al grupo Aval de propiedad de Luis Carlos Sarmiento Ángulo y su hijo”.

Bula habla después de que tiene conocimiento de un correo, que envió Gabriel Dumar pidiendo información para presentarla a esa junta. “Entonces los brasileños, con prueba de este correo, les estoy demostrando que recogieron pruebas, puede decirse falsas, para presentárselas a Sarmiento Ángulo en la junta”

“De otra parte, el pasado 22 de junio, Daniel Ricardo Hernández Martínez, en su condición de fiscal adscrito al CTI, habría intimidado, en las instalaciones del Búnker de la Fiscalía en Bogotá, a Otto Nicolás Bula y le reprochó por su intención de querer servir como testigo contra otras personas que estarían vinculadas a las irregularidades desplegadas por Odebrecht”, señaló el ente acusador.

La imputación de cargos en contra del fiscal Daniel Hernández se realizó en el Tribunal de Bogotá y allí un magistrado le preguntó si entendía los cargos endilgados por la Fiscalía, su empleador, a lo que Hernández contestó, sin dudarlo, que rechazaba los señalamientos del ente acusador tras advertir que no fueron claros los hechos jurídicamente relevantes.

La Fiscalía insistió en la responsabilidad que tendría Daniel Hernández en los dos delitos que fueron imputados. En el caso del prevaricato, aseguró el ente acusador, el fiscal omitió de manera “maliciosa” cargar las órdenes de captura en contra de los directivos de Odebrecht, en el sistema de antecedentes y así evitar que salieran del país, con destino a Brasil, donde ignoraron el llamado de la justicia colombiana.

“El 20 de julio de 2017, el funcionario obtuvo de un juez de control de garantías siete órdenes de captura contra presuntos implicados en el entramado de corrupción de Odebrecht, tres de estas contra los ciudadanos brasileños Mauricio Marangoni Marangoni, Eder Paolo Ferracuti y Amilton Hideaki Sendai”, dijo el fiscal a cargo de la imputación de cargos.

La responsabilidad de Hernández se tipifica, según el fiscal, en que dos años después hizo el trámite exigido, esto es, cargar las órdenes de captura, pero cuando los buscados (Mauricio Marangoni Marangoni, Eder Paolo Ferracuti y Amilton Hideaki Senda) estaban fuera de Colombia. Una omisión que se hizo, en criterio de la Fiscalía, de manera consciente y premeditada.