nación

Orden público: dos militares que salieron a una misión siguen desaparecidos en Arauca

La moto en la que se movilizaban los uniformados, fue encontrada tirada en un pastizal.


Una inmensa preocupación invade a la familia de dos suboficiales, quienes se encuentran desaparecidos en el convulsionado departamento de Arauca, donde hay presencia de distintos grupos ilegales armados.

La misteriosa desaparición gira en torno al sargento viceprimero, Joven Rudas Sabogal y al cabo primero, José Ángel Yate Yate. Fuentes militares confirmaron que los uniformados estaban en una misión operacional, en Puerto Jordán, que hace parte del municipio de Arauquita, Arauca.

Aunque el Ejército ha entregado pocos detalles de la situación de Sabogal y Yate, SEMANA conoció, que de los uniformados se ha encontrado la motocicleta en la que se movilizaban.

Desde el momento en el que se conoció que los uniformados no regresaron a su unidad como era rutinario, se comenzaron a barajar las distintas posibilidades sobre su desaparición. Para la inteligencia militar, lo más probable es que el enemigo les haya salido al pasado, llevándoselos mediante intimidaciones y posiblemente a territorio venezolano, dada la cercanía de Arauca con el vecino país.

Ante la gravedad del caso, el Ejército desplegó varios dispositivos para poder saber qué fue lo que ocurrió con los dos suboficiales. “Se adelantan labores de investigación para establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar de lo sucedido. De igual forma, se mantiene comunicación con sus familiares y el acompañamiento permanente”, dijo el Ejército sobre los uniformados.

Preocupación

La preocupación no es solo para los familiares de los militares desaparecidos, sino para el Ejército, responsable de sus vidas. En la zona donde ocurrieron los hechos hacen presencia temidas estructuras criminales, dispuestas a todo para conseguir sus objetivos.

Allí confluyen brazos armados de las disidencias de las Farc como el temido frente décimo, así como estructuras de la guerrilla del ELN. Estas dos agrupaciones sostienen una guerra a muerte por negocios de narcotráfico; se disputan las rutas, los socios y corredores para la venta del alcaloide.

Sus disputas han generado decenas de muertos, confinamientos y desplazamientos. Para contrarrestar su accionar criminal, el Ejército ha diseñado distintas operaciones militares en las que han sido capturados y han muerto varios cabecillas.

Es de anotar, que este año, en comparación con el 2021 se presentó un incremento considerable de uniformados del Ejército, asesinados en medio de actos del servicio.

La estadística señala que entre enero y abril del 2021, el Ministerio de Defensa reportó el homicidio de 19, frente a 32 para el mismo periodo del 2022, es decir, 11 casos más.

Sobre las cifras se informó que en lo corrido del año han sido asesinados 42 uniformados. Las regiones donde más se han presentado atentados contra la fuerza pública han sido Norte de Santander, Nariño y Cauca.

En Norte de Santander se presentó en las últimas horas un ataque en contra del Ejército, que dejó dos soldados profesionales asesinados. Las víctimas fueron identificadas como Fernando Aragonez Nomelin y Carlos Javier Toquica Garzón.

“En las últimas horas, Tropas del Grupo de Caballería Mecanizado N.° 5, en desarrollo de operaciones de control militar de área, en la vereda La Florida, del municipio de Tibú, Norte de Santander; dos de nuestros hombres fueron vilmente asesinados (…) Este ataque habría sido realizado por integrantes del grupo armado organizado ELN, de forma cruel e indiscriminada con arma de fuego. Ocurridos los hechos, los enfermeros de combate les brindaron los primeros auxilios a nuestros hombres, pero pese a los esfuerzos realizados murieron”, reportó el Ejército sobre el hecho.