Home

Nación

Artículo

.
Un nuevo caso de inseguridad ocurrió este viernes en Bogotá, pues el ex ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, denunció que su hijo fue atracado en horas de la tarde. - Foto: Getty Images/iStockphoto

nación

Otro caso de inseguridad en Bogotá: exministro de Agricultura denuncia que su hijo fue atracado

El suceso ocurrió en la calle 80 con carrera 7, en el norte de la capital.

Un nuevo caso de inseguridad ocurrió este viernes en Bogotá, pues el exministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, denunció que su hijo fue atracado en horas de la tarde.

De acuerdo con el relato de Valencia a SEMANA, “tres jóvenes, entre los que estaba mi hijo, venían caminando por la calle 80 con carrera 7 a las 2:30 p. m., quienes acababan de almorzar y se iban para la casa de otro, que queda cerca de la zona”.

“Los siguieron tres tipos, los alcanzaron y les dijeron que ellos eran los que cuidaban esa cuadra, que se encargaban de cuidar a las personas del sector para que no las robaran, que eran sicarios y tenían mucha plata. Incluso, uno les muestra un fajo de billetes, y les dijo: ‘pero igual necesito que me den sus celulares, me den el número de sus cuentas y que sigan las instrucciones porque estamos armados’”, agregó.

“Dos de ellos tenían morrales con sus computadores y celulares, y les quitaron todas sus pertenencias. A mi hijo le pidieron la clave de su cuenta, y le sacaron la plata que tenía en su cuenta de ahorros”, explicó.

Luego les pidieron cruzar al otro costado de la séptima, y no voltear a mirar, “y nos hacen señales de que todo está ok. Después vuelven y les entregamos los celulares”, dijeron. Luego se perdieron.

A las 3 p. m. le sacaron la plata de la cuenta; posteriormente pusimos el denuncio y se revisaron las cámaras de la Policía y del cajero automático”, contó.

De acuerdo con el exministro, afortunadamente ninguna de las víctimas fue atacada físicamente, debido a que siguieron las instrucciones que les impusieron.

Otros casos de inseguridad en la capital

Este viernes, 2 de septiembre, y por tercera vez en menos de 24 horas, la capital del país reportó un nuevo caso de robo a mano armada en contra de los integrantes de un vehículo que esperaban estacionados en una vía mientras el semáforo cambiaba a verde para poder avanzar en su recorrido.

El nuevo atraco a plena luz del día se presentó en la calle 85 con carrera octava, en el barrio La Cabrera, en la localidad de Chapinero, al norte de la capital del país. En las imágenes se ve cómo un delincuente con arma de fuego en mano les apunta a los integrantes del vehículo y en cuestión de segundos les quitó varias de sus pertenencias. El hombre portaba un casco, por lo que muy seguramente huyó del lugar en una moto.

Ante la impotencia, para evitar ser víctimas también, las personas que van detrás en otros vehículos e incluso un trabajador de Enel Codensa que transita a pie por el lugar, tan solo observan lo que ocurre.

La persona que graba el video del momento exacto del atraco, y que al parecer está al interior de su vehículo, trata de alertar a una señora que camina por la zona que “tenga cuidado” y se “aleje”.

Para el vicepresidente del Concejo de Bogotá, el cabildante Humberto ‘Papo’ Amín, la situación de inseguridad en la ciudad se salió de control y no dudó en cuestionar a la alcaldesa por la ola de atracos que viene sufriendo la capital. “Claudia López y Gustavo Petro se burlan de la ciudadanía cuando dicen que Bogotá está a un paso de ser pacífica”, afirmó.

De igual manera, este jueves 1.° de septiembre, en horas de la mañana, un usuario de la red social Twitter registró el momento en que un parrillero de una motocicleta tipo DT se bajó de ella y se dirigió a un automóvil de alta gama con el fin de hurtar las pertenencias de su propietario.

En el video se logra evidenciar cómo este lo amenazó con un arma de fuego y, tras intimidar a los ocupantes del Porsche, el delincuente se llevó, al parecer, un bolso. Seguido de ello, corrió hacia la moto en la que lo esperaba su cómplice sobre el sendero peatonal y allí emprendieron la huida.