Home

Nación

Artículo

 Roy Barreras carga entre pecho y espalda un pasado político camaleónico que lo llevó a nadar en las aguas del uribismo, posteriormente abrazó al santismo y ahora llegó al petrismo.  
Roy Barreras carga entre pecho y espalda un pasado político camaleónico que lo llevó a nadar en las aguas del uribismo, posteriormente abrazó al santismo y ahora llegó al petrismo. - Foto: Marco Diaz

política

¿Populismo? Roy Barreras promete recortar vacaciones del Congreso, pero olvida que ayudó a hundir proyecto en ese sentido

Integrantes del Centro Democrático le recordaron que una iniciativa para reducir el receso legislativo estuvo a punto de ser aprobada, pero que él hizo parte de los ausentistas por los que se hundió por falta de quórum.

El senador Roy Barreras, quien asumiría la presidencia del Congreso desde el próximo 20 de julio, anda muy activo en las redes sociales lanzando varias propuestas, escribiéndole a sus seguidores, peleando con los integrantes del Centro Democrático y haciendo promesas legislativas.

Como en política el pasado no perdona, llama la atención que este sábado el integrante del Pacto Histórico habló de recortar el periodo de vacaciones de los congresistas, que actualmente es de cuatro meses.

A través de su cuenta en Twitter y respondiéndole un mensaje a la senadora María Fernanda Cabal, Barreras anunció que se recortarán las vacaciones de los legisladores y que trabajarán más días a la semana, propuesta que no impulsó cuando fue presidente del Congreso en el periodo 2012-2013.

Sin embargo, llama la atención que el representante a la Cámara del Centro Democrático, Gabriel Santos, lo señaló en su momento como uno de los culpables del hundimiento del proyecto que reducía de cuatro a tres meses las vacaciones de los senadores y representantes.

“Este es el listado de los Senadores que NO asistieron o se ausentaron de la Plenaria el día de ayer para hundir nuestro proyecto que recortaba las vacaciones del Congreso”, dijo Santos el 17 de diciembre de 2021 y Barreras aparece en la lista de los ausentistas que dañaron el quórum.

Pero como en política se cambia tan rápido de opinión, ahora Barreras quiere liderar el tema que ha sido bandera del Centro Democrático y de su compañero de bancada Gustavo Bolívar. Hay quienes dicen en el Congreso que Roy Barreras habitualmente cambia de postura fácilmente y por eso, no es extraño que ahora si esté de acuerdo con el tema.

Toda esta discusión inició porque Barreras anunció que se buscaría un mecanismo similar al del ‘fast track’ que se usó para agilizar las reformas y proyectos relacionados al acuerdo de paz. “Quieren que el Congreso cumpla y trabaje? Pie en el acelerador! Mano firme en el volante! Sincronización y respeto con todos los partidos! Trabajaremos el doble!”, dijo el senador.

Aún no está claro el mecanismo que se usaría porque implementar el mismo modelo relacionado con los temas de paz, requeriría un trámite legislativo que quitaría tiempo en las sesiones. Sin embargo, sí se podría hacer uso de los mecanismos de la Constitución o de la ley 5 de 1992, reglamento del Congreso, para que se trabaje durante más días.

Por esa polémica, María Fernanda Cabal dijo en sus redes sociales que esa propuesta era “un Golpe de Estado. Es la propia dictadura del Régimen”. Por lo que de inmediato, Gustavo Petro, presidente electo de Colombia, le respondió a la senadora del Centro Democrático diciéndole que “nuestro “fast track” es el mensaje de urgencia que todos los presidentes desde 1991 han utilizado para darle más rapidez al trámite de leyes”.

Barreras aprovechó el trino del mandatario electo para aclarar su propuesta inicial que generó tanta polémica. “Así será Presidente! Las urgentes Reformas que el país espera y necesita y que hoy son un mandato popular las sacaremos adelante en estricto pero eficiente uso de las normas de la C91 y la Ley 5a y con la voluntad de todos los partidos que serán los gestores del Cambio!”.

El tema aún no está claro y solo resta que se instale el nuevo Congreso para conocer el mecanismo que se implementará con la finalidad de impulsar la agenda legislativa del gobierno Petro, y saber cómo quedará definido el denominado acuerdo nacional que se está construyendo con base en acuerdos políticos.