reforma tributaria

Primeros ajustes a la reforma tributaria buscan beneficiar a las pequeñas y medianas empresas

La decisión se tomó luego de una reunión entre los ponentes en la que se aprobó una proposición del senador Efraín Cepeda.


El 20 de julio fue radicada la Ley de Inversión Social del Gobierno. El proyecto tiene buen ambiente en el Congreso y, a pesar de que no ha comenzado su discusión en forma, ya se hacen algunos ajustes.

Los ponentes de la iniciativa tuvieron una reunión para discutir lo que llevarán al primer debate en las comisiones tercera y cuarta conjuntas, y hacen algunas modificaciones buscando mejorar el proyecto presentado por el gobierno del presidente Iván Duque.

Una de las modificaciones que se hizo fue ampliar el alcance del Régimen Simple, con el fin de que las micro y pequeñas empresas del país se vean beneficiadas. “Con esta modificación conseguimos mejor flujo de caja para empresarios e impulso a la formalización laboral, dado que los pagos que el empresario realice por concepto de aportes de pensiones de sus trabajadores se descuentan del impuesto o anticipo a pagar del Régimen Simple”, puntualizó el senador del Partido Conservador.

Cepeda detalló que el ajuste que se hizo fue aumentar el tope de 80.000 UVT a 160.000 UVT, es decir el doble, con el fin de que pueda acoger a más mipymes del país y a la par salvar más empleos. “Un mayor número de pequeñas empresas lograrán ingresar a este beneficioso régimen de tributación”, dijo el senador.

Explicó que en la anterior reforma tributaria se había aprobado el Régimen Simple, el cual busca formalizar a las micro y pequeñas empresas del país para que se acojan a unas tasas de tributación diferenciales debido a su capacidad.

“Consideramos que producto de la pandemia hay empresas que tienen un valor de ingreso bruto superior a ese valor que lo están pasando muy mal y que están en unas condiciones delicadas. Varias podrían estar al borde del cierre y por lo tanto, afectar empleos”, justificó Cepeda.

La proposición aprobada contó con el respaldo de varios congresistas y del Gobierno. El ajuste se implementaría desde que se promulgue la ley hasta diciembre de 2023.

La modificación ya ha sido comentada por algunos sectores que insisten en una diferenciación tributaria entre las empresas de menor capacidad con las más grandes, reconociendo que también deben aportar. Este es un reclamo que se ha hecho desde que el proyecto fue radicado por el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo.

La Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi) le reconoció la labor al senador. Dijeron que esperan seguir contando con su apoyo en otras ideas que tienen sobre el proyecto, como que pueda haber una renta diferencial para las mipymes del 33 %. “Es nuestro interés apoyar, sin olvidar que hemos sido afectados grandemente por la pandemia y el paro nacional”, aseguró Acopi.

Se espera que la ponencia del proyecto quede lista esta semana y sea radicada para comenzar su debate. En ese sentido, la iniciativa podría estar siendo citada para ese primer encuentro la próxima semana en una sesión conjunta entre las comisiones tercera y cuarta tanto de Cámara como de Senado, para que pueda ser aprobada y posteriormente cumplir su tránsito en las plenarias.

Uno de los detalles con los que contará el inicio de esa discusión será la ausencia del exsenador Richard Aguilar, quien era coordinador ponente de la iniciativa, pero quien renunció a su curul luego de ser detenido por presuntos hechos de corrupción cuando se desempeñó como gobernador de Santander.