Home

Nación

Artículo

La capital de Antioquia presenta un alto flujo vehicular en época decembrina
Imagen de referencia de carros. - Foto: Getty Images / Bruce Yuanyue Bi

actualidad

Que no le pase: esta es la nueva modalidad con la que están robando vehículos

En lo que va corrido de este año, según los datos de la Policía, se han robado 8.603 automotores en todo el país.

Las autoridades están en alerta por una nueva modalidad de hurto que estarían empleando los delincuentes para robar automotores en Colombia.

La técnica incluye una transformación en los documentos oficiales y no requiere esfuerzos violentos, todo con el propósito de camuflar los vehículos que les arrebatan a los propietarios en las calles.

Los dueños de lo ajeno ya le estarían metiendo la mano a los carros que ni siquiera tienen dueño o que están en proceso de comercialización.

Las denuncias darían cuenta que estarían alterando los números de identificación vehicular, conocidos como VIN. Eso quedó al descubierto cuando una compañía trató de matricular dos automóviles, pero se llevó una lamentable sorpresa.

En medio del trámite, se dio cuenta de que los motores ya habían sido registrados ante la Dirección de Impuestos y Aduanadas Nacionales (Dian) cuando pretendía entrarlo al país, a pesar de que cada uno tiene los dígitos exclusivos.

Esta clave está formada por 17 dígitos que están estandarizados en Colombia y que figuran en varias partes de los automotores. Los primeros revelan la línea empresarial que lo fabricó y después las características de los motores.

Ahora bien, la respuesta que le suministraron los entes es que los números habían sido clonadas antes de ser activadas por los dueños en una jugada que hoy inquieta a los reguladores.

Los delincuentes no tuvieron la necesidad de tomar vías de hecho para cometer la conducta ilegal, tal como ocurre diariamente en las regiones de Colombia cuando llegan al extremo de intimidar con armas de fuego, cuchillos o palancas.

En este caso, tomaron los automotores irregularmente y, tras el hurto, lograron obtener de manera clandestina los dígitos del VIN de otros carros que tuvieran las mismas características: color, marca, tamaño, entre otros elementos importantes.

Luego de presentar las denuncias, se aclaró que los ilegales utilizan una figura que tiene la Dian para adjudicar los vehículos que se adquieren producto de remates, según lo denunció la compañía de transporte.

Los dos carros se matricularon con este documento que, entre tanto, a la vista se podría identificar como un fraude a razón de que no tenían los logos actualizados de la entidad, otros estarían ubicados erróneamente.

Ante todo pronóstico, el registro falsificado se oficializó en una oficina de la capital de Antioquia. En medio del seguimiento de las autoridades, se identificó que uno de los vehículos fue traspasado a una localidad de Boyacá.

Según el Sistema de Información Estadístico, Delincuencial, Contravencional y Operativo de la Policía Nacional, entre el 1 de enero y el 31 de octubre de este año, en todos los municipios de Colombia se reportó el hurto de 8.603 automotores.

Las modalidades que más inquieta son el uso de las armas de fuego, armas blancas, escopolamina y palancas, maniobras a las que recurren los ilegales para intimidar a las víctimas con el objetivo de que les entreguen el volante para adueñarse del carro.

Sin embargo, más del 50 por ciento de las denuncias que se han recibido este año en la institución ponen en evidencia que los dueños de lo ajeno no están utilizando elementos para hurtar los motores: lo hacen con sus propias manos sin herir a nadie.

Mientras que el panorama de las motocicletas es diferente, en el mismo período de estudio, la Policía Nacional confirmó el robo de 30.587 motos en todo el país. La práctica ilegal es la misma: pistolas, cuchillos, escopolamina o llaves maestras.