Tendencias
El representante César Lorduy y el magistrado Alejandro Linares.
El representante César Lorduy y el magistrado Alejandro Linares. - Foto: SEMANA

política

¿Qué pasó con la ley que ayuda a los morosos reportados en las centrales de riesgo?

El presidente Iván Duque no la ha podido sancionar. La Corte Constitucional responde.

El 9 de junio de 2020, el Congreso aprobó en último debate la conocida ‘ley de borrón y cuenta nueva’. Se trata de una amnistía para deudores morosos reportados en centrales de riesgo para que puedan volver a acceder a préstamos y oportunidades comerciales una vez la deuda esté saldada.

Los ciudadanos que se pongan al día con sus obligaciones financieras en los 12 meses posteriores a la sanción de la ley serán retirados de las bases de datos en máximo seis meses.

Sin embargo, esos tiempos no se han podido cumplir porque la norma aún no ha llegado a las manos del presidente Iván Duque, quien tiene que ponerle su firma para que entre a regir. El Gobierno le había dado el visto bueno a la iniciativa desde que se discutió en el Congreso, por lo que se espera que no se presenten mayores problemas en ese último paso.

La ley se encuentra en la Corte Constitucional, en donde ya fue revisada y avalada. Sin embargo, la sentencia aún no ha sido publicada porque se están terminando de hacer ajustes de redacción, entre otros procesos internos del Alto Tribunal. Así se lo explicó la Corte al representante por el Atlántico, César Lorduy, coordinador ponente de la iniciativa.

“La ciudadanía es de mi máximo interés, y mucho más cuando de tener un segunda oportunidad crediticia se trata. Por ello le he escrito a la Corte Constitucional sobre el trámite de la sentencia de habeas data”, aseguró el congresista de Cambio Radical, quien compartió la comunicación emitida por el magistrado Alejandro Linares.

En ella se explica que “los proyectos de fallo pasan por un proceso de ajustes (cambios modificaciones, supresiones y adiciones) al texto inicialmente presentado; como consecuencia del debate de la Sala Plena, se confrontan y cotejan las correcciones efectuadas por todos los magistrados que participaron en la decisión”, según Linares.

A pesar de las explicaciones, llama la atención la demora en algunos procesos del Alto Tribunal. El 25 de agosto se había notificado que la ley fue avalada, pero aún no sale el fallo. Así ha pasado con otros casos como la personería jurídica del Nuevo Liberalismo o la decisión de tumbar la curul de Ángela María Robledo. Todos ya comunicados, pero aún sin conocerse el fallo.

El proyecto de borrón y cuenta nueva viene siendo revisado por la Corte desde hace tiempo. Una vez aprobada la ley en el Congreso, el senador David Barguil, autor de la iniciativa, explicó el 4 de febrero de este año que la Corte había solicitado a la plenaria de la Cámara de Representantes unas actas para continuar con el estudio de la iniciativa y que por eso estaba demorada.

“Pedimos que no se dilate un día más este proceso. ¡Como autor acompaño el clamor de millones de colombianos para que esta ley entre en vigencia ya!”, aseguró el congresista y candidato presidencial del Partido Conservador.

Barguil dijo que cada día que pasa sin que la ley entre en vigencia es un día que los colombianos pierden para recuperar su vida crediticia.