nación

“Recibí machetazos hasta decir ‘no más’”: militar (r) colombiano detenido en Haití dice que fueron engañados

Se trata del sargento (r) Edwin Blanquiset Rodríguez, quien pidió ayuda a la Cancillería de Colombia.


Aún es incierto qué pasará con los 18 militares en retiro colombianos que se encuentran detenidos en Haití, acusados de haber participado en el asesinato del presidente de ese país, Jovenel Moïse. Mientras tanto, desde su centro de reclusión, por primera vez un exsoldado colombiano señalado de participar en ese magnicidio entregó una entrevista a un medio de comunicación.

Se trata del sargento (r) Edwin Blanquiset Rodríguez, quien habló con el periodista Santiago Ángel, integrante de la mesa de La FM que dirige Luis Carlos Vélez. El exsoldado insistió en que fueron engañados y también relató que han sido torturados por las autoridades haitianas.

Además, sostuvo que el Gobierno colombiano los tiene en un total “abandono”, razón por la que hizo un llamado a la Cancillería para que los ayude. De acuerdo con Blanquiset Rodríguez, hay ocasiones en las que duran hasta dos días sin recibir alimentos en la cárcel.

“La mano derecha mía se me está secando, tengo una tuberculosis del estrés ¿será que estamos bien psicológicamente? No recibimos apoyo del Gobierno en cuanto a salud (...) a mí me cogieron un día, a eso de las ocho de la noche, —ya capturado—, estaba la población civil alborotada y el señor director de la Policía de Haití incita a la población civil a que nosotros éramos mercenarios y que teníamos que ser cazados, y esta Policía me tira a la población civil donde recibí machetazos hasta decir ya no más, suplicaba por mi vida; les decía que éramos inocentes y más machete me daban”, relató el exmilitar en exclusiva para La FM.

De acuerdo con Blanquiset Rodríguez, él estaba en Haití prestándole seguridad a un político haitiano, puntualmente al médico Emmanuel Sanon, lejos de la residencia donde fue asesinado el presidente Jovenel Moïse.

Según contó, el día del magnicidio recibió una llamada de uno de sus superiores para que se alistaran porque, supuestamente, un uniformado de la Policía de Haití los recogería para llevar a cabo un acompañamiento a las autoridades de ese país y que ello ya estaba autorizado desde Miami, Estados unidos.

“Llegó el Policía con una camioneta y nos preguntó si nosotros éramos quienes íbamos a realizar el acompañamiento. Nos subimos a una camioneta y nos suben a una casa en una montaña. Al llegar allí habían más policías —de Haití— (...) Nosotros nunca hicimos las cosas solos, nunca planeamos cosas solos, solamente la Policía nos pidió el apoyo de un acompañamiento”, relató el exmilitar.

Además, contó que una vez en esa casa, a los exmilitares colombianos les entregaron armamento delante de la Policía de Haití, quienes supuestamente iban a capturar al presidente Jovenel Moïse.

“Según ellos —la Policía de Haití— tenían una orden de arresto al presidente (...) Iban siendo casi las dos de la mañana cuando descendimos de la montaña en siete vehículos, yo iba en el último; descendimos hacia la casa del presidente para hacer la captura”, aseveró el sargento (r).

Y agregó en La FM: “Antes de llegar a la casa del presidente hay dos núcleos de resistencia de la Policía. Cuando descendimos de la loma a dar la curva yo quedo en la parte de atrás, donde yo analizo y observo que los policías que tenían un carro eran del primer núcleo de resistencia del presidente; cuando dejan a los policías que iban con nosotros, esos uniformados se tiran al piso, a mí se me hizo raro, no ponen resistencia, no hacen alarma. Desde ahí empezó la zozobra mía de decir, ‘bueno, si vamos a capturar al presidente y estos policía por qué se tiran al piso’. No le presté atención, capturaron a esos policías y se fueron’”.