política

Fracking, matrimonio gay, ELN, Venezuela: Rodolfo Hernández da 20 razones por las cuales se diferencia del uribismo

Como respuesta a las más recientes críticas por el apoyo de militantes del Centro Democrático, el ingeniero toma distancia.


Tras la derrota de Federico Gutiérrez, el ingeniero Rodolfo Hernández viene recibiendo el apoyo de militantes del Centro Democrático para la segunda vuelta presidencial, sin embargo, el ingeniero ha procurado distanciarse del uribismo, además del petrismo y de otros sectores considerados como parte de la política tradicional.

En su cuenta oficial de Twitter, Hernández hizo una lista con 20 diferencias que, según él, tiene con la fuerza política liderada por Álvaro Uribe Vélez. Con esto, el candidato busca que sus seguidores “no coman cuento”, haciendo referencia a las críticas en su contra por una supuesta cercanía con el partido del expresidente.

En primer lugar, el ingeniero habló sobre el campo y su reactivación, en busca de autosuficiencia alimentaria.

“En mi gobierno voy a reactivar el campo, dejando atrás las políticas neoliberales y la violencia que nos dejaron en el atraso; acabaron la autosuficiencia alimentaria y obligaron a la gente a desplazarse”, trinó.

Segundo, prometió reducir el tamaño del Estado, acabar con la corrupción y reemplazar a aquellos que incurren en estas prácticas por funcionarios eficientes. “A aquellos que han puesto en gobiernos anteriores y que están marcados por la incapacidad y la ineficiencia”, detalló Hernández.

Tercero, prometió reducir la corrupción en los procesos de contratación y asignar la mayoría de estos en procesos meritocráticos. Como una cuarta diferencia, se comprometió con un gobierno austero.

“Nada de seguir despilfarrando la plata de los colombianos, como lo han venido haciendo los gobiernos anteriores”, publicó.

El candidato, como quinta diferencia, criticó fuertemente la reforma tributaria del exministro de Hacienda Alberto Carrasquilla. “Siempre he dicho que la reforma tributaria de Carrasquilla, promovida por el gobierno de Iván Duque, fue un intento de ponerle IVA al hambre, algo completamente inaceptable”, aseveró.

Además, en contraste con el uribismo, según él, aseguró que una de las metas de su gobierno sería implementar el Acuerdo de Paz y negociar con el ELN. “Nadie más debería vivir el dolor de la guerra”.

También prometió restablecer las relaciones diplomáticas con Venezuela.

En el octavo punto, afirmó que en un eventual gobierno “habrá un completo apoyo a la diversidad sexual y de género, incluyendo el matrimonio igualitario y la adopción por parte de parejas del mismo sexo”.

Incluso, después de haber recalcado la necesidad de ejecutar los pilotos, el ingeniero le dice no al fracking. Contrario, afirma, a la posición del gobierno de Iván Duque.

Tras haber dicho que evaluaría el costo del glifosato para utilizarlo, se posicionó en contra de la aspersión del herbicida. “Igualmente, tras hablar con expertos en el tema, mi postura es EN CONTRA del uso de glifosato, debido a las consecuencias que tiene en la salud y el medio ambiente”, dijo.

Como diferencia número 11, el ingeniero aseguró que “lo más peligroso de las drogas es la prohibición”, manifestando también su postura a favor de la legalización de la marihuana medicinal y recreativa.

“En mi gobierno voy a bajar el IVA del 19 % al 10 % y lo voy a transformar en un ‘impuesto al consumo’, con el fin de revivir al sector productivo”, trinó, como doceava diferencia.

En línea a la anterior propuesta, prometió eliminar el impuesto del 4x1000, “una medida que debía ser temporal y ya lleva más de 20 años empobreciendo a los colombianos, sin mostrar ningún resultado”.

Como diferencia 14, el ingeniero propuso “unificar más de 20 subsidios dirigidos a los más pobres y unirlos en una renta básica”. El candidato busca que la transferencia llegue de forma directa a las familias, “eliminando todos esos procesos y burocracias que se prestan a la corrupción y el clientelismo”.

Luego, se manifestó en contra de la modificación a la Ley de garantías que propuso el gobierno de Iván Duque. También afirmó que “se sostendrá el apoyo al aborto dentro de los tiempos estipulados, la que tiene el derecho a decidir si aborta o no es la mujer”.

En el número 17 dijo que respeta el derecho a la protesta social, “contrario al gobierno de Iván Duque”.

“Salí a marchar en años anteriores y lo haré cuando una injusticia indique que el mejor camino para protestar es salir a las calles”, agregó.

También habló sobre su propuesta de Icetex, que radica en saldar deudas de estudiantes. Estos recursos se sacarán de “la plata que se ahorre de todos los gastos innecesarios en los que han incurrido gobiernos anteriores”.

Como diferencia número 19, dijo que en su eventual gobierno “no se utilizará al Esmad como un elemento brutal de choque contra la indignación popular o el derecho a protestar de la gente”.

Finalmente, recalcó la independencia que tendría un gobierno suyo. “Yo no le debo nada a nadie, no coman cuento”, concluyó.

Noticias relacionadas