política

“Tanto bandido merodeando”: Gustavo Bolívar sobre el presupuesto que manejará Gustavo Petro

El senador del Pacto Histórico aseguró que el nuevo gobierno tendrá un presupuesto superior a los 1.500 billones de pesos en los próximos cuatros años.


Es paradójico. El senador Gustavo Bolívar, quien fue la cabeza de lista al Senado por el Pacto Histórico y ha sido uno de los más cercanos defensores de Gustavo Petro, se ha convertido en los últimos días en el mayor crítico de algunas decisiones que ha tomado el nuevo jefe de Estado y de algunos de los miembros del equipo que el presidente electo ha ido conformando.

Bolívar ha sido claro en que, más allá de la amistad y el respeto que lo une con Petro, su voz será cercana, pero también crítica frente al gobierno porque su único interés es que la propuesta de cambio por la que votaron más de 11 millones de personas se cumpla en los próximos cuatro años.

El malestar que por momentos ha mostrado Bolívar tiene origen en los guiños que le ha hecho el nuevo presidente a los sectores de la política tradicional y así lo dejó ver en un reciente trino, en el que se mostró preocupado por el billonario presupuesto que tendrán que manejar Gustavo Petro y su equipo.

El senador del Pacto Histórico aseguró que “el presupuesto nacional promedio será de $380 billones anuales. O sea, el primer gobierno del Pacto Histórico manejará en 4 años ¡$1.520 billones! En 2026 los votantes sabrán si los cuidamos y gastamos bien”.

Pero inmediatamente después sentenció: “Esa es mi preocupación con tanto bandido merodeando. Árbol que nace doblado…”.

Bolívar ya ha acostumbrado al país a desatar polémicas con muchos de sus comentarios frente al gobierno entrante de Petro.

Esta mañana, por ejemplo, señaló que el cambio es necesario, pero no a cualquier precio.

En su trino mantuvo que es necesario que primen los derechos de quienes han sido víctimas de la violencia en Colombia, por lo que escribió que no se debía entregar poder a quienes asesinaron a colombianos, saquearon al Estado y despojaron a campesinos de sus tierras.

“Cambio sí, pero no a cualquier precio. Cambio sí, pero no con cualquiera. Reconciliación sí, pero sincera, no por intereses. Esta causa no se puede entregar a quienes asesinaron miles de colombianos, a quienes despojaron millones de campesinos ni a quienes saquean el Estado”, dijo.

La semana pasada, Bolívar volvió a torpedear al nuevo presidente electo difundiendo la mentira de que supuestamente Carlos Amaya sería el ministro de Agricultura de Petro, un chisme que terminó generando algunas críticas al nuevo gobierno porque varios petristas ‘purasangre’ no quieren ver al exgobernador de Boyacá en el Gobierno. Ante el chisme, Bolívar simplemente hubiera podido conversar con Petro y aclarar que no era así.

La información resultó siendo falsa, a tal punto que pocos días después Petro designó a Cecilia López como ministra de Agricultura.

Desde hace varios años, Bolívar viene acompañando a Petro con el objetivo de llevarlo al poder, una hazaña que ya vio realizada. En eventos públicos y en el Congreso, siempre se le ve a su lado, grabando sus discursos.

Pero también ha sido uno de los líderes petristas que más lo ha afectado en ese trasegar político. Petro pocas veces le ha reclamado o lo ha desautorizado, sabiendo que su fidelidad vale más que una discusión pública.