Home

Nación

Artículo

El presidente Gustavo Petro tiene el interés de restablecer las relaciones con su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro. - Foto: getty images /Juan carlos sierra-semana

encuesta

Tras más de cuatro años de ruptura, los colombianos apoyan el restablecimiento de las relaciones con la Venezuela de Maduro

La encuesta muestra que los ciudadanos apoyan el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

En los últimos días, el Gobierno Petro anunció el restablecimiento de las relaciones con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. El nuevo embajador colombiano en Caracas, Armando Benedetti, informó que la sede diplomática abrirá pronto sus puertas. El excongresista se reunió no solo con Maduro, sino con la cúpula del poder de ese país, incluyendo a Diosdado Cabello, el número dos del régimen; Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional; el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, y la vicepresidenta, Delcy Rodríguez.

Las relaciones estaban rotas desde el Gobierno de Juan Manuel Santos y durante el mandato de Iván Duque no pudieron ser restablecidas. Por el contrario, la información de inteligencia señalaba a Maduro y a la Guardia Bolivariana de ser cómplices de las disidencias de las Farc, el ELN y otros grupos armados ilegales, y de resguardarlos y protegerlos al otro lado de la frontera. Según la encuesta de CNC para SEMANA, el 69 por ciento de los consultados está de acuerdo con que se restablezcan las relaciones con el vecino país. Solo 27 por ciento se mostró en desacuerdo.

El Gobierno Petro, hasta ahora, ha dicho que buscará revivir el gran flujo comercial entre los dos países e incluso el embajador Benedetti se ha propuesto la meta de que esa relación comercial ascienda a los 10.000 millones de dólares.

Según la encuesta de CNC para SEMANA, el 69 por ciento de los consultados está de acuerdo con que se restablezcan las relaciones con el vecino país.

El estudio del CNC para SEMANA también indagó sobre la posibilidad de que Colombia traiga el gas de Venezuela. Los colombianos, en su mayoría (55 por ciento), rechazan de tajo esa opción. Apenas 38 por ciento está de acuerdo. Nadie desea un escenario de inseguridad energética y la encuesta lo ratifica. En lo que la gente sí está de acuerdo (44 por ciento) es en la prohibición del fracking, un anuncio que hicieron de manera vehemente tanto el presidente Petro como la ministra de Ambiente, Susana Muhamad.

El 30 por ciento rechaza esa decisión del Gobierno. Este dato está muy en sintonía con lo que respondieron los entrevistados sobre la propuesta del Gobierno Petro en torno a la transición del carbón y el petróleo a energías limpias: 79 por ciento está de acuerdo con dicho cambio. Solo el 15 por ciento se mostró en desacuerdo.

De igual manera, el 53 por ciento dijo apoyar que no se concedan nuevas licencias para la exploración de petróleo, mientras 39 por ciento consideró que es inconveniente.