Tendencias

Home

Nación

Artículo

.
Diplomáticos marroquíes fueron suspendidos de sus cargos al ser robados por dos mujeres que conocieron en una aplicación de citas. - Foto: Getty Images/iStockphoto

bogotá

Tras ser robados por dos mujeres que conocieron en una ‘app’ de citas en Bogotá, suspenden a diplomáticos marroquíes

Los extranjeros se llevaron a las mujeres a su apartamento y allí los habrían drogado y posteriormente robado sus varias pertenencias.

En toda una novela se convirtió la experiencia de dos diplomáticos marroquíes en Bogotá luego de que fueran suspendidos de sus cargos al dejarse robar de dos mujeres que conocieron y sedujeron por una aplicación de citas.

Una fuente en Rabat, capital de Marruecos, le aseguró a AFP que los diplomáticos afectados serían un contador y un consejero, quienes fueron convocados para comparecer ante el consejo de disciplina por dañar la imagen del Ministerio de Relaciones Exteriores de dicho país.

A ambos diplomáticos marroquíes se les abrió una investigación judicial que podría relegarlos definitivamente de sus funciones.

De acuerdo con las autoridades en Colombia, después de entablar una conversación con las mujeres por una aplicación de citas, los marroquíes se habrían reunido con las mujeres en su apartamento y allí les habrían robado dos celulares y una tablet.

Al parecer, los extranjeros habrían sido drogados con escopolamina. El comandante de la estación de Policía de Usaquén, mayor Yeisson Cubides, contó, en diálogo con Citytv, cómo sucedieron los hechos, y aunque la fuente en Rabat habla de dos víctimas, el uniformado señaló que fueron tres los marroquíes implicados.

“Tenemos un reporte a la línea 123, donde tres ciudadanos extranjeros habrían sido víctimas de un hurto por parte de dos mujeres con las que estarían departiendo la noche anterior. No podemos afirmar que tengan algún grado de sustancia tóxica en sus organismos porque ello están siendo valorado para poder confirmar o descartar esto”, dijo el comandante al citado medio en las últimas horas.

Cayó alias Payaso, robaba a sus víctimas con escopolamina

La aterradora historia de un hombre que fue escopolaminado, secuestrado, torturado y atracado en Bogotá tiene mucho de común con otras víctimas del mismo modus operandi de una banda, bastante conocida en la capital: las llamadas Las Tomaseras. Un grupo de mujeres que, en compañía de otros criminales, escopolaminan a ciudadanos para manipularlos y obligarlos a entregar las claves de sus cuentas bancarias.

La investigación de la Fiscalía logró establecer la modalidad de esta organización criminal, que parece, resurgió de la cárcel, donde estaban recluidos la mayoría de sus integrantes. Ahora, quien llevaba las riendas de la banda de delincuentes era un hombre conocido con el alias de Payaso, por fortuna capturado.

La Fiscalía logró la captura de alias Payaso, responsable, según las víctimas, de secuestro y hurto, mediante la escopolamina.
La Fiscalía logró la captura de alias Payaso, responsable, según las víctimas, de secuestro y hurto, mediante la escopolamina. - Foto: Fiscalía

“Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de Control de Garantías impuso medida de aseguramiento privativa de la libertad en centro carcelario a Briam Stiv Patiño Ordóñez, alias Payaso, presunto articulador principal de una banda delincuencial conocida como Las Tomaseras, que sería la responsable de hurtos y secuestros en Bogotá”, dijo la Fiscalía.

Alias Payaso tiene muy difícil desprenderse de su responsabilidad en un reciente atraco que arrancó en el sector de Galerías y terminó en la localidad de Suba, con la víctima secuestrada y sometida. El ahora capturado aparece en videos de seguridad y fotografías en un recorrido criminal que hicieron con sus cómplices y con la víctima medio dormida, todo por cometer el error de acercarse a Las Tomaseras.

“Abundante evidencia técnica da cuenta de que este hombre habría planeado y participado en el robo a un mayor en retiro de la Policía Nacional, al que retuvieron ilegalmente durante más de 24 horas y le quitaron una camioneta de gama alta, en hechos ocurridos el pasado 18 de mayo, en la localidad de Teusaquillo”, explicó José Manuel Martínez, director seccional de fiscalías en Bogotá.

La víctima llegó a un establecimiento que tenía atención al aire libre. Sin embargo, minutos antes, dos taxis y tres hombres lo tenían “marcado”. Dos mujeres recibieron la señal y se acercaron a la víctima que estaba sentado, le hicieron una pregunta y lo invitaron a acompañarlas en la mesa de al lado; luego de un par de minutos apareció alias Payaso y el resto se borró de la memoria.

“Al parecer, alias Payaso condujo el automotor y, en compañía de sus posibles cómplices, llevó al mayor en retiro a una vivienda, donde permaneció encerrado y fue golpeado para que entregara las claves de las cuentas bancarias. La víctima logró escapar del lugar; sin embargo, le robaron la camioneta y un arma de fuego”, señaló el ente acusador.

Con la víctima sometida y a merced de Las Tomaseras, alias Payaso tomó el control de la situación. En videos de seguridad quedó el minuto a minuto del atraco. Desde que la víctima llega al establecimiento, aparecen los taxis, los atracados y finalmente las mujeres, Las Tomaseras. En esas mismas imágenes se ve cómo alias Payaso se sube al vehículo de la víctima y se lo lleva. El afectado fue metido en la parte trasera de su propio carro.

“Luego de obtener suficiente material de prueba, personal del CTI de la Fiscalía capturó a Briam Stiv Patiño en la localidad de Suba. En el procedimiento de allanamiento se incautaron varios celulares, un datáfono, dinero en efectivo y un arma traumática con sus accesorios”, resaltó el fiscal Martínez.

Todo el material de prueba fue presentado ante una juez de Control de Garantías para imputar cargos por delitos como secuestro, lesiones personales y hurto agravado. Cargos que no fueron aceptados por alias Payaso, pero suficientes en criterio de la juez para ordenar una medida de aseguramiento en centro carcelario. Lo enviaron a prisión.

La Fiscalía aseguró que la captura de alias Payaso y la eventual detención de Las Tomaseras se convierte en un golpe para estas organizaciones criminales que tenían azotada la seguridad en zonas de Bogotá como Galerías, donde los ciudadanos esperan pasar un buen momento y terminan secuestrados, incluso en riesgo de morir por cuenta de dosis no calculadas de escopolamina.