Tendencias

Home

Nación

Artículo

El empresario Carlos Mattos pidió perdón por los delitos cometidos y confesó que le pagó al periodista Gonzalo Guillén para que desacreditara a la Fiscalía.
El empresario Carlos Mattos pidió perdón por los delitos cometidos y confesó que le pagó al periodista Gonzalo Guillén para que desacreditara a la Fiscalía. - Foto: SEMANA

nación

Última palabra, Gonzalo Guillén no será víctima en proceso contra el expresidente Álvaro Uribe

El periodista insistía en que se le debía otorgar este reconocimiento en el caso por presunto fraude procesal y manipulación de testigos por el que es procesado el exmandatario.

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia dejó en firme el fallo que le negó el reconocimiento como “víctima” al periodista Gonzalo Guillén, dentro del proceso que se adelanta contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez por presunto fraude procesal y manipulación de testigos. En el fallo, el alto tribunal consideró que el comunicador no cumple con los requisitos exigidos para recibir este reconocimiento.

Ante la jueza de conocimiento que define si prescribe o no el proceso contra el exmandatario, Guillén solicitó ser reconocido como víctima sosteniendo que ha tenido un enfrentamiento desde hace varios años con Uribe por publicar varios reportajes en contra de integrantes de su familia y funcionarios de Gobierno. Sin embargo, para la funcionaria judicial los hechos citados no tienen relación alguna con el expediente del dirigente político.

Debido a esto rechazó su intervención en la audiencia. La defensa de Guillén apeló pero tuvo la misma respuesta por parte de la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá, que consideró que en efecto no existían méritos para ser reconocido como víctima. Frente a esto se presentó un recurso ante la Corte Suprema de Justicia pero las pretensiones del comunicador no fueron aceptadas.

La Sala Civil, en el que se podría considerar el último recurso, señaló que los fallo judiciales han tenido un peso argumental. “(...) tal determinación no se muestra antojadiza, caprichosa o subjetiva, al margen de que se comparta, descartándose la presencia de una vía de hecho, de manera que el reclamo del peticionario no halla recibo en esta sede excepcional”.

El próximo 27 de abril la jueza definirá si acepta o no la petición de la Fiscalía General para prescribir el proceso contra el exmandatario por los delitos de fraude procesal y estafa en actuación penal.

La decisión se da después de seis meses de escuchar a todos los sujetos procesales: Fiscalía, Procuraduría, representantes de las víctimas avaladas (el senador Iván Cepeda, el exfiscal General, Eduardo Montealegre; el exvicefiscal Jorge Fernando Perdomo, Deyanira Gámez, exesposa de Juan Guillermo Monsalve), la defensa del exmandatario e incluso el mismo Álvaro Uribe Vélez.

Expertos consultados por SEMANA coinciden en que es muy probable que, sea cual sea la decisión, exista apelación y el caso con seguridad llegaría a la máxima instancia: la Corte Constitucional.

Recientemente, el caso tuvo, al menos para el expresidente Uribe, un revés. La Sala Plena de la Corte Constitucional decidió, en unanimidad, ratificar la decisión de tutela con la cual mantuvo a finales de 2021 la calidad de imputado el expresidente Álvaro Uribe Vélez, señalado por presunto fraude procesal y soborno.

El alto tribunal negó un recurso de nulidad presentado por la defensa del exmandatario y exsenador, mediante el cual señalaba que en el proceso de discusión de la mencionada tutela se presentaron “violaciones al debido proceso y a la imparcialidad judicial”.