Tendencias

Home

Nación

Artículo

Disidencias de las Farc impusieron retén ilegal en el municipio de Toribio, Cauca.
Disidencias de las Farc impusieron retén ilegal en el municipio de Toribio, Cauca. - Foto: Cortesía: API.

cauca

Video | Disidencias instalaron puestos de control en Toribío, Cauca: se llevaron las motos de la zona

La Policía Nacional acudió al sitio cuando los ilegales ya se habían ido, la institución explicó las razones.

Las disidencias de las Farc siguen imponiendo la ley en el municipio de Toribio por medio de la columna móvil de Dagoberto Ramos. Un nuevo episodio quedó registrado en un video que muestra el operativo que armaron los integrantes del grupo armado para tener el control de la movilidad en este pueblo del departamento del Cauca.

Al estilo de los agentes de tránsito, los ilegales tomaron las motocicletas que estaban parqueadas a la entrada del municipio y las montaron en un camión contra la voluntad de sus propietarios. A la par, iniciaron una inspección minuciosa dentro de los establecimientos comerciales del sector para identificar a los clientes.

En la grabación se observa a los hombres armados mientras la comunidad cede ante sus pretensiones. Al parecer, estas acciones se realizan con el fin de filtrar a sus enemigos a razón de que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), en alianza con la Segunda Marquetalia, tendría la intención de arrebatarles el terreno y las economías ilícitas.

En una parte del video se escucha decir a una mujer que “hace tiempo ellos dijeron que no se podía parquear”, aludiendo a las órdenes que habrían emitido los delincuentes que promueven el terror en Toribio con el nombre de Dagoberto Ramos. En ese momento, le pide a una persona que mueva la motocicleta para evitar la incautación.

Ese escenario duró diez minutos, de acuerdo con el relato que los testigos les entregaron a las autoridades. En ese período de tiempo, las unidades de la Policía Nacional no se vieron en las imágenes ni mucho menos alguien les advirtió de la amenaza dado que podría desencadenar un ataque violento.

El subcomandante del departamento de Policía en Cauca, coronel Misael Ricardo Ortiz Garzón, explicó que el incidente ocurrió pasadas las nueve de la noche mientras las estaciones de la institución de toda la región estaban listas para reaccionar ante cualquier incursión armada porque así lo habían pronosticado luego del hostigamiento que ocurrió en el municipio de Páez.

“Mientras se presentaba un hostigamiento a la estación de Policía de Belalcázar, todas nuestras unidades activaron el plan defensa en las instalaciones. A esta misma hora, a las afueras del municipio de Toribio, un grupo armado hace una incursión. Al momento de ser informada la Policía, este grupo había salido del lugar”, reportó el subcomandante.

De momento, las autoridades no tienen conocimiento de las afectaciones que hubo en la zona porque no ha recibido denuncias. La Defensoría del Pueblo ha advertido que las poblaciones tienen el temor de alertar ante el Estado las violencias por miedo a retaliaciones de las organizaciones ilegal que las protagonizan.

El hostigamiento anunciado por el coronel Ortiz Garzón tuvo lugar en el municipio de Páez, ubicado en el departamento de Cauca. Las balas fueron lanzadas mientras la comunidad disfrutaba de un bingo en el centro poblado de Belalcázar. De acuerdo con los reportes preliminares, una persona resultó herida.

El hecho se presentó pasadas las 8:57 de la noche de este domingo. Al parecer, las disidencias de las Farc arremetieron contra la estación de la Policía Nacional de esta población mientras dos mil personas estaban en la mitad de la disputa, quienes fueron citados a una actividad recreativa. Entre los asistentes había menores de edad.

El hostigamiento del que fueron víctimas quedó registrado en videos que circulan en las redes sociales. En las imágenes se observa el revuelo de las personas por esquivar los disparos que tiraban desconocidos desde una distancia considerada. Medios locales reseñaron que los estruendos salieron del sector de La Cruz hacia el comando.

Una vez detonó la primera bala, la comunidad se dispersó por todo el parque mientras se blindaban el cuerpo detrás de aceras y los carros que estaban parqueados en la zona. En una parte de la grabación se ve a las personas aterrorizadas tiradas sobre el suelo y se escuchan las palabras de desesperación por el riesgo que estaban corriendo.