Home

Nación

Artículo

Cuando les bloquearon el paso, los protestantes regresaron a la Universidad Pedagógica, donde los desmanes continuaron. - Foto: Esteban Vega

nación

Violenta jornada de protestas en el país dejó 40 policías lesionados y decenas de civiles heridos

Sistemas de transporte público, casas de justicia y edificios de la rama judicial fueron destruidos por vándalos, señaló la policía.

El país vivió otra jornada violenta en las últimas horas, en la que los vándalos arremetieron contra la infraestructura pública. Los enfrentamientos entre encapuchados y la policía se extendieron durante varias horas. Los ataques eran de parte y parte. El resultado, decenas de civiles heridos y 40 policías lesionados. “Estos criminales salen a generar terror”, dijo el comandante de la policía de Bogotá, el general Óscar Gómez.

Para el caso de Bogotá, 22 buses fueron vandalizados, 12 hombres de la policía lesionados, estaciones y portales atacados violentamente y se presentaron retenciones de vehículos de transporte público.

“Estos delincuentes buscan generar terror y salen a retar a la policía, ellos mismos lo dicen: vamos es a combatir”, manifestó el oficial.

Así mismo denunció que varios vándalos se apoderaron de un bus del SITP y lo dejaron a la deriva para que atropellara a los policías que estaban conteniendo las manifestaciones y que el vehículo fue detenido por una tanqueta del Esmad.

“El bus lo dejan en neutro, el conductor (vándalo) se lanza del vehículo que iba en dirección hacia donde estaban los policías, y el conductor de la tanqueta lo detiene evitando una tragedia”, añadió el comandante de la policía en la capital del país.

El reporte a nivel nacional también fue negativo. Según la policía, como “resultado de las acciones crimínales de las últimas horas, 40 policías resultaron heridos: 15 en Bogotá, 14 Cundinamarca, 4 Bucaramanga, 3 Pasto, 3 Medellín y 1 Pereira. Varios fueron remitidos al Hospital Central de la Institución”.

Uno de los casos más graves se presentó en Cundinamarca en los municipios de Madrid y Facatativá, en donde fueron atacados y quemados la estación de policía y el palacio de justicia. En las acciones violentas resultaron lesionados civiles y uniformados.

Así mismo la Policía denunció que por ejemplo en Barrancabermeja, en Santander, mujeres encapuchadas salieron a manifestarse con los integrantes de la primera línea, pero como escudos humanos pusieron a niños que movilizaban en coches.

La policía indicó que estos son ataque sistemáticos y planeados que se vienen presentando por parte de vándalos y no de personas que se manifiestan pacíficamente. Por esta razón indicaron que se avanza en las investigaciones para determinar que personas u/o organizaciones al margen de la ley está promoviendo los actos violentos.

Para el caso del Valle del Cauca, como lo reveló en su momento SEMANA, se evidenció, según la investigación de la policía, que las disidencias de las Farc, la estructura Dagoberto Ramos estaba financiando los actos criminales que se dieron en el departamento.

Por esta situación, las autoridades, Fiscalía y Policía, se encuentran investigando para el caso de Bogotá y sus alrededores, donde se han presentado situaciones similares a las del Valle del Cauca, quiénes están instigando a los encapuchados a tomarse las vías de hecho.

Por su parte, fuentes de la Fiscalía indicaron que se están recopilando las pruebas para poder iniciar con los procesos de judicialización contra quienes han sido capturados o están inmersos en los actos que quedaron en evidencia a través de videos.

Dijo el director de la policía, general Jorge Vargas, que conjuntamente con la Fiscalía se están recopilando las pruebas para poder acusar ante las autoridades competentes a quienes retuvieron seis buses ayer (28. 06.2021) con pasajeros a bordo del delito de secuestro.

Este caso al que hizo referencia el director de la policía se presentó en la localidad de Usme, en donde encapuchados tomaron el control de los automotores, evitando que siguieran con su ruta normal y por el contrario impidieron su marcha y los hicieron desviar, generando temor entre quienes se movilizaban y buscaban llegar a sus lugares de destino.