nación

Viuda de Marcelo Pecci, fiscal paraguayo asesinado en Cartagena, regresó a su país

La pareja estaba en su luna de miel, luego de contraer nupcias en una playa privada de Barú.


Claudia Aguilera, la viuda del fiscal antimafia paraguayo Marcelo Pecci –quien fue asesinado este martes en Cartagena a manos de sicarios–, retornó este jueves a su país, de acuerdo con la embajadora de Asunción en Bogotá, Sophia López Garelli.

Así mismo, según ABC, la mujer llegó bajo una fuerte custodia, junto con la funcionaria, quien realizó las gestiones para la repatriación del cuerpo del funcionario. La hora de llegada fue alrededor de las 7:00 p. m., hora local.

“Hoy regresan los fiscales paraguayos y las hermanas, Claudia y Mónica Aguilera”, dijo López desde Cartagena de Indias.

De igual manera, afirmó que el miércoles en la noche recibieron el cuerpo sin vida de Pecci, puesto que “tiene un proceso que toma 24 horas, no lo podemos hacer antes”, haciendo referencia a la repatriación.

Por tal motivo, la mujer decidió regresar a su país: “Ella, desde un principio, siempre quiso acompañar los restos de su esposo”, pero por el proceso que se lleva ahora “va a ir a recibirlo a Paraguay”.

Impactante video de Marcelo Pecci segundos después de ser atacado en la playa

En la corta pieza audiovisual se ve al fiscal paraguayo Marcelo Pecci aún agonizante sobre la playa Barú de Cartagena. Su rostro, lleno de sangre, es sostenido por algunas personas que tratan de auxiliarlo.

La escena, bastante dramática, fue grabada por una turista y es por ahora una de las piezas clave que analizan las autoridades para tratar de esclarecer lo sucedido con el investigador extranjero.

Pecci, quien estaba de luna de miel con su esposa, se encontraba departiendo en esta reconocida playa de la capital de Bolívar cuando fue atacado en la mañana de este martes 10 de mayo. Aún las autoridades no se atreven a dar una hipótesis preliminar de lo sucedido.

Este es el video que se conoce hasta el momento:

Por este crimen, el director de la Policía, el general Jorge Vargas, indicó que un equipo especial asumirá la investigación.

El oficial ordenó el envío inmediato de cinco investigadores del más alto nivel al lugar de los hechos y tomó contacto con las autoridades paraguayas para recibir una comisión de oficiales de ese país que se integrará a la Dijín en el esclarecimiento de los hechos.

“Hemos hablado con autoridades de Estados Unidos para que también se integren al equipo investigativo y llevar a los responsables ante la justicia. Ya tenemos informaciones que están siendo recolectadas en los actos urgentes, que son de carácter reservado; todas las capacidades de la Policía y la Fiscalía están puestas en el esclarecimiento de este lamentable homicidio”, indicó el general Vargas.

La investigación será apoyada por Estados Unidos y, a partir de los primeros elementos recaudados en terreno, se están orientando los procesos para ubicar a los responsables de este crimen.

El general Vargas aseguró que un equipo de la Policía de Paraguay también llegará a Colombia para apoyar las investigaciones. “Será un trabajo articulado”, reiteró el director de la Policía colombiana.

“Frente al homicidio sucedido en Cartagena, en Barú, se tomó la determinación urgente de enviar cinco funcionarios de homicidios de la Dijín. Tomé contacto personal con la asistente de la fiscal general de Paraguay, estamos pendientes para recibir en las próximas horas una comisión de oficiales de la Policía de Paraguay para que se integren a la Dijín en el esclarecimiento (del asesinato)”, dijo el general Vargas.

El fiscal Pecci era un destacado investigador del grupo antinarcóticos de Paraguay. Fue líder de importantes intervenciones contra grupos de narcotráfico como A Ultranza PY, la mayor operación antidrogas de la historia de Paraguay. Además, investigó el caso del sicariato del empresario Mauricio Schwartzman.

De acuerdo con autoridades de Paraguay, el fiscal Pecci también estuvo al frente de una investigación por el homicidio de Fátima Rejala, persona que, según medios paraguayos, trabajaba para el clan Insfrán y vinculado al Operativo A Ultranza.