Tendencias

Home

Cali

Artículo

Indígenas corren peligro en Venezuela: asesinaron a uno por denunciar minería ilegal en ese país
Cinco personas muertas es el saldo de la masacre en Siloé en Cali. - Foto: Getty Images / hyejin kang

nación

Autoridades ofrecen hasta 100 millones de recompensa por responsables de masacre en Cali

El hecho se registró en el sector conocido como El Hueco, en la zona alta de Siloé.

Las autoridades ofrecieron una recompensa de hasta 100 millones de pesos por información que conduzca a los responsables de la masacre ocurrida en la madrugada de este martes en el sector conocido como El Hueco, zona alta del barrio Siloé, en donde hombres armados asesinaron a cinco personas.

“La Alcaldía y la Policía Metropolitana de Cali ofrecen una recompensa de hasta $100 millones por información que permita dar con el paradero de los responsables de la masacre en la comuna 20, sector Brisas de Mayo, durante la madrugada de este martes 4 de octubre, donde cinco personas perdieron la vida”, indicó la administración distrital a través de un comunicado.

Asimismo, dieron a conocer los canales de atención para recibir información al respecto. “Se pueden comunicar a las líneas de denuncia de la Policía Nacional: 325 04 54/398 99 80/123 /165. También al número 311 625 36 70. Igualmente, está disponible la línea WhatsApp 310 365 63 26″, dijo la autoridad.

Según las autoridades, Las víctimas fueron identificadas como Carlos Andrés Jiménez, Arley Sánchez, Víctor Alfonso Castro Cabezas, Esteban David Vásquez; y una mujer quien falleció en un centro asistencial de la ciudad.

Sobre estos hechos, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, dijo que hay un grupo que quiere desplazar a otro en este sector de la capital del Valle, lo que ha originado una disputa criminal.

“Estas estructuras criminales son realmente muy peligrosas porque inician controlando la olla, eso genera importantes ganancias, pero lo que se podía venir hacia futuro como ha ocurrido en otras partes del país es lo que adicionalmente más nos preocupa, y es que, toman control de otros negocios informales, posteriormente se asume como control del territorio y se suma como una estructura que pretende controlar entre comillas, la seguridad, la venta de licor, la venta de arepas, el gota a gota, y eso es el camino a estructuras mafiosas”, aseguró el mandatario de los caleños.

Durante la mañana de este martes, las autoridades estuvieron en el lugar de la masacre, sitio de difícil acceso para vehículos, por lo que el recorrido fue caminando. Mientras se encontraban en las primeras labores de inspección, una comitiva del CTI fue recibida con disparos. Incluso, periodistas de medios locales quedaron en medio del tiroteo.

“También cabe manifestar que dos de las personas fallecidas tenían antecedentes penales; uno por porte ilegal de armas de fuego, y el otro por porte de estupefacientes. En esta comuna ha hecho presencia las Farc y el ELN, asi mismo, grupos de delincuencia organizada, las cuales realizan actividades criminales. Estamos adelantando las labores investigativas para aclarar estos hechos”, dijo el coronel William Quintero, comandante encargado de la Policía Metropolitana de Cali.

El alcalde también recalcó que “no le interesa el concepto de limpieza social”, sino que, por el contrario, manifestó que todas las personas tienen derecho a vivir y que los temas de seguridad le corresponden a la autoridad competente.

“En la sociedad colombiana se viene dando una batalla en cada uno de los municipios y ciudades por las ollas de microtráfico, eso es una batalla que adelantan grupos criminales. No necesariamente presento o digo que aquí haya una olla, sería un atrevimiento de mi parte, pero esa circunstancia está significando que poderosos criminales entren a los territorios”, dijo el alcalde.

Sin embargo, reiteró que sería la investigación la que entregue más detalles sobre lo ocurrido.

“Visitaremos a las familias de quienes desafortunadamente han muerto de forma violenta, visitaremos en las entidades de salud las personas que están heridas y que necesitan esmerada atención”, aseveró Ospina.

De acuerdo con el alcalde, hace dos años y ocho meses que hechos como estos no ocurrían en la ciudad.