nación

Denuncian desórdenes en el kilómetro 18 de la Vía al Mar, en Cali

La problemática situación se ha vuelto parte del panorama en ese sector.


Una vez más se registraron desórdenes en el kilómetro 18 (Vía al Mar), en Cali. Decenas de motos y vehículos obstaculizaron el paso en este concurrido sector.

Esta situación, que ya se ha convertido en parte del panorama, volvió a repetirse durante el puente festivo acaba de pasar.

En videos difundidos en redes sociales quedaron registradas las dificultades con la que pasaban los vehículos que transitaban por dicha vía.

El kilómetro 18 es muy concurrido porque, pese a estar a pocos minutos de Cali, su clima es completamente diferente al de la ciudad. En ese sector, caracterizado por el frío, hay restaurantes muy populares, que hacen de la zona un lugar atractivo.

Sin embargo, el problema no radica solamente en el alto flujo de visitantes, sino también en que muchos de estos acaparan, con sus vehículos, ambos lados de la vía y dificultan el paso de los demás vehículos que se dirigen hacia Cali o van hacia Buenaventura.

A este problema, que ha llegado a provocar largos trancones, se suman los peligrosos piques ilegales que se realizan en la vía, los cuales ponen en riesgo la vida de los motociclistas que participan en ellos y del resto de conductores y pasajeros, y el consumo de sustancias psicoactivas.

Al respecto, el subsecretario de Movilidad de Cali, Edwing Candelo, mencionó que “después de las doce de la noche, llegó un grupo de personas a realizar desórdenes y disturbios en el kilómetro 18. El comportamiento de estos jóvenes incomoda a la comunidad y, además, nuestros agentes de tránsito necesitan apoyo por temas de seguridad”.

Por cuenta de esta problemática que se presenta principalmente los fines de semana, los ciudadanos piden, una vez más, mayores controles. “Esa situación viene de años atrás y no hay control por parte de las autoridades, en ocasiones sencillamente cierran la vía por horas y no pasa nada”, dijo un internauta.

Sicario disparó contra una mujer

Entre tanto, en medio de la escalada de violencia por la que atraviesa Cali, un nuevo caso de sicariato, que por suerte resultó fallido, se registró en el sur de la ciudad.

En la tarde de este martes una mujer fue atacada, al parecer con arma traumática, cuando estaba en un establecimiento del barrio Meléndez.

La mujer era atendida en un salón de belleza de ese sector de la capital del Valle del Cauca cuando un sujeto armado le disparó en repetidas ocasiones.

Las primeras versiones señalan que el presunto sicario llegó hasta el lugar, preguntó por la víctima y, sin mediar palabra, le disparó.

Aunque en redes sociales circula que la mujer falleció, SEMANA pudo establecer que la víctima fue trasladada a un centro asistencial del sur de la capital del Valle del Cauca, donde permanece “estable”.

En un video compartido en redes sociales quedaron registrados los momentos en que uniformados de la Policía sacan del salón de belleza el cuerpo de la mujer para llevarla hasta un hospital.

Por ahora las autoridades de Cali no han establecido la identidad del hombre que disparó contra esta mujer.

Lamentablemente, estos casos de violencia no son inusuales en Cali, recientemente incluida dentro de las 50 ciudades más violentas del mundo, de acuerdo con un informe realizado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México.

Para la realización del informe, que ubicó a Cali en la posición 24, se tuvieron en cuenta las tasas de homicidios por cada 100.000 habitantes de ciudades en las que residen al menos 300.000 personas. Dentro del listado también aparecen otras dos ciudades del Valle del Cauca: Palmira y Buenaventura.

En lo corrido de este año han sido asesinadas 503 personas en la capital del departamento, de las cuales 35 eran mujeres, según el Observatorio de Seguridad de la ciudad.