valle del cauca

Atención: $ 50 millones de recompensa por bandas involucradas en decapitaciones en Cali

La recompensa está orientada a dar con los responsables de los aterradores asesinatos en el barrio Petecuy de la capital del Valle.


Tras participar en un consejo de seguridad del que hicieron parte el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina Gómez; el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Jimmy Dranguet, y el Coronel William Quintero, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, autoridades anunciaron $ 50 millones de recompensa por información que permita dar con la captura de los responsables de las recientes decapitaciones en el barrio Petecuy (Comuna 6) de la capital del Valle.

“Desafortunadamente, hemos tenido dos eventos de decapitación en el sector nororiental de nuestra ciudad, hacia la barriada de Petecuy, muy cerca a Calimío Norte. Esta es una situación realmente aberrante que se debe a lucha de bandas por el control de la renta ilícita de microtráfico”, aseguró Jorge Iván Ospina.

El primer macabro hallazgo se presentó el pasado 26 de junio, día en que hombres que iban a bordo de una motocicleta arrojaron una bolsa con una cabeza humana en la calle 74 con carrera 1C. Al parecer, se trataría de un hombre de aproximadamente 25 años de edad.

El segundo caso ocurrió en la mañana del lunes 4 de julio, en plena vía del barrio Petecuy II, al lado de la Institución Prestadora de Salud del sector, que también está ubicada cerca a la iglesia católica de esa zona.

“Todo parece indicar que el segundo decapitado era un consumidor de la zona. De todas formas aún falta una sentencia por parte de la Fiscalía. Son casos que están muy asociados a la refriega y guerra entre estas dos bandas”, dijo Ospina.

Según el mandatario de los caleños, esta situación se debe a grupos que administran la venta que se deriva de sustancias como cocaína, marihuana, bazuco y drogas sintéticas.

“Es un problema muy complicado que necesitamos entre todos intervenir, esa es una lucha entre dos bandas que tienen que ser erradicadas del sector. Por eso nosotros proponemos una recompensa de hasta $ 50 millones, de cualquier persona que nos brinde información sobre los líderes de estas bandas y sobre aquellos que han ejercido esa situación anómala cavernaria, completamente horripilante de esos eventos que están orientados a generar miedo y terror”, precisó el alcalde.

Asimismo, Ospina Gómez le pidió a vecinos del sector toda la colaboración posible para esclarecer estos hechos, indicando que adelantarán una reunión en el sector, donde estará la Alcaldía, la Policía y el Ejército, para que brinden información que posibilite a recuperar la tranquilidad del sector.

“También quisiera informar que tenemos gente de la policía presente, tenemos una gran presencia institucional en el sector y es seguramente en pocas horas vamos a tener resultados muy positivos”, afirmó.

De otro lado, el coronel William Quintero, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, dio detalles de las bandas que estarían involucradas en estos hechos.

“En esa zona delinquen dos grupos, los cuales vienen haciendo confrontación por el delito de microtráfico; son las bandas de los Anches y los Chingas, las cuales han sido bastante afectadas por la Policía en el transcurso de este año. La investigación va bien enrutada, la idea es que en el menor tiempo posible demos unos resultados”, dijo.

Quintero también indicó que este sector de Cali ha sido tradicionalmente controlado por estructuras delincuenciales, sobre todo la banda de los Anches, la cual ha sido afectada por la Policía en el transcurso de este año.

“El día de hoy también vamos a estar haciendo unas actividades especiales con nuestra policía judicial, como allanamientos, registros e intervenciones con todas nuestras capacidades en toda la zona, con el fin de volver los niveles de seguridad que ha tenido este sector”, dijo.

De otro lado, el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Jimmy Dranguet, dijo que están desplegando en toda la ciudad trabajos operativos para devolverle la tranquilidad a los caleños.

“Tenemos una sinergia con todas las autoridades del Estado para aumentar la presencia en el territorio. A través de los frentes de seguridad, de los operativos focalizados y articulados, estamos logrando estos resultados frente al homicidio, pero mañana y en los próximos meses daremos resultados importantes frente al hurto y otros delitos que están afectando a toda la comunidad caleña”, señaló.

Igualmente, Jorge Iván Ospina aprovechó para hablar sobre la mejora en los temas de seguridad que ha tenido Cali durante su mandato.

“Nuestra ciudad ha tenido ciclos de violencia desde hace 40 años. Para los 90, nuestra ciudad tendría un promedio de 4.100 homicidios al año, una guerra en el marco y en el furor de las guerras contra las bandas y los carteles del narcotráfico. Todos tenemos en la retina lo que ocurrió en 1994 o lo que ocurrió en 1998, en términos de la mortalidad violenta en la ciudad de Cali. Y por eso todos tenemos el propósito de reducir la muerte violenta para que la ciudad de Cali salga de ese desafortunado lugar donde ha estado durante mucho tiempo, como una de las ciudades más violentas del país”, dijo.

Según Ospina, la muerte violenta se presenta fundamentalmente en hombres jóvenes, entre 18 y 28 años de edad. Según cifras oficiales, el 81 % de los casos sigue ocurriendo por armas de fuego.

“En esa lucha que tenemos como sociedad para reducir la muerte violenta, tenemos que decir que hemos cerrado el primer semestre del año 2022, con una reducción del 23 % con respecto al mismo semestre del año anterior, convirtiéndose en uno de los semestres menos violentos de nuestra historia en los últimos 20 años, es un hecho importante. Nos lleva a esa tendencia de reducción de muerte violenta que teníamos en el primer semestre del 2020. También en el 2018 y 2019, que desafortunadamente se perdió en los momentos dificilísimos vividos por el estallido social en el primer semestre del 2021″, aseguró.

Al parecer, dicha reducción se debe a la presencia institucional en los sectores más complicados de Cali, un esfuerzo entre Fiscalía, Policía, Ejército de Colombia y Alcaldía de Cali.