cali

Secretaría de Salud ordenó cierre de estética donde murió joven tras realizarse lipoescultura

La mujer de 22 años fue identificada como Michelle Suárez Arcila.


Después de confirmarse la muerte de Michelle Suárez Arcila, de 22 años, por un procedimiento estético en una clínica de Cali, las autoridades de salud visitaron el sitio y determinaron cerrarlo temporalmente, luego de una visita en la que verificaron las condiciones de habilitación y de calidad de la institución que desarrolló el procedimiento.

“Hemos decidido tomar la medida sanitaria de un cierre temporal; de esta manera entrará en un proceso sancionatorio, el cual definirá si hay un cierre definitivo o no. Estaremos acompañando este tipo de acontecimientos y siempre apuntándole a la calidad en la prestación de los servicios de salud”, dijo Miyerlandi Torres Agredo, secretaria de Salud de Cali.

De otro lado, la señora Adriana María Arcila, madre de la joven, quien se había practicado una lipoescultura y una intervención para que se vieran mejor sus glúteos, aseguró que el cirujano la envió para su residencia a que continuara su proceso de recuperación.

Justamente en ese momento comenzaron los problemas de salud, según relata la madre. Asegura que desde el centro estético ignoraron durante varias horas sus llamados de auxilio por los terribles dolores que estaba padeciendo su hija.

“Ella empezó a empeorar como a las 12:00 de la noche y yo comencé a llamar al anestesiólogo, pero me ignoró. Solo hasta las 3:00 de la mañana me contestó. Le dio mucho dolor, se le inflamó una nalguita y se desmayó como siete veces, en la última se me estaba quedando”, le relató la madre de la joven a Blu Radio.

Dice además que en ningún momento estuvo de acuerdo con el procedimiento estético porque había escuchado que se trataba de un especialista inexperto. “Todo me pareció muy raro, él no la vio personalmente ni le mandó exámenes ni electrocardiogramas”, expuso.

“A ella le dieron tres infartos. Este doctor no puede volver a cometer estos mismos errores con otra paciente. No es justo que hagan esto, es una negligencia médica, no debió dejarla salir (de la clínica)”, añadió la madre de Michel Suárez. La joven era madre de una niña de tres años.

Un caso similar se presentó en Bucaramanga, donde una mujer identificada como Helen Johana Gelvez Cristancho falleció luego de que su estado de salud se complicara tras haberse sometido a una cirugía estética.

La mujer, de 33 años, llegó a la Ciudad Bonita a finales del mes de junio, procedente de Barrancabermeja, para realizarse varios procedimientos estéticos en su cuerpo, principalmente un aumento de senos. Sin embargo, no logró regresar con vida a su hogar.

De acuerdo con allegados de la víctima, Helen Johana se encontraba en buen estado de salud y los exámenes que le practicaron antes de ingresar al quirófano habrían salido bien, por lo cual la clínica estética ubicada en el sector de Cabecera programó la fecha y hora de las cirugías.

El viernes 1.° de julio, hacia las 11:00 de la mañana, Helen Gelvez ingresó a sala de cirugía. En horas de la noche, cuando iniciaba el posoperatorio, presentó complicaciones de salud y tuvo que ser remitida de urgencia hacia la Clínica Bucaramanga.

En este centro médico permaneció 10 días internada en una unidad de cuidados intensivos (UCI), pero pese a los esfuerzos de los galenos ella no despertó y tampoco mostraba mejoría; días después le habrían diagnosticado muerte cerebral y el pasado lunes 11 de julio, en horas de la noche, se reportó el fallecimiento. El corazón de Hellen dejó de latir.

A la clínica arribó personal del CTI de la Fiscalía, que se encargó de realizar el levantamiento del cuerpo y trasladarlo hacia Medicina Legal, para establecer las causas reales de este lamentable hecho que enluta a una familia santandereana.

Según se conoció, la familia, una vez supere el duelo por la pérdida de Helen Johana, instaurará una demanda contra la clínica estética por presunta negligencia.