nación

Separan de sus cargos a policías que sometieron a joven afro en Cali con una rodilla en el cuello

Los policías enfrentan una investigación disciplinaria y fueron llamados a rendir indagatoria.


Fueron separados de sus cargos cuatro policías involucrados en un caso de uso excesivo de fuerza contra un joven afro en Cali, en medio de un procedimiento realizado el viernes 5 de agosto, en inmediaciones del parque El Amor, en el barrio Llano Verde.

Las acciones de los uniformados quedaron registradas en un video en el que se ve a los oficiales sometiendo al hombre. Este hecho recordó el abuso que le causó la muerte a George Floyd, en Estados Unidos, pues uno de los agentes puso su rodilla en el cuello del joven, mientras otro lo esposaba, y uno más lo sujetaba por la espalda.

Las imágenes muestran que el policía al parecer ejerce este tipo de fuerza adrede porque al darse cuenta de que lo están grabando alza su pulgar, como señalando que todo estaba bien y que lo que hacía era correcto.

Los oficiales detuvieron al joven luego de supuestamente sorprenderlo consumiendo sustancias alucinógenas. Según la Policía Metropolitana de Cali, el hombre nunca fue capturado, pero sí alcanzó a ser trasladado a una estación y luego dejado en libertad.

Debido al reprochable comportamiento de los uniformados, la institución inicialmente abrió una investigación disciplinaria para determinar su responsabilidad y ahora decidió separarlos de sus cargos en medio del proceso.

“Como consecuencia de las investigaciones disciplinarias ordenadas por el comando de la Policía Metropolitana de Cali a unos uniformados que presuntamente incurrieron en conductas contrarias a los preceptos y lineamientos institucionales en la comuna 15, el comando se permite informar que los funcionarios policiales vinculados en este caso fueron separados de sus cargos para brindar mayor transparencia en el proceso investigativo”, aseguró el general Juan Carlos León Montes, comandante de la institución en la capital del Valle del Cauca.

Señaló también que en el marco de la “vinculación formal en el proceso penal, los uniformados fueron llamados a indagatoria” y que un “equipo disciplinario” fue designado para apoyar las pesquisas que adelanten los entes investigadores.

León rechazó actos como los cometidos por los policías en el barrio Llano Verde y dijo que todas estas acciones se toman “en aras de esclarecer el caso con mayor celeridad y actuar con contundencia en el marco que dispone la ley, garantizado en todo momento el debido proceso”.

Este caso ha causado indignación entre la población raizal, por lo cual la Asociación de Afrocolombianos Desplazados (Afrodes) salió en defensa del joven, afirmando que el procedimiento policial se realizó sin ningún fundamento, pues la víctima de los hechos no estaba cometiendo ningún delito. Sin embargo, dicen que fue atacado en un acto de racismo.

“El joven no estaba haciendo nada, iba pasando cuando la Policía lo abordó. Fue tanto el maltrato que este muchacho recibió, que quedó en shock y por miedo no quiere salir de la casa; entonces, es una situación compleja, pero además repetitiva la forma en la que algunos agentes de Policía se dirigen a los jóvenes”, dijo Erlendy Cuero, lideresa de Llano Verde, a SEMANA.

Y agregó que “nosotros hemos sido muy claros en que si un muchacho infringe la ley debe responder por sus acciones, pero no aceptamos este tipo de maltrato. Además, la forma desafiante en posar, como se observa en la fotografía, es inaceptable”.