Home

Cali

Artículo

Las babillas se alimentan de pequeños invertebrados, crustáceos, peces y aves.
Las babillas se alimentan de pequeños invertebrados, crustáceos, peces y aves. - Foto: CVC - A.P.I

valle del cauca

Susto en Jamundí: denuncian que babillas se pasean en un barrio del municipio

Las autoridades ambientales piden a la comunidad no acercarse, intentar atraparlas o atacarlas.

De cuando en cuando, en el municipio de Jamundí, Valle del Cauca, un grupo de babillas (caimanes) salen de los humedales y se acercan a las zonas urbana, causando temor y asombro entre la comunidad.

El más reciente avistamiento de esta especie se registró esta semana en el barrio Bosques de Alejandría, donde los habitantes del sector lograron un video en el que se ve al animal muy cerca de una vivienda.

La magnitud de la babilla y la cercanía que alcanzó con las viviendas de dicha urbanización alertaron a no solo a los ciudadanos, sino también a las autoridades ambientales de la región.

La Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) se pronunció sobre la presencia de las babillas entre la comunidad de Jamundí señalando, entre otras cosas, el motivo que ha llevaron recientemente a estos animales a acercarse tanto a la zona urbana.

Para la entidad, el factor fundamental para que salgan de los humedales es la temporada de lluvias que vive el departamento, donde 14 municipios se encuentran en alerta roja. Las babillas aprovechan estas condiciones climáticas para aparearse.

De otro lado, la CVC recopila que las babillas no son parte de este ecosistema y que fueron introducidas de manera irresponsable por narcotraficantes que gustaban de animales exóticos. “Es de recordar que las babillas fueron dispuestas en lagos o reservorios de Jamundí de forma ilegal y liberadas sin tener en cuenta su distribución natural, lo cual propició la salida de la especie en busca de alimento, extendiéndose por la red hídrica del municipio”, detalla la autoridad ambiental.

Y aunque no se tienen datos de cuántas babillas habitan los humedales de Jamundí, la entidad indica que tras su introducción en el ecosistema se desencadenó su reproducción a gran escala e incremento poblacional.

Las autoridades ambientales afirman que esta especie no representa peligro para las personas, pero recomiendan no intentar hacer contacto con ella, capturarlas o atacarlas. Cabe recordar que en marzo de este año, un joven mató a una babilla con un machete, hecho que causó repudió y rechazo.

La CVC aconsejó a la comunidad reportar si avistan a uno de estos animales atrapados, heridos o en peligro. Entre tanto, la entidad prometió que un equipo especializado en fauna silvestre visitará el barrio Bosques de Alejandría para analizar la situación y hablar con los habitantes.

Las babillas se alimentan de pequeños invertebrados, crustáceos, peces y aves. Además de su aspecto físico y menor tamaño, estos réptiles se diferencian de los cocodrilos por ser más tranquilos.