Home

Cartagena

Artículo

.
Los crímenes tuvieron lugar en los municipios de Magangué y San Pablo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

nación

En menos de 48 horas fueron asesinados dos líderes sociales en Bolívar

Los crímenes se registraron con tan solo 24 horas de diferencia.

El crimen no descansa. En lo que va corrido de la segunda semana del mes de diciembre, han asesinado a dos líderes sociales en el departamento de Bolívar.

El último caso conocido ocurrió el pasado 7 de diciembre. Se trata de Luis Manuel Peña Salcedo, oriundo de Magangué Bolívar, quien era conocido como Lucho Loco y excandidato al Concejo Municipal.

Según indicaron las autoridades, el incidente ocurrió alrededor de las 7:00 p. m. mientras Peña Salcedo se encontraba departiendo con sus amigos y vecinos, frente a su domicilio en el barrio Dos de Noviembre. Peña Salcedo era conocido en la comunidad de Magangué y contaba con el aprecio de sus habitantes.

De acuerdo con los testigos, el hoy fallecido recibió disparos en tres ocasiones a quemarropa por dos hombres en motocicleta. Fue llevado al centro asistencial más cercano, sin embargo, según el parte médico, llegó sin signos vitales.

Estos hechos ocurrieron tan solo 24 horas después de que fuera reportado el primer asesinato, este se registró en el municipio de San Pablo, Bolívar. Se trata del defensor de derechos humanos y líder social, Filadelfo Anzola Padilla.

Anzola Padilla se encontraba en una cancha de fútbol en el corregimiento Cagüices, zona rural del municipio, cuando de repente fue interceptado por dos hombres en motocicleta. Casi que sin darse cuenta, el parrillero desenfundó su arma y disparó contra la víctima en múltiples ocasiones.

Según las primeras versiones, Filadelfo Anzola fue asesinado por miembros de la estructura delincuencial de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

“La Policía Nacional lamenta y rechaza el asesinato del ciudadano Filadelfo Anzola Padilla, integrante de la comisión ambiental de la Corporación regional para la defensa de los Derechos Humanos (Credhos). Este hecho se registró hacia el mediodía del 6 de diciembre en la vereda Los Cagüises del municipio de San Pablo, donde unos hombres que se movilizaban en una motocicleta atentaron contra la humanidad del ciudadano con arma de fuego”, dijeron desde el Departamento de Policía Magdalena Medio en un comunicado conocido por SEMANA.

Ante esta situación, el gobernador de Bolívar, Vicente Blel, manifestó que lamenta profundamente lo ocurrido con el líder y ofreció una millonaria recompensa. “La Gobernación, a través de su Secretaría de Interior, trabaja desde ya en coordinación y acompañamiento con la fuerza pública para que se pueda esclarecer pronto este crimen que hoy les quita la tranquilidad a los habitantes de San Pablo. Acompañamos a nuestra fuerza pública para que se adelante con toda celeridad la investigación que dé con la identificación y captura de quienes están detrás de este doloroso hecho”.

Sobre la muerte del líder, la Policía no reveló mayores detalles sobre si había sido víctima de amenazas él o algún miembro de su familia, pero aseguró que fue dispuesto un grupo especial para la investigación.

Por su parte, la Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos (Credhos) les hizo en ese caso una serie de exigencias a las autoridades y al Gobierno Nacional, entre ellas dar prioridad al acuerdo de paz con base en la protección de los líderes sociales.

“Al Estado colombiano, dar cumplimiento y celeridad en la implementación del Acuerdo de Paz, especialmente, el punto 3.4 acerca de las garantías de seguridad para líderes/as sociales, defensores/as de Derechos Humanos, excombatientes y población civil en general, que además permita el desmonte real y efectivo de los grupos paramilitares”, dice el escrito emitido desde la corporación.

Por otro lado, según el último informe de la Defensoría del Pueblo, en lo que va de 2022 han sido asesinados 199 líderes a nivel nacional, siendo esta la cifra más alta en los últimos seis años.

El reporte indica que el departamento con mayor número de víctimas es Nariño, con 33 casos.