cartagena

“Los sicarios llegaron en motos acuáticas”: hotel de Cartagena se pronuncia sobre asesinato de fiscal Pecci

La cadena hotelera manifestó que los sicarios llegaron disparando contra la víctima y uno de los guardas de seguridad.


Hoteles Decameron se pronunció este martes luego del asesinato ocurrido en una de sus instalaciones en el área de Barú, Cartagena, donde fue atacado con disparos el fiscal paraguayo Marcelo Pecci, que se encontraba de luna de miel con su esposa.

“Hoteles Decameron se permite informar que en la mañana del día de hoy sicarios que llegaron en motos acuáticas a la playa, que se encuentra frente al Hotel Decameron Barú, atentaron y asesinaron a uno de nuestros huéspedes. Si bien, los sicarios hicieron disparos contra uno de nuestros guardias de seguridad, resultó ileso”, señaló la cadena hotelera a través de un corto comunicado.

Por este crimen, el director de la Policía, el general Jorge Vargas, indicó que un equipo especial asumirá la investigación.

El oficial ordenó el envío inmediato de cinco investigadores del más alto nivel al lugar de los hechos y tomó contacto con las autoridades paraguayas para recibir una comisión de oficiales de ese país que se integrará a la Dijín en el esclarecimiento de los hechos.

“Hoteles Decameron repudia el acto cometido y se solidariza con la familia de nuestro huésped a quien le extendemos nuestro más sentido pésame y colaboración en los temas que requieran ante esta tragedia”, se lee en el comunicado.

Aseguraron, además, que dada la naturaleza del atentado se abstendrán de dar más detalles de lo ocurrido. “Estamos a disposición de las autoridades para colaborar en la forma en la que lo estimen conveniente”.

Paralelo al comunicado de Hoteles Decameron se conoció también un video de segundos después del ataque al funcionario paraguayo. En la corta pieza audiovisual se ve al fiscal Marcelo Pecci aún agonizante sobre la playa Barú de Cartagena. Su rostro, lleno de sangre, es sostenido por algunas personas que tratan de auxiliarlo. La escena, bastante dramática fue grabada por una turista, y es, por ahora, una de las piezas clave que analizan las autoridades para tratar de esclarecer lo sucedido con el investigador extranjero.

Pecci, quien estaba de luna de miel con su esposa, se encontraba departiendo en esta reconocida playa de la capital de Bolívar cuando fue atacado en la mañana de este martes. Aún las autoridades no se atreven a dar una hipótesis preliminar.

Este es el video que se conoce hasta el momento:

“Hemos hablado con autoridades de Estados Unidos para que también se integren al equipo investigativo y llevar a los responsables ante la justicia. Ya tenemos informaciones que están siendo recolectadas en los actos urgentes, que son de carácter reservado, todas las capacidades de la Policía y la Fiscalía están puestas en el esclarecimiento de este lamentable homicidio”, indicó el general Vargas.

La investigación será apoyada por Estados Unidos y, a partir de los primeros elementos recaudados en terreno, se están orientando los procesos para ubicar a los responsables de este crimen.

El general Vargas aseguró que un equipo de la Policía de Paraguay también llegará a Colombia para apoyar las investigaciones. “Será un trabajo articulado”, reiteró el director de la Policía colombiana.

“Frente al homicidio sucedido en Cartagena, en Barú se tomó la determinación urgente de enviar cinco funcionarios de homicidios de la Dijin. Tomé contacto personal con la asistente de la Fiscal General de Paraguay, estamos pendientes para recibir en la próximas horas una comisión de oficiales de la Policía de Paraguay para que se integren a la Dijin en el esclarecimiento (del asesinato)”, dijo el general Vargas.

El fiscal Pecci era un destacado investigador del grupo antinarcóticos de Paraguay. Fue líder de importantes intervenciones contra grupos de narcotráfico como A Ultranza PY, la mayor operación antidrogas de la historia de Paraguay. Además, investigó el caso del sicariato del empresario Mauricio Schwartzman.

De acuerdo con autoridades de Paraguay, el fiscal Pecci también estuvo al frente de una investigación por el homicidio de Fátima Rejala, persona que, según medios paraguayos, trabajaba para el clan Insfrán y vinculado al Operativo A Ultranza.