Tendencias

Home

Cartagena

Artículo

Palacio de la Aduana en Cartagena - Alcaldía de Cartagena
El Ministerio Público pidió a la Alcaldía de Cartagena, entregar un informe detallado con las acciones adoptadas a raíz de la emergencia. - Foto: Ruby Villarreal

cartagena

Procuraduría investiga causa de posible brote de alergia en estudiantes de un colegio público de Cartagena

Fueron 122 estudiantes los que presentaron afectaciones en la piel. Al parecer no fue por la ingesta de alimentos. ¿Qué lo causó?

El pasado martes 13 de septiembre se reportó un posible brote de alergia en un grupo de estudiantes de la jornada de la tarde, en la Institución Educativa 20 de julio. Inmediatamente, informaron a la Secretaría de Educación Distrital (SED).

El informe preliminar indicó que no hubo intoxicación por la ingesta de los alimentos suministrados en la merienda a las niñas y niños de la institución educativa. Sin embargo, lo que se especula es que el brote se produjo a raíz del contacto con una fruta.

El durazno que acompañaba ese día las raciones del Plan de Alimentación Escolar (PAE), al parecer habría sido el causante del brote en la piel de 122 estudiantes de tercero y quinto grado de primaria, algunos de ellos tuvieron que ser llevados a centros de salud.

Ante esta situación, la Procuraduría pidió a la Alcaldía de Cartagena, entregar un informe detallado con las acciones adoptadas a raíz de la emergencia. Dicha solicitud fue realizada por el procurador 10 Judicial de Familia, de la delegada para la Defensa de los Derechos de la Infancia, la Adolescencia, la Familia y la Mujer, quien también requirió las medidas que la administración ha tomado para regular y optimizar el PAE.

Asimismo, en el momento en que la Alcaldía tenga los resultados de la investigación realizada sobre los alimentos que al parecer causaron la alergia, deberá entregar un reporte con las causantes.

¿Intoxicación o alergia?

La Secretaría de Educación Distrital explicó que los niños y niñas beneficiados con este programa no ingirieron la fruta, de acuerdo con la versión entregada por el rector de la Institución Educativa, Jhony Luna Guerrero.

Esta misma ración de alimentos fue consumida por los estudiantes de la jornada de la mañana y no provocó ningún síntoma adverso en la salud de ellos.

Además, aclararon que la reacción provocada en los niños no se debía a la ingesta del alimento sino al contacto físico que los niños tuvieron con la fruta.

El caso en el ojo público

Por otro lado, la Secretaría, en consecuencia, adelanta las averiguaciones del caso y desarrolla los protocolos de protección y bienestar para los estudiantes del establecimiento educativo. Además, ordenó investigación por configuración de caso de violación del derecho a la intimidad de niñas y niños por la publicación de las fotos de los estudiantes del colegio, en redes sociales.

Se desconoce cómo y quiénes tomaron fotos, imágenes o videos de las y los estudiantes afectados y que después fueron publicadas, siendo esta una violación a la protección de menores.

La secretaria de Educación, Olga Acosta Amel, solicitó igualmente un informe detallado sobre la situación ocurrida en el establecimiento escolar y ordenó tomar las medidas del caso.

No más tapabocas en las instituciones educativas

Tras varios meses de incentivar a la población a vacunarse, el pasado 12 de septiembre el Distrito informó que alcanzó el 44 % en la aplicación de dosis de refuerzo. Lo cual significa el levantamiento del uso de tapabocas en lugares cerrados.

Uno de los cuestionamientos más sonados, fue si la restricción también se levanta en establecimientos de educación, ya sea básica o superior. Ante ello, la Secretaría de Educación, recomienda que solo aquellos estudiantes que presenten síntomas de alguna enfermedad respiratoria haga uso del tapabocas.

Igualmente, aunque se haya alcanzado la meta de cobertura en aplicación de dosis de refuerzos, lo cual permite eliminar el tapabocas en sitios cerrados, el Dadis recuerda que sigue siendo obligatorio el uso de tapabocas en:

  • Personas mayores de dos años en las instituciones de salud, hogares geriátricos, en el transporte público, estaciones de transporte masivo, los terminales de transporte aéreo, terrestre, marítimo y fluvial, sin importar el avance de la vacunación.
  • Debería usarse de manera permanente el tapabocas quirúrgico en personas con comorbilidades que generen inmunosupresión en especial trasplantes, cáncer, VIH, entre otras, con cuadros respiratorios, así como en no vacunadas y cuando se visitan niños recién nacidos, adultos mayores y personas con comorbilidades.