nación

¿Por qué aumentaron los casos de la covid-19 en Norte de Santander?

Actualmente, en el departamento hay más de 150 casos activos.


Las autoridades sanitarias en el departamento de Norte de Santander encendieron las alarmas ante el aumento de casos de covid-19 que se ha registrado en los últimos días, al parecer, debido al relajamiento de medidas de bioseguridad y falta de vacunación contra la enfermedad.

De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, entre el 3 y 6 de junio se registraron 89 casos positivos y una persona falleció a causa del virus en esta región. Una semana después, la cifra pasó a 151 contagios y tres muertos.

En el momento el departamento tiene 306 camas disponibles y 153 ocupadas, lo que representa un 33 % de ocupación de UCI, según el Instituto Departamental de Salud (IDS). De acuerdo con la entidad, la capital del departamento, Cúcuta, es el lugar que más casos registra, con 89; luego se encuentra Pamplona (22), Villa del Rosario (12), Los Patios (8), Ocaña (6), Toledo (3), Bochalema (3), Tibú (2), Chinácota (2), Herrán (2), Sardinata (2), El Zulia (1), Puerto Santander (1), Salazar de las Palmas (1) y La Playa de Belén (1).

En Norte de Santander, desde que se registró el primer caso de la covid-19 hasta la fecha, se han confirmado 20.262 casos, de estos actualmente 157 permanecen activos y 5.116 personas han perdido la vida.

Según el IDS, el aumento de casos obedece a que los ciudadanos han optado por relajar las medidas de autocuidado y continuar las actividades como se vivían antes de la emergencia sanitaria, pese a que esta no ha terminado. Todo esto, además, de la falta de interés por acceder a la vacuna de refuerzo contra el coronavirus.

Si bien en Norte de Santander las cifras de covid van en crecimiento, los pacientes que llegan a los centros asistenciales no han ingresado a las unidades de cuidado crítico. Por ello, las autoridades recalcan la importancia de reforzar el esquema de vacunación.

Estamos realizando acciones extramurales en sitios estratégicos ubicados en las instituciones educativas, en barrios y comunas de la ciudad, esto con el fin de completar el esquema de refuerzo que hace falta”, dijo Astrid Urbina, coordinadora del Plan de Inmunizaciones de la Secretaría de Salud de Cúcuta.

Por otro lado, el alcalde de Cúcuta, Jairo Yánez, ha sido muy enfático al manifestar que hasta que no se alcance el índice requerido, la ciudad no podrá quitar la obligatoriedad del uso del tapabocas en espacios cerrados.

“Invitamos a la ciudadanía a buscar sus dosis de refuerzo en todos los puntos habilitados para poder llegar al 40 % requerido y suspender el uso obligatorio del tapabocas”, escribió el mandatario de los cucuteños en Twitter.

Entre tanto, el director de Promoción y Prevención, Gerson Bermont Galavis, aseguró que en las próximas semanas el país estaría entrando al quinto pico de la pandemia, situación que hace de vital importancia la vacunación contra la covid-19.

“Debemos mejorar la comunicación del riesgo en nuestras comunidades, ya que, de acuerdo con la vigilancia epidemiológica, estaríamos en el inicio de un quinto pico de la covid-19, que se podría consolidar en las próximas semanas”, indicó el funcionario, quien además sostuvo que las personas que están ingresando a los servicios UCI actualmente, son las que no se han vacunado, no han completado los esquemas o no han acudido por las dosis de refuerzo.

En lo que corresponde a las coberturas de esquemas completos, más del 70 % y refuerzos por encima del 40 %, Bermont dejó conocer que ya son 515 municipios que alcanzaron este indicador, por lo que faltan 450 municipios en alcanzar la meta.