valle del cauca

Envían a la cárcel a sicario que asesinó a inspector de Policía en Yumbo, Valle

El sindicado le disparó por la espalda a la víctima cuando se dirigía a su lugar de trabajo.


El repudiado crimen de Crisanto Efrén Gaviria Gómez, inspector de Policía del municipio de Yumbo, Valle del Cauca, parece haberse esclarecido con el envío a la cárcel del presunto sicario que le disparó por la espalda en plena vía pública de este municipio el 10 de mayo de este año.

La Fiscalía General de la Nación confirmó que Jorge Iván Arcila Puente, quien fue capturado tres días después del homicidio, sería el responsable de haber asesinado a Gaviria en el barrio Belalcázar cuando se dirigía con rumbo a su trabajo, en la oficina de la Secretaría de Gobierno de la Alcaldía de Yumbo.

Fue tal el desparpajo del homicida que cometió el crimen movilizándose a pie que, una vez abrió fuego contra la víctima, huyó del lugar ante la mirada de varias personas.

Arcila había sido detenido, en principio, por porte ilegal de armas de fuego, y desde el 13 de mayo se estaba retenido en la cárcel del municipio en mención. Sin embargo, según el ente acusador, información aportada por testigos del crimen permitió señalarlo como el presunto autor material del homicidio del inspector de Policía.

De esta manera, la Fiscalía logró la imputación del delito de homicidio agravado, propiciando la decisión tomada en las últimas horas por un juez, de mantenerlo en la cárcel por estos hechos.

La investigación del caso permitió establecer que Gaviria sí había recibido amenazas de muerte. La víctima, incluso, había comunicado estas intimidaciones a amigos cercanos, a los cuales dijo que no iba a instaurar ninguna denuncia ante las autoridades competentes.

Por este y otros crímenes ocurridos en mayo en Yumbo, la Alcaldía municipal había ofrecido una bolsa de recompensas de hasta 20 millones de pesos. Además, la Policía Metropolitana de Cali había dispuesto un grupo de inteligencia judicial para esclarecer el homicidio.

Trascendió, además, que Gaviria, quien tenía 65 años, estaba cerca de lograr su pensión, fruto del trabajo de toda su vida.

En entrevista con SEMANA, el alcalde de Yumbo, John Jairo Santamaría, dijo que lo consideraba parte de su círculo cercano: “Era esas personas que uno considera todo un señor. Fue un profesional con todas las condiciones, un muy buen funcionario de la administración pública. Fue un gran amigo, un caballero, gran padre y esposo, lo digo con todo el dolor de mi corazón, porque lo conocí”.

Desde la Alcaldía de Yumbo, por su labor como inspector de Policía, lo describieron como un “funcionario ejemplar y gran profesional”.