violencia

Ofrecen recompensa por información sobre el asesinato de inspector de Policía en Yumbo, Valle del Cauca

El alcalde de Yumbo ofreció una bolsa de recompensas de hasta 20 millones de pesos por información de este y otros crímenes.


A raíz del asesinato del inspector de la Policía de Yumbo, Crisanto Efrén Gaviria Gómez, las autoridades de este municipio ofrecieron una bolsa de recompensas por este y otros crímenes perpetuados en los últimos días.

“Van cinco o siete personas asesinadas en lo corrido de este mes. Nos preocupa esa situación. Claro que me duele el crimen de Efrén, era mi amigo y trabajé con él muchos años, pero debo ofrecer una recompensa que nos ayude a esclarecer todas las muertes que han ocurrido”, le dijo a SEMANA el alcalde de Yumbo, Jhon Jairo Santamaría.

Debido a esta escalada de violencia en el municipio, desde la Alcaldía local ofrecieron recompensas de hasta 20 millones de pesos por información que conduzca a los autores de los asesinatos.

“Siento dolor por la situación de violencia en los últimos días. Las pérdidas de jóvenes me duelen”, aseguró el mandatario.

Sobre el asesinato del inspector de Policía, las autoridades aseguraron que fue atacado con arma de fuego por un sicario que iba a pie, cuando caminaba por el barrio Belalcázar, rumbo a su lugar de trabajo.

El general Juan Carlos León, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, señaló que un grupo de inteligencia judicial investigará el crimen. La primera hipótesis del asesinato está relacionada con amenazas que no fueron denunciadas por el inspector.

Santamaría negó conocer amenazas en contra de Gaviria y señaló que será la investigación de las autoridades la que determine las causas que rodearon el asesinato. “Las autoridades están investigando las posibles causas sobre este hecho. Están mirando todas las posibilidades, si tuvo algo que ver con su trabajo o situaciones personales”, apuntó.

Trascendió que el inspector de la Policía asesinado en Yumbo estaba cerca de pensionarse. Santamaría lo recuerda como una “de esas personas que uno considera todo un señor. Fue un profesional con todas las condiciones, un muy buen funcionario de la administración pública. Fue un gran amigo, un caballero, gran padre y esposo, lo digo con todo el dolor de mi corazón porque lo conocí”.

Apenas una semana atrás, en Dapa, zona rural de Yumbo, fue asesinado un hombre por un aparente atraco de su camioneta.

La víctima murió luego de que tres sujetos lo apuñalaran, dejándolo gravemente herido, y se llevaran el vehículo en el que se movilizaba. Falleció pese a los intentos de la comunidad por trasladarlo a un centro asistencial.

El crimen ocurrió en la vía a La Fontana, aproximadamente a 35 minutos del casco urbano de Yumbo, área metropolitana de Cali.

SEMANA conoció que la víctima sería un vendedor de gas domiciliario que frecuentaba la zona en la camioneta hurtada, la cual usaba para transportar las pipas.

“Lo raro es que se robaran una camioneta que no era de lujo. Era una camioneta vieja de estacas. Eso llamó la atención de las autoridades”, le dijo a este medio el alcalde de Yumbo. Por información que ayude esclarecer este crimen también se ofrece recompensa.

Además, se estableció que la camioneta que se llevaron los asesinos fue abandonada momentos después en el corregimiento Salazar.

Los responsables del crimen se escaparon tras adentrarse en la parte boscosa del corregimiento de Dapa y, hasta el momento, no han sido capturados por las autoridades.