Home

Medellín

Artículo

Paro de indígenas y camioneros en Chocó.
Paro de indígenas y camioneros en Chocó. - Foto: Cortesía: API.

chocó

Paro de indígenas y camioneros en Chocó: escasean productos y suspenden rutas desde Medellín

Una delegación del Gobierno nacional está negociando para estabilizar el orden en la vía.

El departamento de Chocó está aislado hace ocho días por cuenta de los bloqueos que adelantan los indígenas y camioneros sobre los principales ejes viales de la región. Ambos grupos están marchando de manera continua por diferentes objetivos. El Gobierno nacional envió una comisión especial al terreno para encontrar acuerdos.

Por un lado, están las comunidades indígenas que tomaron la decisión de obstaculizar con palos la carretera que lleva desde Quibdó hasta la capital de Antioquia, en el sector conocido como el 18, jurisdicción del municipio de Carmen de Atrato. Ellos están reprochando el supuesto incumplimiento de los acuerdos alcanzados con el Estado.

Mientras que los conductores de vehículos de carga pesada tienen otros dos cierres activos para rechazar la manera en que protestan los indígenas. De momento, no hay paso hacia Medellín por el corregimiento de La Mansa de este mismo pueblo; también en la zona conocida como Santa Cecilia, en la vía que conduce hacia Risaralda.

Las asociaciones de comerciantes y productores de alimentos encendieron las alarmas porque ya se empieza a notar la falta de productos y servicios en el departamento a razón de que buena parte de los insumos llegan desde los municipios de Antioquia. También la gasolina comenzó a agotarse. Este panorama ha disparado el precio de la canasta básica familiar.

“Estamos confinados. Estamos sin alimentos. No podemos movilizarnos ante cualquier situación, así sea de emergencia. Somos comunidades víctimas del conflicto armado, pero no hemos sido reparadas. Los conflictos con los indígenas no han sido atendidos”, dijo la Plataforma de Campesinos del municipio de Carmen de Atrato.

La empresa Rápido Ochoa, la única que moviliza vía terrestre a los viajeros entre Quibdó y Medellín, también alzó la voz de preocupación por los bloqueos por las afectaciones millonarias que acumula. En un documento instó a las partes que están en discordia a encontrar resultados que terminen con los bloqueos que se sostienen desde septiembre.

Hasta que no se establezcan las condiciones de seguridad en el corredor, no saldrá un bus de la compañía hacia y desde Quibdó. Cientos de viajeros están afectados porque el Carmen de Atrato es la única vía cercana que los conduce hacia la capital del departamento. Solo están activos los viajes desde el aeropuerto Olaya Herrera.

El comandante encargado de la Policía Nacional en Chocó, coronel Diego Mauricio Córdoba Rojas, explicó que las manifestaciones no han estado acompañadas de actos delincuenciales, pero reconoció que hay preocupación en las comunidades, dado que el desabastecimiento de algunos elementos empieza a tomar fuerza en el departamento.

“Sí, es motivo de inquietud lo que está pasando porque está cerrada la vía que lleva a Medellín y a Risaralda. Ya se está agotando la gasolina. Está cerrado por ambos lados. Nosotros estamos acompañando de cerca al puesto de mando unificado que instaló la Gobernación para seguir estas manifestaciones”, declaró el coronel Córdoba Rojas.

El Ministerio de Transporte es el que tramitará las quejas de los protestantes, aunque en la mesa piden la presencia del Ministerio del Interior. Desde las comunidades indígenas claman el cumplimiento de los acuerdos y el gremio de camioneros está pidiendo que el Gobierno haga efectiva las peticiones de los resguardos para que no cierren las vías.

Jaime Muñoz Vélez, vocero de la asociación de transportadores de esta región del país, describió que los integrantes de la agremiación son los que cargan con los efectos del malestar de los pueblos indígenas. Contrario a las pretensiones, los estruendos no llegan hasta los funcionarios que tendrían las soluciones en las manos.

“Nosotros somos los que estamos pagando los platos rotos. A Chocó llega mucha ayuda, pero no alcanzan para los indígenas. Ellos tendrán razones para marchar, pero les estamos pidiendo que no lo hagan sobre las vías porque nos afectan bastante. Nosotros somos los que abastecemos a Chocó”, señaló el líder.