Home

Política

Artículo

María Fernanda Cabal cuestionó fuertemente al presidente Gustavo Petro y a la ministra Gloria Inés Ramírez.
María Fernanda Cabal cuestionó fuertemente al presidente Gustavo Petro y a la ministra Gloria Inés Ramírez. - Foto: SEMANA / PRESIDENCIA / MINISTERIO DEL TRABAJO

política

“O sea que el dictador Gustavo Petro da órdenes a la chavista minTrabajo para que selle una tienda sin el debido proceso”: María Fernanda Cabal por caso Jon Sonen

La congresista uribista se fue de frente contra el mandatario y la alta funcionaria luego de escuchar el testimonio del empresario.

La senadora María Fernanda Cabal, del Centro Democrático, cuestionó fuertemente al presidente Gustavo Petro y a su ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, por haber ordenado el sellamiento de la tienda Jon Sonen en Cartagena, luego del escándalo que se generó por el video en el que una mujer reclamó el pago de unas acreencias laborales.

“¿O sea que el dictador Gustavo Petro da órdenes a la chavista minTrabajo para que selle una tienda sin el debido proceso, desprestigiando una marca que genera empleo y paga impuestos? La falsa sensibilidad es el argumento para atropellar derechos de otros”, cuestionó Cabal.

La senadora uribista hizo el comentario luego de que Jon Sonen, dueño de la empresa textil, saliera a explicar su versión de los hechos de lo sucedido en la tienda del centro comercial La Serrezuela.

Según dijo el empresario, Norelis Álvarez fue a reclamar al local de Sonen en Cartagena unas acreencias laborales. “Están completamente canceladas y no desde ayer, no desde hace una semana, hace más de tres meses. Y las pruebas lo dicen, porque hay que hablar con hechos”, afirmó Sonen con unos documentos en sus manos.

Sonen aseguró que tiene en su poder el volante de pago por 3 millones de pesos que se realizó hace un tiempo. “Hoy, a través de una disputa de demanda laboral, la señora no ha podido tener acceso”, afirmó.

La mujer ha dicho que se le deben 2 millones de pesos por parte de la compañía, pero según Sonen, el recibo está por 3 millones.

“Quiero levantar una voz como dueño, como gerente y como artífice de esta marca que lleva construyendo país y empresa en hace más de 25 años”, reclamó Sonen.

Asimismo, el empresario dijo que en el caso puntual de la mujer, se le dieron garantías y en medio de la pandemia se le respetó su puesto de trabajo. “En estado de embarazo se le canceló toda su licencia de maternidad”, afirmó el propietario de la tienda de ropa.

Afirmó que, posiblemente, debido a esa disputa laboral, la mujer no habría podido acceder al dinero y por eso estaría buscando afectar a la marca.

“Soy Jon Sonen y espero de todo corazón que las personas que han seguido la marca, que no me conocen y que han sido artífices de este proyecto, que arrancó hace 20 años, sigan creyendo en que lo que hago y digo es la verdad”, afirmó el empresario.

El reclamo de Cabal es porque este martes la ministra Ramírez ordenó el sellamiento del almacén en La Serrezuela luego del escándalo. “Ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez, ordenó investigación y el cierre preventivo de la tienda de ropa Jon Sonen en Cartagena, en donde una mujer fue sacada a la fuerza con su hija en brazos por la Policía, porque ingresó a reclamar el pago de sus prestaciones sociales”, informó oficialmente el Ministerio del Trabajo.

Asimismo, el presidente Gustavo Petro cuestionó lo sucedido. “El respeto a las reglas laborales debería ser pan de todos los días. Deplorable este tratamiento a una mujer trabajadora que es portadora de derechos”, afirmó el mandatario.

Sin embargo, varios sectores le reclamaron al Gobierno escuchar la versión del empresario e investigar lo sucedido, antes de tomar medidas y decisiones de fondo.

Según la denuncia, la trabajadora, de ciudadanía venezolana, laboró durante un año y seis meses en la empresa y pasados dos años no habría recibido su liquidación. “Yo puse tutelas y demandas, pero ellos no responden y usan todo su poder para atropellar mis derechos como trabajadora”, reclamó la mujer de 36 años que se hizo viral en las redes sociales por acudir al local en Cartagena a reclamar, acompañada de su hija en brazos y de su hijo que grabó todo lo sucedido. En el video se ve cuando la Policía le pone unas esposas y la sacan del local.

La mujer reclamó que en un momento tuvo que presentar una tutela porque habría estado trabajando en la tienda de Sonen sin seguridad social y en estado de embarazo. “Cuando regreso de mi licencia, la empresa ordena trasladarme a Yopal (Casanare) con una bebé de 6 meses y con un niño de 5 años”, aseguró Álvarez.