Home

Política

Artículo

Presidente Gustavo Petro
Presidente Gustavo Petro en Buenaventura. - Foto: Presidencia

política

Presidente Petro fijó ambiciosa meta en Buenaventura como laboratorio de paz: “se reducirán en un 97 % los homicidios”

El mandatario dio inicio formalmente a la fase exploratoria de diálogos entre las bandas urbanas criminales de Los Espartanos y Los Shottas.

El presidente de la República, Gustavo Petro, mantiene altas expectativas sobre el proceso que inició formalmente en Buenaventura como laboratorio de paz, con la activación de una fase exploratoria de diálogos entre las bandas urbanas criminales de Los Espartanos y Los Shottas.

De acuerdo con el Gobierno nacional, ese proceso que busca un cese al fuego de esas organizaciones armadas al margen de la ley y un sometimiento a la justicia, dejará como resultado que Buenaventura, región tradicionalmente violenta, pueda ser ejemplo de paz con una histórica reducción del 97 % de los homicidios; una ambiciosa meta que fija el presidente Petro.

De la misma manera, esa fase exploratoria de diálogos se traduce, de acuerdo con el Gobierno nacional, en un modelo, un laboratorio de paz que se replicará en otras regiones afectadas por la violencia.

A su turno, el monseñor Rubén Darío Jaramillo, obispo de la Diócesis de Buenaventura, resaltó el proceso de paz, el cual para su concepto impactará favorablemente esa zona del país, atrayendo desarrollo.

Nosotros estamos acompañándolos a ellos en la decisión autónoma que las dos bandas tomaron a principio del mes de septiembre, con base en las declaraciones del presidente Petro sobre la intención de la paz total”, sostuvo el Obispo.

También dejó claro: “Ellos (Los Espartanos y Los Shottas) quieren acogerse a esta propuesta de país, porque están cansados de la guerra; están pensando en sus hijos, en sus esposas, en su familia, no quieren más sangre, no quieren más muerte y no quieren que los niños terminen en el lugar donde ellos están. Ha llegado una esperanza y eso es muy importante, y creemos que la paz comienza con esto, generando confianza y esperanza en estos jóvenes que no la han tenido”.

El presidente de la República, Gustavo Petro, en Buenaventura.
El presidente de la República, Gustavo Petro, en Buenaventura. - Foto: Presidencia de la República

Cabe recordar que el propio presidente Petro, al momento de finalizar un consejo de seguridad en Bogotá que se llevó a cabo esta semana, subrayó que el único proceso concreto de diálogos de paz es con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y mencionó la experiencia que se adelanta con grupos ilegales en Buenaventura.

“Se va a abrir (diálogo) con unas formaciones que son diferentes, que es una experiencia nueva, inédita, que es con organizaciones de jóvenes armados muy ligados al narcotráfico en barrios populares de Buenaventura, que son Los Shottas y Los Espartanos. Es un proceso de pacificación urbano y tiene más que ver con procedimientos de acogimiento a la justicia”, dijo en esa ocasión Gustavo Petro.

Sumado a ello, el mandatario colombiano fue directo en afirmar que ese proceso de paz inédito en Buenaventura irá de la mano con un compromiso del Estado para resolver problemas sociales “muy profundos, de muy público conocimiento que se localizan en la ciudad de Buenaventura”, explicó.

No obstante, como consecuencia de la tregua entre bandas en Buenaventura, ha permitido que este puerto en el Pacífico complete más de 80 días sin muertes violentas entre estos dos grupos.

“En Buenaventura llevábamos más de 2 años tratando de hacer un acercamiento con las bandas y no era posible, porque no había un marco jurídico ni una intención del Estado de acogerlos. Hoy la gente puede ya desplazarse, el comercio se ha reactivado, el turismo, la ocupación hotelera ha mejorado, y también algunas empresas ya están viendo con optimismo la posibilidad de venir a establecerse en Buenaventura, generando empleo y desarrollo”, resaltó el monseñor Jaramillo.

Y finalmente indicó: “Este ejemplo de diálogo en Buenaventura es un referente para muchas ciudades, donde los atormenta la extorsión, el robo, los homicidios y los enfrentamientos. Que se generen también unos climas de paz, para poder constituir una paz verdadera, que es la paz total”.