Home

Política

Artículo

Radicación del proyecto de ley que busca garantizar acceso al Programa Madre Canguro en todo Colombia.
Radicación del proyecto de ley que busca garantizar acceso al Programa Madre Canguro en todo Colombia. - Foto: Prensa Agmeth Escaf

política

Radican en la Cámara proyecto de Ley que busca garantizar acceso al Programa Madre Canguro en todo Colombia

Los ponentes del proyecto son varios representantes de la Comisión Séptima Constitucional.

Este miércoles 7 de diciembre, varios representantes a la Cámara radicaron un proyecto de Ley 317 en la Comisión Séptima Constitucional, que busca garantizar el ‘acceso universal y obligatorio’ para todas las familias en todo el territorio nacional al Programa Madre Canguro, sin excepción y sin discriminación alguna.

Como autor principal está el reconocido presentador y ahora representante Agmeth Escaf y los demás autores son la representante Karen López, Hugo Archila, Héctor David Chaparro, Juan Carlos Vargas, Sandra Jaimes, Daniel Carvalho y Wilber Escobar.

A pesar de que el Método Madre Canguro viene implementándose en el país desde hace más de 50 años, con grandes resultados en el desarrollo del bebé y la atención integral a sus familiares; actualmente no existe un marco legal que obligue a las prestadoras de salud y aseguradoras del régimen contributivo y subsidiado a su cumplimiento y correcta implementación.

“Tenemos que decir que nuestro sistema les ha fallado a los bebés prematuros, de bajo peso al nacer y a sus familias. En ciudades como Quibdó, en donde no existen unidades de cuidado neonatal, cerca del 20 % de los bebés nacidos son prematuros y no tenemos un sistema de atención específico, oportuno y de calidad para su atención”, manifestó el representante Agmeth Escaf.

Al día, en promedio nacen 160 bebés prematuros en Colombia, pero en ninguna ciudad del país hay una implementación del 100 % del Programa Madre Canguro. Según las cifras de la Superintendencia de salud, las ciudades con menor cobertura son Valledupar (18 %), Barranquilla (38 %), Quibdó (46 %), Tunja (50 %) y Cali (51 %).

A nivel mundial, el nacimiento prematuro es la primera causa de mortalidad en los niños menores de cinco años y Colombia no es la excepción. Los bebés que nacen en esta condición tienen mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas, discapacidades de por vida, en particular, relacionadas con el aprendizaje, problemas visuales y auditivos.

El proyecto contempla que sean sancionados penal y disciplinariamente el personal médico e instituciones privadas o públicas que tras la aprobación de la ley obstaculicen o se nieguen a prestar el servicio del Programa Madre Canguro.

“Que todos los bebés prematuros y sus familias tengan acceso a este Programa, es lo mínimo que deberíamos hacer para lograr un país con mayor equidad en términos de acceso a la salud”, continuó Escaf.

Por su parte, la representante de las curules de Paz, Karen López, expresó que apoya el proyecto “porque el programa ha demostrado tener resultados positivos en el riesgo de mortalidad neonatal, en la calidad de vida de los bebés y en la reducción de enfermedades a las que son propensos”.

La base de este método es el contacto piel a piel 24/7 de los bebés con sus familiares, que ha demostrado tener resultados positivos en el riesgo de mortalidad, en la calidad de vida de los bebés y en la reducción de enfermedades a las que son propensos.

Así mismo, este método logra fortalecer la relación afectiva y emocional del bebé con su familia, tiene un efecto positivo en la lactancia materna y el desarrollo neurológico.

En ese sentido, los bebés requieren un entorno que le permita dormir adecuadamente: los niños prematuros tienen mayores riesgos de tener una muerte súbita, así que se recomienda evitar el tabaquismo en casa, el pre y posnatal consumo de alcohol o drogas por parte de la madre y adultos cuidadores, y evitar la posición decúbito prono (boca abajo) o decúbito lateral al momento de dormir, de acuerdo con Grupo Familia.

En el largo plazo, por su parte, existe el riesgo de padecer complicaciones visuales y auditivas o problemas de desarrollo motor, cognitivos, de lenguaje o del comportamiento, conforme revela The Conversation.