Bonos verdes y con enfoque de género, la apuesta de Davivienda para impulsar el desarrollo sostenible

La compañía se ha preocupado por reinventar constantemente su modelo de negocio para adaptarse a las nuevas necesidades de los clientes y el entorno.


Encontrar un balance entre la generación de riqueza, el cierre de brechas sociales y cuidado ambiental supone un desafío enorme para el mundo. Por esta razón, las prácticas Ambientales, Sociales y de Gobierno corporativo (ASG) son una oportunidad para llevar a la región al desarrollo, más allá de una mirada socialmente responsable y, en ese sentido, el sistema financiero está interesado en innovar, justo cuando el foco de los inversionistas en estos asuntos es cada vez mayor.

En Davivienda tenemos una dinámica continua de reinvención de nuestros modelos de negocio para responder oportunamente a los retos del mercado. Desde nuestra estrategia corporativa, la sostenibilidad es un eje transversal que integra criterios ASG en nuestras líneas de negocio, movilizando el desarrollo y el crecimiento de nuestra gestión multilatina. Nuestra estrategia sostenible nos permite mirar al futuro, identificando las oportunidades y gestionando los riesgos.

En línea con esta estrategia, desde 2014 somos parte del Índice de Sostenibilidad Dow Jones (DJSI), uno de los referentes mundiales más importantes en materia de sostenibilidad, y desde 2018 tenemos presencia en el Anuario de Sostenibilidad de Standard & Poor’s.

Con el fin de establecer los lineamientos generales para la incorporación de los criterios ASG, el Grupo Bolívar, del cual hacemos parte, publicó su Política de Inversión Responsable, que busca un rol más activo en la gestión de riesgos y el desarrollo de las prácticas de inversión responsable de todas las empresas que lo conforman. Bajo este esquema, la organización cubre la evaluación de riesgos ASG de más del 90 por ciento de las inversiones de portafolios de recursos de terceros, donde se ha identificado una concentración de más del 70 por ciento de dichas inversiones con las calificaciones más altas.

NO USAR, USO EXCLUSIVO MEJOR COLOMBIA, Content Davivienda
Daniel Cortés Mcallister, vicepresidente Ejecutivo de Banca Patrimonial y Tesorería del Banco Davivienda - Foto: Cortesía Davivienda

Así mismo, nos encontramos en proceso de adhesión a la iniciativa de Principios de Inversión Responsable (PRI) de Naciones Unidas, que promueve la integración de los factores ambientales, sociales y de gobierno en las decisiones de inversión, fortaleciendo la política y en línea con la estrategia de la organización.

Desde el frente de educación Financiera, Davivienda, a través del portal Mis Finanzas para Invertir, brinda información de manera sencilla sobre las inversiones con criterios ASG, muestra sus ventajas y cómo acceder a ellas. El propósito es que cualquier persona alcance sus metas a través de la inversión mientras ayuda a mitigar los impactos negativos sociales y ambientales en el planeta.

Así, desde 2019 se incorporaron inversiones internacionales con evaluación sostenible en el portafolio Acciones Global del Fondo de Pensión Voluntaria Dafuturo (FPV). Hoy, este portafolio tiene el 55 por ciento de sus activos administrados en inversiones con sello ASG, con exposición en los Estados Unidos, Europa y países emergentes. Por otro lado, la organización lanzó en 2020 el primer portafolio ciento por ciento ASG Sostenible Global, un producto de inversión diversificado del FPV Dafuturo que busca mantener las más altas calificaciones internacionales de sostenibilidad.

En esa línea, Davivienda ha participado en dos emisiones de bonos temáticos sostenibles: la primera se realizó en abril de 2017, con una emisión de Bonos Verdes por 433 mil millones de pesos, destinada a financiar proyectos de construcción sostenible, energía renovable y eficiencia energética e hídrica. Estos proyectos han obtenido las certificaciones de construcción sostenible LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) y EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies).

La segunda emisión fue el Bono Social con enfoque de género, realizada en 2020 por 362 mil millones de pesos. Estos recursos se destinaron a créditos otorgados a pymes lideradas por mujeres y créditos hipotecarios para vivienda de interés social (VIS) en propiedad de mujeres cabeza de familia.

Seguimos trabajando para ofrecer nuevos productos de inversión y estamos comprometidos con seguir las mejores prácticas que aporten a la sostenibilidad del negocio, la rentabilidad de nuestros clientes y el bien del planeta.

*Contenido elaborado con apoyo de Davivienda