Tendencias
Estres
Cuando un teléfono ha sido intervenido, los usuarios difícilmente logran descubrir esta situación y por ello es clave aprender a identificar algunos elementos que pueden exponer dicha situación. - Foto: Getty Images

tecnología

¿Cómo descubrir si se tiene intervenido el teléfono?

Ruidos raros durante las llamadas y una baja duración de batería, pese a estar plenamente cargada, son pistas de una posible intervención.

A medida que más personas usan los teléfonos inteligentes como un recurso para comunicarse y para realizar las diferentes tareas que deben cumplir en su vida cotidiana, también surgen nuevas tácticas que emplean los ciberdelincuentes para tomar el control de la información íntima que las personas guardan en sus smartphones.

Por esta razón, no es extraño que se conozcan casos de personas cuyo teléfono ha sido intervenido por delincuentes que buscan invadir la privacidad de su víctima, para robar información bancaria u otros datos que pueden ser usados para sobornar al usuario.

Si una persona nota que su smartphone tiene un comportamiento extraño, como la presencia de ruidos extraños durante las llamadas, poca duración de batería o que en la factura telefónica aparezcan llamadas que nunca hizo, existe la posibilidad de que el dispositivo haya sido intervenido.

¿Cómo descubrir si un teléfono fue intervenido?

Usualmente, cuando un teléfono ha sido intervenido, los usuarios difícilmente logran descubrir esta situación y por ello es clave aprender a identificar algunos elementos que pueden exponer dicha situación.

Por ejemplo, el hecho de que aparezcan varias llamadas entrantes y salientes a números desconocidos es un factor que debe llamar la atención del usuario, porque varios criminales usan herramientas para clonar un número y así usar la línea de la víctima sin que esta lo sepa.

Un alto consumo de datos móviles también es una situación que puede disparar una alerta en el usuario, pues en caso de que el equipo se encuentre intervenido, el dispositivo comprometido comenzará a enviar una gran cantidad de datos hacia los cibercriminales que están manipulando el teléfono.

Bajo esta táctica, los ciberdelincuentes captan contraseñas, correos, archivos y otro tipo de información, por ello es común que el consumo de datos móviles se incremente considerablemente.

De igual manera, si la carga de batería del teléfono comienza a durar mucho menos de lo normal, existe la posibilidad de que en el dispositivo tenga instalada una aplicación espía. Este tipo de apps trabajan en segundo plano mientras roban información y por ello generan un alto consumo de energía, pese a que la víctima no utilice con frecuencia el dispositivo.

Otro factor que puede exponer la posible intervención de un teléfono, es la presencia de ruidos extraños durante las llamadas. Esto se debe a que en algunos casos, cuando se monitorean las comunicaciones de la víctima, es posible escuchar cierta interferencia en la llamada.

¿Qué hacer si un teléfono fue intervenido?

En caso de tener sospechas de una posible intervención en el dispositivo, lo más recomendable es realizar inmediatamente un respaldo de la información y ejecutar un reinicio de fábrica en el teléfono.

De este modo, el usuario eliminará de su dispositivo todo rastro de aplicaciones maliciosas que puedan estar instaladas en el teléfono de la víctima.

Adicional a esto, es recomendable levantar una denuncia ante las autoridades. Dicho trámite se puede realizar de forma virtual en el sitio web de la Policía Nacional, allí se podrá encontrar una sección para denunciar delitos informáticos.

¿Cómo impedir que intervengan un teléfono?

Es fundamental mantener el sistema operativo del teléfono (iOS o Android) actualizado, esta práctica ayuda a cerrar brechas de seguridad que pueden ser aprovechadas por ciberdelincuentes.

También se aconseja instalar un programa antivirus en el teléfono, ya que estas plataformas ofrecerán una capa de seguridad extra ante intentos de hackeo. De igual manera, es importante usar una contraseña en la pantalla de inicio y nunca perder de vista el teléfono, pues en un par de segundos un tercero puede instalar una app maliciosa.

En caso de tener dudas sobre la presencia de una app extraña, se recomienda revisar las apps que tiene el teléfono, gracias a ello el usuario podrá detectar y eliminar programas extraños en su equipo.

Finalmente, se aconseja no rootear o retirar bloqueos de fábrica del teléfono, puesto que esta acción abre una brecha de seguridad que puede ser aprovechada por los hackers.