tecnología

Los peligros de cargar el celular con un cable roto

Aunque parezca algo de menor importancia, es algo que puede representar un peligro para el usuario y el celular.


El cargador de los celulares suele ser el artefacto que más rápido se desgasta, y específicamente sucede con los cables, pues su mal almacenamiento lleva a que se rompan las fibras en la parte donde están los conectores.

Por tal razón, la compañía de tecnología equinux AG recomendó que si este artefacto está dañado, lo mejor es dejar de usarlo, por cuatro razones:

1. Se está dañando el celular: Un cable en mal estado daña lentamente el dispositivo, puesto que el desgaste no permite que la electricidad fluya correctamente por medio del cable de carga, lo que lleva a que el dispositivo tenga picos de tensión que dañan los componentes internos.

2. Se pone en riesgo la seguridad del usuario: Los ya mencionados picos de tensión pueden llevar a que el dispositivo se sobrecaliente y provoque un incendio.

Esto, pese a que ocurre en pocos casos, llevó a que algunas personas hayan sufrido graves quemaduras, o incluso la muerte.

3. Se puede sufrir una descarga eléctrica: Aquellos alambres que quedan expuestos como resultado de una cubierta de cable desgastada son volátiles.

Esto se da porque la funda del cable de carga está diseñada para proteger de las corrientes eléctricas que fluyen a través del mismo, por lo que el contacto directo podría provocar un corrientazo.

4. Niños o mascotas podrían resultar lastimados: Los ya mencionados riesgos se pueden mitigar si se tiene consciencia del riesgo que se está corriendo. Pero esto no ocurre con niños y mascotas, cuya curiosidad podría desencadenar en un accidente.

Así mismo, la empresa explicó que no es una buena idea esperar a que el cable se rompa completamente, sino que una vez se empiece a deteriorar, lo mejor es cambiarlo.

Unión Europea establece acuerdo para que se adopte un cargador universal para dispositivos electrónicos

Los países de la Unión Europea (UE) y los negociadores del Parlamento Europeo anunciaron este martes un acuerdo para adoptar un cargador universal para teléfonos inteligentes, tabletas y dispositivos portátiles a más tardar en el otoño boreal de 2024, en un duro revés para Apple.

La normativa impondrá para todos esos aparatos un puerto USB-C con el objetivo de limitar los desechos tóxicos de miles y miles de cables de diversos formatos, y defender el derecho de los consumidores, obligados por ahora a acumular diversos cargadores.

El proyecto había enfrentado la feroz oposición del gigante tecnológico Apple, que defiende su tecnología de carga y conexión Lightning.

La normativa legal aún deberá ser formalmente ratificada por el Parlamento Europeo y los 27 estados del bloque para que pueda entrar en efecto.

El comisario europeo de Industria, Thierry Breton, destacó que el acuerdo fue alcanzado después de apenas nueve meses de negociaciones, y apuntó que “esto significa que podemos movernos rápidamente cuando hay la disposición política”.

De esa forma, añadió el funcionario francés en una conferencia de prensa, “hemos sido capaces de decirles a los lobbies: ‘Nos van a disculpar, pero esto es Europa y estamos trabajando por nuestra gente’”.

Poco antes, en Twitter, Breton había señalado que con el acuerdo “el interés general de la Unión Europea ha prevalecido”.

En una nota de prensa, el Parlamento Europeo apuntó que el proyecto “es parte de un esfuerzo más amplio de la UE para hacer que los productos en la UE sean más sostenibles, reducir los desechos electrónicos y facilitar la vida de los consumidores”.

Así, “los consumidores ya no necesitarán un dispositivo y cable de carga diferente cada vez que compren un dispositivo nuevo, y podrán usar un cargador para todos sus dispositivos electrónicos portátiles pequeños y medianos”, añadió la nota.

El Parlamento también destacó que la velocidad de carga será “armonizada para dispositivos que admiten carga rápida, lo que permite a los usuarios cargar sus dispositivos a la misma velocidad con cualquier cargador compatible”.

El eurodiputado socialdemócrata maltés Alex Agius Saliba, que encabezó el equipo negociador del Parlamento, apuntó que “se trata de una norma que deberá aplicarse a todos”.

“Si Apple (...) o cualquier otro quiere comercializar sus productos, venderlos en nuestro mercado interno, tendrá que acatar las reglas y su dispositivo deberá tener un puerto USB-C”, comentó.