Ciberseguridad (Foto Getty)
Los estafadores también intentarán engañar al utilizar nombres de empresas famosas, así que preste atención a los errores tipográficos o a las ediciones que hacen que el nombre de la marca se vea extraño. - Foto: GettyImages/E+/PeopleImages

tecnología

Pilas: que no le metan un gol con la seguridad en línea en WhatsApp

El 42 % de los colombianos tiene dificultades para reconocer los mensajes falsos, por lo que acaban haciendo clic en cualquier enlace sin pensar en las consecuencias.

Siete de cada diez colombianos muestra preocupación por su seguridad en línea, y el 27 % de ellos admite no saber cómo funciona la recolección de sus datos personales en el entorno digital.

Así lo dio a conocer un informe de Kaspersky en el que se estableció que para que los ciberdelincuentes logren sus objetivos, como robar los datos o el dinero de sus víctimas, necesitan derribar las defensas de los usuarios.

Sin embargo, el 42 % de los colombianos tiene dificultades para reconocer los mensajes falsos, por lo que acaban haciendo clic en cualquier enlace sin pensar en las consecuencias.

Fabio Assolini, director del equipo global de investigación y análisis para América Latina de Kaspersky, declaró que “¿cómo se puede evitar una estafa si no la reconocemos como una amenaza? Por ejemplo, recientemente los internautas que coleccionan el álbum de fútbol recibieron un enlace malicioso que pedía datos sensibles ofreciendo las estampas o figuritas de éste; en esta situación, la primera táctica de defensa debe ser comprobar si la promoción es real”.

Las claves

Según el experto, el paso a paso es sencillo. Para dominar la jugada, no se debe dar clic en mensajes con promociones en WhatsApp, redes sociales o correo electrónico.

Posteriormente, se debe comprobar quién envía el mensaje. Es importante tener en cuenta que el robo de WhatsApp es una estafa muy popular en América Latina, por tal motivo, hay que sospechar, incluso si la persona es conocida.

Los estafadores también intentarán engañar al utilizar nombres de empresas famosas, así que se debe prestar atención a los errores tipográficos o a las ediciones que hacen que el nombre de la marca se vea extraño. Y nunca hay que responder o compartir el enlace.

Remitente y dirección

Así mismo, además del remitente, se debe analizar a qué dirección o sitio dirige el enlace. Si el mensaje es de un banco, el sitio debe incluir su nombre. Lo mismo ocurre con las promociones, descuentos o cualquier otro mensaje “urgente”. Este paso es importante para evitar anotarse un autogol.

Para tener en cuenta, una forma de comprobar la veracidad del mensaje, promoción o descuento es acceder al sitio oficial de la empresa, pero a través del navegador, ingresando la dirección URL de la organización mencionada. Si este no contiene la información deseada, es un indicio de que se trata de un fraude.

En este punto, si el usuario hizo clic en el mensaje, es muy importante analizar lo que se pide. Si se prometió un descuento a cambio de información, hay que sospechar inmediatamente y seguir los pasos para comprobar si la promoción existe realmente.

Además, nunca se debe facilitar información personal, números de tarjetas de crédito o contraseñas, algo que es clave.

Assolini aseveró que “hasta los usuarios más cuidadosos a veces cometen errores, pero es importante estar siempre alerta”.

Agregó que “a nadie le gusta perder. Los consejos son válidos incluso para quienes tienen un programa de seguridad instalado en su móvil u computadora, porque hay estafas como el robo de WhatsApp que no utilizan códigos maliciosos y, en este caso, el sentido común y los conocimientos de seguridad son las únicas defensas. Hacer lo correcto siempre garantizará la victoria”.