tecnología

Twitter impondría un tiempo límite para editar trinos: así funcionaría

La novedad estaría en fase de desarrollo por el momento, pero se espera que se presente principalmente en los usuarios de la versión paga.


La edición de trinos en Twitter ha sido una de las más apetecidas durante mucho tiempo. La posibilidad de editar las publicaciones sin tener que eliminarlas y perder el impacto que ya tuvo, es una de las novedades que los usuarios han pedido, pero que la compañía, por distintos argumentos, ha preferido no permitir.

Aunque esta herramienta ya está disponible en la versión paga de la aplicación, según la ingeniera Jane Manchun Wong la novedad sería el tiempo y el número de veces que dejaría editar las publicaciones la red social. El medio argentino ‘Clarín’, recoge que este tiempo se limita a los 30 minutos, y no se permitiría más de 5 veces en el trino.

Según recalcó Wong, la aplicación sería la encargada de notificar cuándo se acaba el tiempo de libre edición. A partir de ese momento ya no se podría realizar cambios en una publicación. Sin embargo, recalcó que esta novedad todavía está en desarrollo y podría venir en una nueva actualización.

Twitter está trabajando para notificar cuando te quedas sin tiempo para editar el tuit”, escribió la ingeniera en su cuenta, agregando una imagen que ejemplifica la alerta de la red social, anunciando al usuario que ya no tiene permitido hacer más cambios en su publicación original, dado que “acabó su tiempo” para ejecutarlo.

¿Qué son los ‘bots’ y por qué son el centro de la pelea por la compra de Twitter?

Los programas de bots (robots) que operan cuentas artificiales en Twitter pusieron el suspenso en la oferta de Elon Musk por la plataforma debido a los cuestionamientos del multimillonario sobre estas controversiales líneas de código.

Este tipo de software es tan común y puede ser un problema tan grande que los gigantes de la tecnología como Meta, Google y Twitter tienen equipos dedicados a retirar bots y a firmas de ciberseguridad para combatirlos.

A nivel básico, los bots son programas que interactúan con plataformas en línea, o con sus usuarios, pretendiendo ser un usuario real, explica Tamer Hassan, cofundador y jefe de la compañía de ciberseguridad Human.

Los bots maliciosos se han vuelto muy sofisticados y están entre las amenazas cibernéticas más grandes de la década, dice Hassan, cuya firma se especializa en distinguir las personas reales del software en línea.

El término ‘bots’ en Twitter es a menudo usado para describir cuentas falsas alimentadas por alguna inteligencia artificial, que puede lanzar publicaciones e incluso reaccionar a lo que es publicado por otras cuentas, afirma el analista independiente Rob Enderle.

Los bots son usados en más de tres cuartas partes de los incidentes de fraude en línea, y pueden difundir publicaciones socialmente polarizadas hasta acaparar las entradas de un concierto y servir de herramientas de hackeo, según explicó Hassan a la AFP.

“A través de todas las plataformas sociales los ‘bots’ pueden ser usados para difundir contenidos con el fin de influenciar la opinión de las personas, dirigir reacciones y pueden incluso derivar en cibercrímenes”.

Los bots pueden ser usados en las redes para difundir noticias falsas, desinformar a usuarios reales, llevar a personas hacia sitios web engañosos y hacer que publicaciones engañosas parezcan populares usando las funciones “compartir” o “me gusta”. Incluso pueden llevar a los usuarios hacia estafas financieras, añadió Hassan.

“Las redes sociales han tenido ‘bots’ por mucho tiempo”, dijo el analista Enderle. “Los bots han estado conectados con intentos de influenciar las elecciones de Estados Unidos o incluso moldear las opiniones sobre la guerra entre Rusia y Ucrania”.

Musk publicó que el número real de ‘bots’ puede ser cuatro veces más alto y dijo que si llega a ser el propietario de la plataforma una de sus prioridades sería deshacerse de ellos.

Los bots son conocidos como un problema en las redes sociales al punto que han hecho que Musk los convierta en una problemática en el proceso de adquisición que parece ser “un vehículo para escapar de la compra o para obtener un mejor precio”, concluyó Enderle.

*Con información de la AFP.