redes sociales

Elon Musk dice que compra de Twitter no se hará sin garantías de cuentas falsas

El multimillonario mantiene en suspenso la compra de la red social hasta que no se resuelva su petición.


El multimillonario Elon Musk afirmó este martes que la adquisición de Twitter no se llevará a cabo hasta que tenga garantías sobre la plaga de cuentas falsas que abundan en la plataforma, lo que complica la tensa oferta de compra del gigante de las redes sociales.

El empresario, considerado un genio por quienes lo siguen y un “megalómano errático” por sus detractores, sorprendió al mundo de las finanzas en abril cuando anunció que quería comprar Twitter.

Pero su oferta por 44.000 millones de dólares está ahora en suspenso hasta que se resuelva el número estimado que hay de cuentas falsas, conocidas como “bots.”

“El director ejecutivo de Twitter se negó ayer a demostrar que menos del 5 % de las cuentas son falsas”, tuiteó Musk, que tiene casi 94 millones de seguidores en la red social. “Hasta que no lo haga, el acuerdo no puede seguir adelante”, añadió.

El consejero delegado de Twitter Parag Agrawal afirma que la plataforma suspende más de medio millón de cuentas que parecen falsas cada día, muchas veces antes de que estas sean públicas y que cada semana bloquea a millones de supuestos usuarios por sospechas de que son cuentas manejadas por una aplicación de ordenador.

Los análisis internos muestran que menos de 5 % de las cuentas activas en un día promedio son calificadas como “spam”, pero estas cuentas no pueden ser replicadas por terceros debido a los requerimientos de privacidad, aseguró Agrawal.

Una plaga

Musk -que afirma que los “bots” son una plaga en Twitter y que considera como una prioridad deshacerse de ellos si toma el control de la plataforma- respondió a la explicación de Agrawal hecha en un tuit, con un ícono en forma de caca.

“¿Entonces los anunciantes saben lo que reciben por su dinero?”, agregó Musk en otro diálogo sobre la necesidad de probar que los usuarios de Twitter son todos personas.

Además, afirmó que esto es clave no solo para los anunciantes sino también para la economía de la red social como tal. Según dijo Musk: “esto es fundamental para la salud financiera de Twitter”.

Sin embargo, los directivos de Twitter se defienden. El procedimiento para estimar cuántas cuentas son “bots” ha sido compartido con Musk, insistió Agrawal.

El analista de Wedbush Dan Ives indicó en una nota a los inversores que el tema de las cuentas falsas está haciendo que el acuerdo se vuelva confuso.

“El tema de los ‘bots’ al final de cuentas es algo conocido hasta por los taxistas de Nueva York y parece más a una excusa del tipo ‘el perro se comió mi tarea’ para salirse del trato sobre Twitter o para lograrlo a un precio más bajo”, señaló el experto.

Musk ha afirmado que su motivación de compra surge de un deseo de asegurar que haya libertad de expresión en la plataforma y para impulsar la monetización de una página que es muy influyente pero que tiene dificultades para tener un crecimiento que sea rentable.

El empresario también se declaró a favor de levantar el veto en la plataforma contra el expresidente estadounidense Donald Trump que fue impuesto después de que después de que sus partidarios, enfervorizados por sus tuits que alegaban fraude electoral, atacaron el Congreso de Estados Unidos el 6 de enero de 2021.

Musk, presidente ejecutivo de SpaceX y de Tesla, es actualmente la persona más rica del mundo, según la revista Forbes, con una fortuna estimada en 230.000 millones de dólares y la compra de la red social ha motivado el interés de millones en el mundo para determinar las intenciones del multimillonario, aunque, según él mismo, se trata de buscar la transparencia.

*Con información de AFP