tecnología

Elon Musk decide suspender la compra de Twitter por 44.000 millones de dólares

Por dicha decisión, las acciones se desplomaron este viernes en Wall Street.


Elon Musk anunció que suspendió, por ahora, la compra de la red social Twitter, lo que provocó un desplome de las acciones en Wall Street.

De acuerdo con el multimillonario, esto obedece a la espera de detalles sobre la proporción de cuentas falsas en la red social.

“Acuerdo de Twitter suspendido temporalmente a la espera de detalles que respalden el cálculo de que las cuentas falsas/spam representan menos del 5% de los usuarios”, ha indicado Musk, recogiendo un artículo de Reuters sobre la estimación de la compañía de la proporción de cuentas falsas entre los usuarios activos de Twitter.

Y es que, hace poco, Twitter reconoció en una documentación registrada ante la Comisión del Mercado de Valores (SEC) de Estados Unidos que “existen desafíos inherentes al medir el uso y la participación” de la gran cantidad de cuentas totales de la red social en todo el mundo, añadiendo que las métricas pueden verse afectadas por los esfuerzos para reducir la actividad maliciosa en el servicio, incluido el spam, la automatización maliciosa y las cuentas falsas.

En este sentido, la compañía explicaba que, tras una revisión interna de una muestra de cuentas, estimaba que el promedio de cuentas falsas o spam durante el primer trimestre de 2022 “representó menos del 5%” de los usuarios mensuales activos en el trimestre.

No obstante, Twitter admitía que dicha estimación de cuentas falsas o spam “puede no representar con precisión la cantidad real de dichas cuentas”, admitiendo que la cantidad real de cuentas falsas o spam activas en la red social “podría ser más alta de lo estimado”.

En la presentación de sus resultados del primer trimestre, Twitter reconoció un error por el que desde el primer trimestre de 2019 y hasta el cuarto trimestre de 2021 había sobreestimado el cálculo de sus usuarios diarios activos monetizables en casi dos millones de cuentas.

En este sentido, Twitter explicó entonces que con el lanzamiento en marzo de 2019 de una función que permitía vincular varias cuentas separadas “se cometió un error en ese momento”, de modo que las acciones realizadas a través de la cuenta principal dieron como resultado que todas las cuentas vinculadas se contaran como usuarios activos.

“Esto resultó en una sobreestimación de mDAU desde el primer trimestre de 2019 hasta el cuarto trimestre de 2021″, informó la empresa, que recortó así su cifra de usuarios diarios activos monetizables al término de 2021 hasta los 214,7 millones, frente a los 216,6 millones inicialmente estimados.

En concreto, la compañía había calculado un exceso de 1,5 millones de mDAU a nivel internacional, con 178,8 millones en vez de los reales 177,3 millones, mientras que en Estados Unidos había estimado un total de 37,8 millones de mDAU, frente a los 37,5 millones del dato actualizado tras subsanar el error.

Se trata de la segunda ocasión en la que Twitter admite un error de cálculo similar en una de las variables que más atentamente sigue el mercado, ya que en 2017 descubrió que había sobreestimado sus usuarios activos durante tres años.

Vale la pena recordar que Musk compró Twitter por 44.000 millones de dólares con un 9,5 % de las acciones para convertirse en el socio mayoritario, pero uno de las condiciones que tenía para su compra era la erradicación de cuentas falsas y la transparencia de los usuarios.

Entre tanto, este jueves, el director ejecutivo de Twitter, Parag Agrawal, anunció a los trabajadores de la compañía en un correo electrónico que los encargados de las divisiones de consumo e ingresos dejarán la empresa, lo cual se cataloga como una onda expansiva tras la adquisición por parte del multimillonario Elon Musk.

De igual manera, Agrawal dijo, de acuerdo con Reuters, que la empresa suspenderá la mayor parte de las contrataciones que estaban previstas y revisará las ofertas de trabajo disponibles actualmente para saber si retirarán alguna.

No obstante, la empresa no tiene entre sus objetivos a corto plazo realizar despidos, de acuerdo con The New York Times.

Al respecto, Kayvon Beykpour, quien era el encargado de la división de consumidores de Twitter, contó que su salida no fue voluntaria. “Parag me pidió que me fuera después de hacerme saber que quiere dar una dirección diferente al equipo”, dijo en su cuenta de Twitter.

Así mismo, saldrá Bruce Falck, quien estaba al frente del departamento de ingresos, y a través de un trino agradeció a su equipo de colaboradores: “Hemos podido lograr los resultados que alcanzamos gracias a vuestro duro trabajo; los ingresos trimestrales no mienten”.

*Con información de Europa Press