bogotá

María Fernanda Cabal arremete contra Claudia López por cuenta de los indígenas del Parque Nacional

La senadora publicó unas fotos que muestran el estado en el que quedó el emblemático lugar capitalino.


Luego de que los indígenas de la comunidad emberá desalojaran por completo el Parque Nacional de Bogotá, la congresista María Fernanda Cabal publicó fotos del sitio que muestran el daño que se le causó al lugar. Señaló a la Alcaldía de Bogotá de no cuidarlo y como la principal responsable del deterioro.

“La Bogotá cuidadora de Claudia López permitió que los indígenas en el Parque Nacional lo entregaran así. Lamentable. Según la Agencia Nacional de Tierras, las comunidades indígenas tienen 33.442.597 hectáreas. Seguramente no les alcanza”, escribió Cabal en su perfil oficial de Twitter.

La alcaldesa no dudó en responderle a Cabal sobre la dura aseveración que hizo en redes sociales.

“Senadora, si a los indígenas y campesinos les garantizaran seguridad territorial, los caminos, escuelas y desarrollo agrícola que les llevan años incumpliendo no llegarían víctimas del plomo cruzado y desplazamiento forzado a Bogotá. Veremos si la Unidad para las Víctimas les cumple esta vez”, contestó la mandataria capitalina.

Desde el fin de semana pasado, en un operativo logístico coordinado por las diferentes entidades del Gobierno distrital y nacional, con el acompañamiento del Ministerio Público, se venía adelantando el traslado de 475 personas pertenecientes a diferentes comunidades indígenas que, desde septiembre de 2021, se encontraban asentadas en el Parque Nacional del Bogotá.

“El Distrito ha puesto todo el interés para que este traslado se dé en condiciones seguras, se brinden las condiciones necesarias y se otorgue la asistencia alimentaria debida a las comunidades indígenas mientras son trasladados a sus territorios por parte de la Unidad Nacional para las Víctimas”, aseguró Daniel Camacho, subsecretario de Gobernabilidad de Bogotá.

El traslado de la comunidad indígena se dio después de dos días de negociación que se llevaron a cabo el jueves 5 y viernes 6 de mayo entre el Gobierno Distrital, el Ministerio del Interior y la Unidad para las Víctimas, con la mediación de la Comisión de la Verdad y el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General de la Nación, el Ministerio del Interior y la Personería de Bogotá, con los líderes de la comunidad indígena Bacatá, que estaban asentadas en el Parque Nacional desde el 29 de septiembre de 2021.

Jairo Montañez, coordinador de las Autoridades Indígenas, dijo que “tenemos fe en que los acuerdos firmados con el Gobierno nacional y Distrital se cumplan. No solo beneficia a los 15 pueblos indígenas, sino a toda una ciudadanía”.

El acuerdo logrado en la mesa de diálogo incluye un plan de choque para la reivindicación de sus derechos a través de acciones afirmativas, su participación integral en la política pública Indígena, que el Distrito iniciará en los próximos días, y la apertura de más espacios para su participación.

Adicionalmente, se acordó que el Ministerio del Interior y la Unidad para la Atención y Reparación Integral de Víctimas ―Auriv― se encargarán de garantizar el regreso a sus territorios de origen de manera segura y digna y, allí, se les dará apoyo económico para financiar sus proyectos productivos y alternativas de vivienda acordes con sus prácticas socioculturales.