ciclismo

Tras accidente de Egan, Chris Froome hizo una petición que abrió fuerte debate

El deportista británico manifestó en su canal de YouTube el riesgo que se tiene al correr en este tipo de bicicletas.


Con respecto al accidente que sufrió el colombiano Egan Bernal el pasado 24 de enero cuando se entrenaba con sus compañeros del Ineos en carreteras de Cundinamarca —a la altura del municipio de Gachancipá—, el también ciclista Chris Froome expresó el peligro que corren los deportistas de esta disciplina al competir o prepararse en esta clase de bicicletas.

Es necesario mencionar que el británico, medallista olímpico en dos ocasiones, también sufrió un accidente similar al de Egan cuando entrenaba y hacía el reconocimiento de la contrarreloj de Duaphiné. Esta fatídica eventualidad le provocó a Froome fracturas en el fémur, la cadera, el codo y las costillas y varias lesiones internas. De igual manera, este suceso apartó al ciclista varios meses de la competencia en general.

El cuatro veces campeón del Tour de Francia se solidarizó con el colombiano y compartió un importante análisis sobre este caso en su cuenta de YouTube; incluso, plantea que se prohíban las bicicletas de contrarreloj.

“La mayoría de mis grandes victorias han sido contrarreloj. Me encanta la contrarreloj, es un arte, una habilidad, tiene muchos matices; pero es algo sobre lo que realmente necesitas saber mucho para hacerlo bien como ciclista profesional”, afirmó.

A pesar de que esta modalidad del ciclismo es uno de los fuertes de Froome, el británico prioriza la seguridad tanto de sí mismo como la de los demás corredores al momento de entrenar o competir en estas bicicletas.

“Esa es una de las cosas mágicas de las carreras de Grand Tour, y el equilibrio entre escaladores versus ciclistas que van bien contra el crono. Me doy cuenta de que la mayoría de mis elogios provienen de eventos con contrarrelojes, pero ¿en qué momento empezamos a pensar lógicamente en nuestro deporte e introducimos medidas para hacerlo más seguro?”, expresó.

La probabilidad de accidentes en este tipo de prácticas es alto y por eso el corredor del equipo Israel, Start Up Nation, da sus opiniones sobre el caso.

“Cuando estás sobre los apoyabrazos, no tienes frenos allí, así que tienes que sentarte, y no es realmente tan seguro. Una cosa es cuando corres en carreteras cerradas e incluso entonces puedes tener accidentes terribles, pero es otra cosa completamente diferente cuando estás en carreteras abiertas, con tráfico y gente cruzando las carreteras”, aseguró.

Cabe recalcar que las bicicletas de contrarreloj son diferentes a las de ruta, dado que son las que más avances tecnológicos incorporan, como manillares, ruedas o chasis específicos, con la finalidad de que el ciclista pueda adoptar una postura aerodinámica para reducir la resistencia del aire, lo cual genera más rapidez.

Chris Froome es consciente de las consecuencias que podría desembocar seguir realizando esta práctica. Por ello, el corredor británico también dijo que “probablemente me dejaría en desventaja si se implementara, pero definitivamente me hizo pensar en el panorama actual y la seguridad de los atletas en general”.

En definitiva, sobre el accidente que Froome sufrió en el 2019 y el que hace tan solo tres semanas padeció Egan Bernal, donde ambos tuvieron en riesgo su vida, el británico concluyó que “las bicicletas de contrarreloj son muy peligrosas, tanto dentro como fuera de competición. Mi grave caída y la de Bernal ocurrieron con bicicletas de contrarreloj y deberían de prohibirlas”.

De esta manera, se abre un extenso debate sobre la presente cuestión y, por el renombre que tiene el británico en este deporte, los mismos ciclistas profesionales y aficionados esperan un pronunciamiento por parte de las altas entidades de esta disciplina a dos ruedas.