gastronomía

El Cielo, primer restaurante colombiano en recibir una estrella Michelin

El establecimiento le hace honor a la gastronomía colombiana en una esquina de Washington.


El restaurante colombiano El Cielo hace historia al ser el primer restaurante de gastronomía colombiana en recibir una estrella Michelin.

El lugar está ubicado en el centro de Washington y le pertenece al chef colombiano Juan Manuel Barrientos, quien decidió apostarle al mercado estadounidense con su propuesta.

La noticia la dio a conocer el chef a través de su cuenta de Instagram en la que afirmó que recibió con sorpresa esta estrella Michelin y afirmó que es un gran logro para la cocina colombiana.

“Mi equipo y yo estamos muy honrados y recibimos con mucha humildad este reconocimiento de convertirnos en el primer restaurante colombiano en aparecer en la Guía Michelin”, aseguró.

Además, añadió que se siente orgulloso de poder elevar la gastronomía colombiana a un máximo nivel y que pueda ser reconocida en todo el mundo.

“Me enorgullece que la gastronomía de mi país sea reconocida como una cocina mundial y espero que esto sea solo el comienzo para mostrar el gran impacto que nuestra gastronomía y productos pueden tener al trascender fronteras”, afirmó.

El restaurante se encuentra ubicado en la esquina de la calle cuarta con Neal Place, en Washington. Fue construido en un edificio donde funcionó antes una plaza de mercado, una carnicería y hasta un circo.

En 2019, Barrientos decidió lanzarse al mercado estadounidense con la comida colombiana y se instaló en Washington. Allí, se contactó con una constructora llamada Edens, que se encontraba adelantando un proyecto de remodelación en el centro de la capital de Estados Unidos, según informó El Tiempo.

El área donde funciona el restaurante se conoce como NoMa y desde hace cerca de 20 años se ha convertido en una zona emergente donde se construyen edificios de apartamentos de alta gama, locales comerciales y restaurantes.

La apuesta de Edens era consolidar un espacio llamado La Cosecha, un área para ofrecer comida mexicana, peruana, venezolana y colombiana.

Gracias a este contacto, el chef colombiano se mudó a Estados Unidos con siete de sus colaboradores más cercanos y su familia y se instaló en un apartamento en construcción en el mismo edificio donde estaría el restaurante.

Allí, Barrientos se propuso replicar el éxito del restaurante que fundó en Medellín con el mismo nombre hace 13 años y que ya cuenta con locales en Bogotá Y Miami.

El Cielo, del chef colombiano, era una de las apuestas más arriesgadas para el conglomerado empresarial pues ofrecía una experiencia gastronómica de alta gama y que apunta a los sentidos y a la neurociencia.

La construcción del restaurante se inició en septiembre de 2019 y estaba por abrir en marzo de 2020, sin embargo, debido a la pandemia, tuvo que aplazarse por varios meses.

Finalmente el restaurante abrió sus puertas en septiembre de 2020. Sin embargo, desde ese momento ha tenido varios problemas que no le han permitido marchar correctamente, especialmente debido a la pandemia.

Inicialmente, las restricciones no permitían una ocupación del 25 %, además, en noviembre todo el equipo se contagió de coronavirus y tuvo que cerrar por un mes.

En total, desde su apertura, el restaurante ha funcionado por cerca de seis meses por lo que, de acuerdo con El Tiempo, este reconocimiento es muy significativo teniendo en cuenta que es un restaurante nuevo que no ha recibido muchos comensales.

Al igual que sus restaurantes de Colombia, El Cielo en Washington ofrece dos menús: una experiencia gastronómica de 15 o 20 platos pequeños en un salón reservado y el segundo es la carta que se ofrece en el salón principal.

La base de la comida en El Cielo es la comida colombiana por lo que se ofrecen pandeyucas, empanadas y obleas, aunque también se fusiona con productos locales por ejemplo, los cangrejos de Maryland y otros frutos del mar, por su cercanía con la bahía de Chesapeake y el océano Atlántico.