streaming

Regresa ‘The Boys’: hablamos con Karl Urban sobre Butcher, el antihéroe más emocionante de la televisión actual

Por: Alejandro Pérez Echeverry

En dos temporadas de la electrizante serie de Eric Kripke, Karl Urban encontró el rol de su carrera en el ‘atormentado atormentador’ Billy Butcher, a quien elevó a ícono cultural. SEMANA charló con el neozelandés sobre la esperada tercera temporada, que acaba de estrenar sus primeros tres episodios.


Interpretó al valiente Eomer en El señor de los anillos de Peter Jackson y a ‘Bones’ McCoy, el doctor del Enterprise en las entregas más recientes de Star Trek. Es decir, Karl Urban ha sumado personajes ‘buenos’ en sagas que cuentan espectadores por millones. Pero solo hasta 2019, en el mundo del streaming, con un personaje crudo y de sentido del humor irresistible, el neozelandés encontró el rol por el cual será recordado: Billy Butcher, el protagonista de The Boys (Prime Video), una serie ágil, ácida y no apta para niños, quizá el estreno de mayor presente y el más esperado de esta temporada, seguido por Stranger Things 4, de Netflix, y Obi Wan Kenobi, de Disney+.

En la nueva temporada, a los varios personajes desequilibrados se suma Soldier Boy. Pero en medio de la puja, siguen el temible Homelander (lobo con piel de héroe) y Butcher, quien cruza líneas prohibidas para darle pelea. Este es el rol de la vida de Karl Urban.
Karl Urban era un rostro conocido antes de 'The Boys', ahora es un ícono de la cultura popular. - Foto: afp

La creación de Eric Kripke, basada en la novela gráfica de Darick Robertson y Garth Ennis, presenta un mundo de superhéroes muy diferente al de Marvel. Para empezar, en sus temáticas es rancio al poner al frente de la trama los impulsos más oscuros de estos personajes. Los reduce a gente con extremo poder y con un manto de impunidad escalofriante por cuenta de ese poder. Además, en un spoiler manejable de esa impunidad, explica que son un producto de la Corporación Vought, es decir, estos superhéroes son humanos intervenidos por de la industria de la biotecnología, hijos e hijas de una operación millonaria de seguridad y control. No hay ninguna leyenda mítica detrás de estos siete superhéroes que Vought publicita como milagros de la naturaleza o de la circunstancia, así eso se le diga a la gente y esta se lo crea. Cada paso y cada decisión planificada de Vought están guiados por métricas muy específicas. Hay mucha fantasía en esta serie, pero solo en apariencia.

Estos superhéroes corporativos, humanos inyectados de poder, son también presa de envidias, egos inflados, temores y excesos, de racismo, sexismo, clasismo, locura, y por esto cumplen, sin embargo, también cometen errores y atrocidades. A la cabeza de estas, tanto de la adulación pública como de la atrocidad encubierta, está Homelander, el número uno, el supermán del cuento, pero qué megalómano de alma muerta que es. Y, por eso, The Boys nace de la reacción de la gente a las consecuencias de esos “actos heroicos” que matan inocentes. Una de esas víctimas, aunque para nada inocente, es Billy Butcher; es él quien configura esta resistencia contra los superhéroes de barro y su corporación creadora. Así no tenga probabilidad de éxito, es su única alternativa de vengar a los que perdieron.

En la nueva temporada, a los varios personajes desequilibrados se suma Soldier Boy (Jensen Ackles). Pero en medio de la puja, siguen el temible Homelander (lobo con piel de héroe intrerpretado magistralmente por Antony Starr) y Butcher, quien cruza líneas prohibidas para darle pelea.
En la nueva temporada, a los varios personajes desequilibrados se suma Soldier Boy (Jensen Ackles). Pero en medio de la puja, siguen el temible Homelander (lobo con piel de héroe intrerpretado magistralmente por Antony Starr) y Butcher, quien cruza líneas prohibidas para darle pelea. - Foto:

Butcher define la carrera de Karl Urban porque es un fuera de serie cautivante, un antihéroe autodestructivo que por la buena causa de la venganza lucha colateralmente por la humanidad. Y algo peligroso proyecta Butcher desde su chaqueta, botas de cuero y su rostro rugoso. En una serie que pone demasiado presente la cruel naturaleza humana y la interesada naturaleza del sistema, nadie lanza palabras con su ironía macabra y una expresividad intensa que protege y amenaza en segundos consecutivos. Es el héroe que entiende el juego solo porque él y el juego están desequilibrados. Es el personaje más carismático y satisfactorio de la televisión actual.

"Es el héroe que entiende el juego solo porque él y el juego están desequilibrados. Es el personaje más carismático y satisfactorio de la televisión actual..."

En las dos primeras temporadas, Butcher ha liderado, como ha creído necesario, a un grupo de hombres y una mujer en dicha lucha contra una corporación. Esto se explota mucho más a fondo en la esperada tercera temporada, que estrenó tres capítulos el viernes 3 de junio (y luego lanza uno por semana hasta completar sus ocho entregas). En esta, su personaje prueba ese compuesto biotecnológico para luchar fuego contra fuego, pues la megalomanía se sale por completo de control.

Hay partes grotescas en The Boys, y son muchas, pero no definen la serie. Sí la define el paralelo entre ese mundo descaradamente utilitarista y su veneración por los héroes que le imponen (imperfectos, crueles, calculadores e inseguros) y este que se vive. Sobre estos matices y su memorable rol hablamos con el actor neozelandés Karl Urban. Esto nos dijo.

SEMANA: Eric Kripke ha mencionado que el show habla del poder y que el poder no corrompe, solo refleja la realidad de lo que se es. ¿Cómo impacta eso a su personaje?

Karl Urban: Lo más interesante de la manera en la que Kripke ha escrito a Butcher esta temporada es que lo hizo demasiado consciente y temeroso de lo que es, y por eso refuerza que se rodea de gente con corazón para que esta lo mantenga en el camino correcto. Luego de la muerte de su esposa, Rebecca, en esta temporada lo encontramos en un lugar oscuro y muy frustrado. Y esto lo lleva a equilibrar la cancha e inyectarse Compuesto V, que le da poderes y lo convierte en lo que ha tratado de destruir por años. Y sabe bien que esta sustancia reflota los peores aspectos de lo que es, entonces esa decisión tiene ramificaciones significativas para él, para todo su círculo cercano y para la historia en general.

Kimiko, Butcher, Frenchie y Mother's Milk... la pandilla 'antisupes' cruza líneas que antes se creían imposibles.
Kimiko, Butcher, Frenchie y Mother's Milk... la pandilla 'antisupes' cruza líneas que antes se creían imposibles. - Foto:

SEMANA: ¿Esa decisión viene de qué lugar?

K.U.: Él entiende que es cuestión de tiempo antes de que Homelander encuentre a Ryan (el hijo de Rebecca, al que juró proteger). Butcher está frustrado con una situación que siente estancada. Al principio de esta temporada parece que todo el mundo está en armonía, pero no lo están ni Butcher ni Homelander. Es el camino que toma y tiene efectos catastróficos.

SEMANA: ¿Ha leído los cómics, acude a ellos?

K.U.: Kripke nos dijo desde el inicio que su versión de The Boys era bien diferente de la fuente literaria. Y podía ser un buen punto de arranque, pero no era necesario. Y eso se hizo evidente cuando entré al mundo de este guion que escribió. Hay algunas diferencias fundamentales. Por ejemplo, en la novela gráfica The Boys, todos usan Compuesto V, y en nuestro show hubo dos temporadas en las que nadie lo usó. En mi caso, yo profundicé en ciertos temas importantes para el personaje y su ADN, pero su inspiración salió del guion.

SEMANA: Butcher es uno de los personajes más icónicos de la televisión actual, cuéntenos del gozo y del dolor de interpretarlo...

K.U.: Primero, lo obvio: es muy entretenido interpretar a Butcher. Me divierte mucho, y creo que mientras más se divierte Butcher, más se divierte la audiencia. Es genial encarnar a un personaje con tantas zonas grises, en lo que concierne a su moralidad, uno que tiene el poder y una especie de manera maquiavélica de influenciar y manipular a quienes lo rodean. Es muy divertido.

Sobre los retos, estos tocan los aspectos más oscuros y, sin duda, hay muchos puntos en la temporada, que tocan al joven Ryan (hijo de su esposa y del héroe matón que es Homelander), en los que se duele. Y la temporada pasada, la muerte de Rebecca lo azotó. Butcher es un personaje atormentado, que sigue un rumbo altamente autodestructivo. Su patología es una obsesión, es una de venganza, y, en el mundo de Kripke, los personajes son recompensados por sus buenas elecciones y castigados fuerte por las malas. Y todo esto da un buen “corral de micos” con el cual lugar.

SEMANA: Es un niño, Ryan, quien saca el lado más protector de Butcher, sin duda…

K.U.: La tragedia es que se encuentra en la situación de poder ser una figura paterna, pero, a la vez, de ser la peor persona para asumir ese tipo de rol. Y en el desarrollo de la temporada podrán entender por qué. Es un peso la responsabilidad de cuidar a Ryan, que es totalmente contradictoria con la meta de Butcher. Un objetivo tendrá que ceder ante el otro. Pero, según lo veo, hace lo que hace y dice lo que dice a Ryan, en el fondo, para protegerlo. Butcher conoce bien sus falencias y no cree que sea saludable para el niño tener a esta persona rota de referente. Y, además, teme cometer los mismos errores de su padre.

Soldier Boy (Jensen Ackles) el nuevo en la historia, el más viejo en la trama...
Soldier Boy (Jensen Ackles) el nuevo en la historia, el más viejo en la trama... - Foto:

Palabra de Soldier Boy

Jensen Ackles da vida a un ‘supe’ que no conocíamos hasta ahora, pero que desde su trama desenvuelve un pasado interesante y repercusiones inesperadas en el presente. Trabajó con Eric Kripke en Supernatural y ahora aborda el personaje más intrigante en la tercera temporada de The Boys.

SEMANA: El programa desde el espectador es interesante pues se presenta como una clara ficción, pero resuena muchísimo con los temas actuales. ¿Qué podemos esperar de ese diálogo con el mundo de hoy en esta tercera temporada?

Jensen Ackles: Kripke hizo un trabajo fantástico de utilizar estos personajes y estas historias, este universo, para tocar temas del mundo real, temas sociales, temas políticos y mucho más. Y no sé si tiene una especie de bola de cristal, que le permite escribir de manera tan presente y pertinente. Filmamos este show hace un año, y siento que dijimos cosas y reflejamos cosas que hoy resuenan. Esperen mucho de ese diálogo esta temporada, Kripke no se esconde de eso, creo que disfruta de hacer referencias a eventos del tiempo moderno y una vez más entrega. Me sorprende, no sé cómo lo hace, pero lo hace.

SEMANA: Algo de la novela gráfica que se presentará será el transgresor evento de la novela ‘Herogasm’, ¿cómo fue filmarlo?, ¿hubo algún coordinador de intimidad para estas escenas?

J.A.: No lo hubo, y solo te diré: vi cosas que ya no puedo borrar.

"Kripke hizo un trabajo fantástico de utilizar estos personajes y estas historias, este universo, para tocar temas del mundo real, temas sociales, temas políticos y mucho más. Y no sé si tiene una especie de bola de cristal, que le permite escribir de manera tan presente y pertinente"

SEMANA: ¿Cómo fue ese primer día en el set, cómo se sintió hacer parte de esto?

J.A.: Fue un día memorable, definitivamente. Yo fui seguidor del show desde el primer día, y conozco a Kripke de hace unos años y me emocionó que él estuviera al frente. Lo devoré cuando lo estrenaron y le escribí sobre lo bueno que me parecía. Y bueno, dos años después entré caminando a ese set con un nuevo personaje. Seguro, sentí nervios, eso resulta a veces de entrar como invitado a esa casa que otros habían armado, pero todo eso se desvaneció rápido. Ese primer día me tocó quitarme la ropa frente a todo el equipo y el reparto. “Cuando estás nervioso solo tienes que imaginarte al resto desnudo”, le dicen a uno, pero yo ya venía nervioso y fue a mí al que le tocó empelotarme.

default
- Foto:

SEMANA: Vuelve a hacer equipo con Eric Kripke después de ‘Supernatural’...

J.A.: Fue bueno trabajar de nuevo con Eric. Además de ser un gran tipo y un amigo cercano, es un tipo increíblemente talentoso y le salté a la oportunidad de interpretar otro de los mundos que él crea.

SEMANA: ¿Cómo presenta a Soldier Boy a su audiencia?

Soldier Boy es muy diferente. Es un tipo de otra época, de una era que pasó, y me gustaba pensar en el set que era el “tipo nuevo” interpretando al “tipo que más tiempo ha hecho este trabajo”. Hubo retos, pero en realidad este grupo y este reparto están muy sintonizados, y es una razón poderosa por la cual este programa funciona tan bien: los personajes y la gente que les da vida entregan todo en cada toma. Fue genial poder participar, poder traer este personaje que no se pierde en medio de tantos otros importantes, que se separa del resto, que es único. Y eso hacen Kripke y sus escritores, crean personajes muy coloridos, y quiero que lo conozcan.

"Fue genial poder traer este personaje que no se pierde en medio de tantos otros importantes, que se separa del resto, que es único. Y eso hacen Kripke y sus escritores, crean personajes muy coloridos, y quiero que lo conozcan."

SEMANA: ¿Ha leído los cómics, acude a ellos?

J.A.: A mí me pidieron no leerla con mucha intención. Me mantuve lejos de ese material fuente y dejé que mandara la página del guion. Eso quería Kripke, eso hice.