Tendencias
Jeffrey Dahmer, asesino serial - Captura de pantalla tráiler Netflix
Jeffrey Dahmer, asesino serial - Captura de pantalla tráiler Netflix - Foto: Captura de pantalla tráiler Netflix

streaming

Jeffrey Dahmer: la escalofriante historia del asesino caníbal que llegó a Netflix

La nueva producción de la plataforma de streaming dejó sin palabras a los usuarios con los hechos alrededor de este temido hombre.

Los fieles usuarios de Netflix quedaron pasmados con la nueva serie que fue estrenada en los últimos días. Se trata de la producción basada en la historia de Jeffrey Dahmer, un asesino serial que cometió toda clase de delitos y actos terroríficos en Estados Unidos.

A pesar de que el caso fue retratado en otros proyectos como My friend Dahmer, protagonizada por Ross Lynch, y Dahmer, el carnicero de Milwaukee, donde brilló la actuación de Jeremy Renner, la atención de los curiosos se posó sobre la serie que presentó la plataforma de streaming, Monster: The Jeffrey Dahmer Story, la cual cuenta con el trabajo de Evan Peters.

Aunque mucho se comentó sobre el maquiavélico hombre que irrumpió la paz en Wisconsin por 13 años, la verdadera historia gira entorno a 17 víctimas que cayeron en las garras de este personaje, quien fue catalogado como caníbal y “carnicero” por el estilo que tenía para acabar con aquellos jóvenes.

La trama de la serie de Netflix se enfocó en plasmar los esfuerzos y la lucha que hicieron las autoridades para frenar la ola de muertes, llegando a perder varios intentos.

Todo este crimen sucedió entre 1978 y 1991, marcando un antes y un después en los allegados de las víctimas. Dahmer logró escabullirse entre las investigaciones, cometiendo asesinatos brutales y despiadados a hombres jóvenes que se topaba en bares o zonas públicas.

Lo que despertó temor en las personas fue que este hombre, especialista médico del Ejército, experimentó en los cuerpos de cada una de sus víctimas para lograr conseguir una supuesta pareja perfecta, la cual no lo abandonara nunca. Jeffrey llegó a disolver los cuerpos de los jóvenes en ácido, además de descuartizarlos y comérselos.

En la serie de la plataforma digital se reveló que la Policía estuvo cerca de atrapar al asesino serial en casi diez oportunidades, pero al final todo arrojaba a una libertad indefinida.

La cruda realidad de la historia se posa sobre el racismo sistémico y las fallas que existió en la organización de las autoridades al momento de capturar a este hombre.

Jeffrey Dahmer desapareció gran parte de los cuerpos de los jóvenes y adolescentes que mató, conservando algunas piezas como colección en los refrigeradores de su casa. Algunos cuerpos dejaron a la vista que varios de los hombres fueron torturados antes de morir, perdiendo partes y siendo lastimados con objetos como taladros.

Tras años de investigaciones y rastreo de pistas que ayudaran a judicializar a este sujeto, las autoridades lograron capturarlo en 1992 y los condenaron a 16 cadenas perpetuas consecutivas. Esta sentencia se dio por la confesión que hizo Dahmer, quien no dudó en declararse “culpable, pero demente”.

El asesino fue puesto bajo distintos análisis y estudios para determinar si se encontraba con las capacidades mentales suficientes o si realmente tenía algún trastorno psicótico. Jeffrey fue declarado legalmente cuerdo durante su juicio y llevado a un centro penitenciario.

Sin embargo, el hombre, de 34 años, falleció en noviembre de 1994 luego de que un compañero de prisión lo golpeara en diversas ocasiones hasta causarle la muerte. El hecho fue protagonista de diversos medios en el país, despertando reacciones en quienes siguieron el caso desde el primer momento,

Monster: The Jeffrey Dahmer Story contó con la actuación de Richard Jenkins, Molly Ringwald, Penelope Ann Miller, Michael Learned, Niecy Nash, Shaun Brown, Karen Malina White, Scott Michael Morgan, Blake Cooper Griffin, Matt Cordova y Vince Hill-Bedford, entre otros.

La serie tuvo a Janet Mock, Ian Brennan y Ryan Murphy en la producción, vigilando cada uno de los detalles que logró que la propuesta fuera un éxito entre los curiosos.