tenis

Con victoria en primera ronda de Wimbledon, Novak Djokovic impone nuevo récord

Djokovic es el rival a batir en un torneo que ha conquistado en seis ocasiones.


Tal y como manda la tradición en Wimbledon, el campeón de la edición precedente, Novak Djokovic, jugó el primer partido de la pista central este lunes 27 de junio contra el surcoreano Soonwoo Kwon, quien le exigió al serbio en gran parte de partido.

El exnúmero 1 del mundo jugó contra el coreano, 82° en el ránking de la ATP, quien por la manera como enfrentó al serbio demostró que tiene tenis para estar más arriba en la tabla.

El serbio necesitó dos horas y 27 minutos para imponerse a Kwon, de 24 años, por 6-3, 3-6, 6-3 y 6-4 en la pista central del All England Club, cubierta debido a la lluvia.

El número 3 del mundo reconoció tras el encuentro que estar ausente este año de los torneos preparatorios hace “que te sientas menos cómodo de lo que te gustaría al principio” del Grand Slam inglés.

“No fue fácil” ganarle a Kwon, admitió. “Tuve que encontrar el modo de tomar el control de los puntos”, ante un joven jugador que en varias ocasiones lo puso en dificultades.

El surcoreano le quebró el saque nada más comenzar el partido y, aunque al vigente campeón, que reaccionó con agresividad, le costó adaptarse a las bolas cortadas de Kwon, animado por el público, cambiaba el ritmo, le hacía subir a la red y lo empujaba al error.

Con este triunfo en Wimbledon, Novak Djokovic llega a su victoria consecutiva número 22 en este abierto, lo que lo convierte en el triple campeón defensor de este torneo de Grand Slam. Esta es una cifra bastante importante y de admirar que pasa a un segundo plano, ya que el serbio impuso un nuevo récord.

Este 27 de junio, Djokovic se convirtió en el primer jugador de la era abierta en obtener 80 triunfos o más en cada uno de los cuatro grandes:

  • Australian Open: 82
  • Roland Garros: 85
  • Wimbledon: 80
  • US Open: 81

Expulsado de Australia, derrotado en cuartos en Roland Garros, presumiblemente no podrá participar en el US Open al no estar vacunado contra el covid-19, y en caída en la clasificación ATP, a Novak Djokovic solo le resta Wimbledon para salvar una temporada de pesadilla.

Tras la victoria del serbio, el público británico podrá ver a dos de sus ídolos, la joven Emma Raducanu y el veterano Andy Murray.

Preparación

Djokovic llegó a Wimbledon sin haber jugado un solo torneo sobre hierba, pero no parece preocupado por ello.

“Hay jugadores a los que les gusta jugar todos los partidos oficiales posibles porque ven en ello un medio para entrenarse. Hay otros que no necesitan jugar tanto y prefieren encontrar el equilibrio entre la competición y el descanso. Yo formo parte de esa segunda categoría”, explicó, subrayando el hecho de haber ganado ya Wimbledon sin jugar ningún torneo de entrenamiento previo.

Ya gané Wimbledon sin jugar ningún torneo preparatorio. A lo largo de los años, he aprendido a adaptarme rápidamente a la superficie, así que no tengo ninguna razón para pensar que no lo lograré una nueva vez”, afirmó el exnúmero 1 del ránking ATP.

Mentalmente, asegura que la perspectiva de no jugar el US Open al final del verano en Estados Unidos le concede una motivación extra para Wimbledon.

“Actualmente no estoy autorizado a entrar en Estados Unidos, habida cuenta de las circunstancias. Lo sé. Es un incremento de motivación para jugar bien aquí” en Wimbledon, lanzó días antes del inicio de la competición.

En su camino podrían presentarse Thanasi Kokkinakis (82º), Reilly Opelka (24º) o Nikoloz Basilashvili (27º), Carlos Alcaraz (7º) o Andy Murray (51º), Hubert Hurkacz (10º) y, por último, Rafael Nadal (4º) o Matteo Berrettini (11º).

Ganador de las tres últimas ediciones, Djokovic es el rival a batir en un torneo que ha conquistado en seis ocasiones y que quiere volver a ganar para colocarse con 21, a solo un Grand Slam de Nadal.

Pero como quedó patente en cuartos de final de Roland Garros, Nole está lejos de su mejor momento a nivel psicológico, luego de los meses complicados por los que ha tenido que pasar.