deportes

Dimayor arma polémica: salvó a Jarlan Barrera por sus gestos, pero sí castigó a Junior

El volante de Atlético Nacional salió bien librado en la resolución del comité disciplinario.


El partido de vuelta de cuartos de final en la Copa BetPlay está camino a disputarse en medio del escandalo por las declaraciones de Jarlan Barrera y sus gestos a la afición en el duelo de ida disputado el pasado 28 de julio en el Estadio Metropolitano. El comité disciplinario de Dimayor le sumó un condimento más este jueves al publicar su resolución en la que libra al jugador de una sanción, pero amonesta a Junior por la respuesta de sus hinchas.

Todo empezó con la versión del comisario de campo que, en su criterio, denunció una conducta provocadora de Jarlan contra la hinchada local. “Al minuto 75 del partido fue sustituido el jugador Jarlan Barrera del club Atlético Nacional, quien fue abucheado por todo el estadio y cuando se dirigía a su banco técnico, empezó a sacudir el escudo de su camiseta como gesto de provocación”, indica el informe.

Producto de esta versión, el comité disciplinario citó a descargos al futbolista que, a través de su club, expuso los argumentos por los que no sería causal de sanción, aún cuando la transmisión oficial captó el momento en el que se dirige al banquillo señalado el escudo del conjunto verdolaga. “Tal gesto que se ve en los videos no implica necesariamente que haya sido un gesto provocativo hacia la tribuna, bajo el entendido que son gestos de celebración que en sí mismos no tienen por qué considerarse como una provocación”, argumentó Nacional.

Los antioqueños se paran sobre la base de que Junior no presentó un recurso en contra de Jarlan y toda la investigación se desencadenó del informe del oficial, teniendo en cuenta que en el reporte del árbitro tampoco hay reseña alguna a lo sucedido al momento de la sustitución. “Conforme a lo anterior, se solicitó que no se adoptara ninguna sanción de naturaleza disciplinaria y en caso de hacerlo, se impusiera la mínima prevista”, termina la defensa del equipo paisa.

Después de revisar el material probatorio y la versión de Jarlan, “este Comité estima que para el caso presente no se cumplen los presupuestos jurídicos ni fácticos a fin de imponer una sanción al jugador investigado, en tanto es claro que la conducta en sí misma de señalar el escudo del club no constituye prima facie (primera vista) una conducta sancionable de manera disciplinaria”.

Bajo esta premisa, la Dimayor tomó la decisión de cerrar y archivar el caso sin castigo alguno para el futbolista, de modo que podrá disputar el partido de vuelta de los cuartos de final el próximo jueves 18 de agosto en el Atanasio Girardot de Medellín.

En contraste con el fallo sobre la actuación de Jarlan, el comité disciplinario también revisó la respuesta desde la tribuna occidental del Metropolitano, a la que se le juzga por lanzar objetos contundentes como botellas y vasos en contra del jugador y oficiales del partido en el tramo final del encuentro que terminó 3-0 a favor del Junior.

Producto de esta investigación, la Dimayor resolvió amonestar al conjunto local, toda vez que, de acuerdo al reglamento, “los clubes son responsables por la conducta de los espectadores que se identifiquen como sus seguidores, de conformidad con el grado de culpabilidad que se logre establecer y el lanzamiento de objetos es una de las múltiples conductas que constituye una conducta impropia de espectadores”.

Afortunadamente, el actuar de los hinchas no significó un castigo económico o de la tribuna para Junior, pero un conjunto de amonestaciones similares en el futuro, sea cual sea la competencia, puede convertirse en una sanción de oficio por parte del comité al que apuntan todos los focos por salvar a Jarlan y llamar la atención a Junior en una situación que ‘pintaba’ a elegir un camino diferente.